El Chelsea cumple sin despeinarse

FIL CHELSEA MARIBOR 021

En menos de una semana el Chelsea juega en Old Trafford y ahora mismo tiene un problema muy importante: Diego Costa está lesionado y es seria duda, Didier Drogba acaba de volver de una lesión y Remy, que fue titular ante el Maribor, sintió un pinchazo en el momento de marcar el primer gol ante el Maribor. El Chelsea no necesitó excesivo esfuerzo: de una recuperación en el centro del campo, Terry se inventó un pase de mediocentro que le llegó a Remy en carrera. El francés avanzó hasta el área, recortó hacia fuera, fue buscando el ángulo perfecto y remató con la zurda desde fuera del área. En la celebración se dio cuenta de que el gol le había salido caro, pero al menos había sido útil. En realidad fue en ese momento en el que se acabó el partido, pues luego cayeron seguidos el segundo y el tercero antes del descanso, y el cuarto, el quinto y el sexto en el segundo tiempo (6-0). Los blues ganaron con solvencia ante un rival claramente inferior, que sólo generó cierto peligro en momentos muy puntuales, que incluso falló un penalti y que una vez se puso por debajo en el marcador ya no hubo quien lo levantase.

Chelsea Terry DrogbaTerry y Drogba marcaron un gol cada uno (Foto: Focus Images Ltd)

La última vez que Drogba había metido un gol con la camiseta del Chelsea fue en el año 2012, en la final de la Champions League, y fue el penalti que le dio el título europeo a los entonces dirigidos por Di Matteo. Era la competición que llevaban años buscando y la consiguieron
gracias a un lanzamiento del marfileño. Ante el Maribor volvió