El Bayern lo ganó alejándose de su presente

FIL BAYERN MANUTD 02

Por si a alguien le quedaba alguna duda, en el Allianz volvió a quedar demostrado: por mucho cartel de favorito que tengas, por mucha mejor situación en la que llegues, por mucho resultado favorable que traigas de la ida, ganar sin sufrir no existe a estas alturas de la Champions League. El Manchester United de David Moyes, séptimo en liga a casi 20 puntos de la cabeza, estaba clasificado en el minuto 147 de la eliminatoria frente al reciente campeón de Europa, el coco al que nadie quiere enfrentarse. La reacción del Bayern mostró entrañas de campeón, aunque se alejara bastante del guardiolismo para ganar.

Pep tenía muy claro cuál era el partido que tenía que jugar su equipo. No podía exponerse a un duelo de transiciones porque ahí entran muchos imponderables que él no puede controlar y Rooney, Valencia, Kagawa y Welbeck pueden salir ganando de esa guerra. El ADN del de Santpedor le marcó la ruta: Guardiola quería el control, quería que fueran sus jugadores los que decidieran lo que pasase, pero no podía exponerse a las pérdidas que tanto daño le hicieron en Old Trafford, donde Welbeck fue un auténtico quebradero de cabeza para sus centrales. “Sueño con un partido en el que nosotros tengamos el control y el Manchester United sólo tire una vez a puerta.” había declarado en la previa.

bayern - Football tactics and formations

Formación táctica inicial del Bayern

Primera parte: Guardiola innovó, pero el United resistió

¿Cómo jugar a no perderla si sólo tengo un centrocampista sano? Sin Schweinsteiger, Javi Martínez ni Thiago, Pep necesitaba una solución y ésta no iba a ser convencional: fue otra contribución de Guardiola a los libros del fútbol, algo prácticamente nunca visto hasta ahora. Con el balón, Kroos se situaba entre los centrales, que se abrían formando una línea de 3, Alaba y Lahm se colocaban como interiores un paso por delante y después Ribery, Götze, Müller y Robben daban amplitud y recepción entre líneas, mientras que Mandzukic era el 9 puro. La idea de Guardiola era solucionar su problema de la ida: evitar que acumularan demasiados hombres intrascendentes por detrás del balón y que los mediocentros del United vivieran cómodos sin nadie que recibiera a sus espaldas. Para ello estaban Götze y Müller, dos mediapuntas destinados a girar a Fletcher y Carrick. El resultado fue agridulce.

El plan de Moyes era un clásico de esta competición: resistir durante la primera parte y llegar a los minutos críticos con vida. Para ello, repitió el conservador planteamiento de la idea que tantos buenos resultados le dio. 4-4-2 con las dos líneas muy retrasadas y juntas, continuamente ayudándose para evitar espacios interiores. En ese sentido, la actuación de los red devils fue propia de un cuartofinalista de Champions: compitió acorde a la dimensión del club. Sin Fellaini, fue Fletcher el mediocentro que acompañaba a Carrick y esta vez Smalling fue el elegido para acompañar a Vidic en el reto de defender el área de De Gea.

Bayern Munich v Manchester United UEFA Champions League

El United se defendió bien durante la primera parte. Foto: Focus Images Ltd

El Bayern de Múnich lograba una salida de balón muy aseada y se situaba pronto en el área visitante, pero durante la primera parte no consiguió apenas meter el bisturí en el muro red devil. Ni Müller ni Götze tuvieron recepciones interiores y Robben y Ribery no consiguieron imponerse a su par (heroíco Phil Jones defendiendo al francés), así que los ingleses vivían relativamente cómodos en su área. Los de Guardiola, eso sí, no permitieron prácticamente una sola contra a los de David Moyes. El partido estaba igualado.

Segunda parte: Moyes dio el paso y el Bayern supo reaccionar

Tras el descanso, el Manchester United dio un paso adelante y fue a buscar al Bayern directamente a su foco de salida, algo que, como se ha demostrado en este último mes, le crea muchos problemas al campeón alemán. Moyes había estudiado a los bávaros y lo sabía, como también sabía que esa actitud desde un principio es tan exigente física y psicológicamente que es insostenible durante 90 minutos. Los 15 minutos que se vieron tras el descanso fueron el mejor ejemplo de esto: el Bayern no conseguía salir frente a Welbeck, Kagawa y Valencia encimándoles, tenía problemas para retener el balón y el partido se convirtió en el nido de transiciones que tanto temía Pep. El descomunal golazo de Evra fue una consecuencia de esto. Hasta ese momento, la propuesta de Moyes era ganadora.

Nunca se sabe si estas cosas son casualidad o no, pero el Bayern de Múnich empató en la jugada directamente posterior, tras un ataque posicional dirigido con mucha calma. No dio tiempo ni a que los jugadores y el público del Allianz digerieran lo dramático de la situación: Mandzukic cabeceó a gol un centro de Götze estableciendo las tablas en la eliminatoria. Otra vez, el croata, era decisivo en un contexto difícil.

El descontrol entonces fue propio de lo que estaba en juego. Mantener la calma en ese contexto es algo sólo al alcance de unos pocos elegidos y ahí fue donde se demostró que el Bayern todavía no es un equipo maduro como colectivo. No consiguió jugar para lo que se ha concebido: perdió el balón, permitió transiciones, no consiguió controlar el partido. Aunque nos recordó algo que quizá podíamos haber olvidado: individualmente son auténticas bestias competitivas. Sin estar arropados por el colectivo, entraron las individualidades y lo cierto es que se lucieron. Robben y Ribery fueron dos puñales por ambos perfiles, ganando línea de fondo una vez, Thomas Müller, puntual en las grandes citas, volvió a demostrar la grandeza que tiene su relación con el gol, Lahm, en el mediocentro, compitió otra vez de miedo…

Llegó el primer gol y a su vez, la temeraria reacción de Moyes, teniendo el cuenta el tiempo lo que quedaba aún de partido. Quitó a Fletcher para meter a Chicharito y de esta forma perdió a un auténtico sostén en el centro del campo a falta de más de 20. Robben tardaría poco en explotar esta ventaja: recibió en igualdad numérica y ahí no había nadie para parar sus diagonales. 3-1 y eliminatoria prácticamente cerrada, aunque ni siquiera entonces pudo el Bayern controlar el partido con cierta calma.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

5 comments

Yo la alineacion del Bayern la vi mas un 2-3-4-1

Pq Kroos aunque se incrustase entre los centrales para sacarla, era algo eventual, ya que siempre terminaba las jugadas cerca del area…

Lo de Guardiola no tiene limites, cada vez mas alucinado de la grandeza de este entrenador!

no vi el partido pero me imagino que esa formacion solo fue en ataque cuando tenian el balon no? dudo que defendieran solo con dante y boateng en transicion defensiva.alguien me resuelve la duda?

Prácticamente sí que lo hicieron, y por cierto, Boateng corre muchísimo más rápido de lo que parece. Le conté varias intercepciones corriendo como loco hacia su portería que fueron determinantes.
No me gustó el Bayern demasiado… el partido se resolvió al final con una jugada individual de Robben: arranca desde la linea del mediocampo, pegado a la derecha, corre con el balón pegado sin oposición, Mandzukic hace amagos de desmarque a ambos lados, arrastra y bloquea a un defensor, Robben regatea al otro mientras se mete hacia dentro, sigue moviéndose hacia la izquierda amagando y tocando suavemente el balón, y cuando parece que se queda sin ángulo… dispara potente y raso. El balón iba para De Gea, que estaba bien colocado, pero rebota en un defensa y sale ajustado justo al palo contrario al que iba dirigido en un principio. En definitiva: jugada estrella de Robben… sprint desde la derecha, recorte, toque, toque, toque hacia dentro, y disparo: esa que repite mil y una veces a lo largo de las temporadas, y que todavía le sigue funcionando

La formación planteada en la imagen fue eventual, y tiene lógica por cuanto ubica en el centro del campo 2 jugadores con juego de contención. Pero repito, eso fue eventual, no lo ví de forma constante en el juego.
Por otra parte, convengamos que el entrenador vive del tremendo equipo que tiene (como equipo e individual). En ese sentido, y viviendo de los réditos de un super equipo multicampeón y con múltiples records, era esperable que el rendimiento del equipo continuara, es un equipo que viene jugando desde hace años juntos y además son muy jóvenes.
En relación al Bayern del gran Jupp, existen diferencias sustanciales, (además de los mejores números de Heynckes) éste equipo con el español es más ineficiente por 4 cosas fundamentales:

1. Necesita más la pelota para llegar al arco contrario.
2. Necesita llegar más al arco contrario para meter goles.
3. Este equipo recibe más goles que antes.
4. Si el juego se basa en poseción de pelota, simplemente entre menos la tenga el equipo será más inofensivo. Esto es muy importante porque jugar sin pelota, también es jugar.

Conclusión: éste equipo ya no tiene la solidez, fuerza y contundencia de antes……otra cosa, aburre y en esa línea ya se pronunció el kaiser Beckenbauer.

No sólo defendieron con Kroos de central. Estoy viendo el partido otra vez y estoy flipando. Kroos juega algo que me recuerda muchísimo de un “libero” historico…. algo entre Beckenbauer y sweeper, pero en todo el campo…. tengo que verlo más que una vez…
me vuelvo loco

Deja un comentario

*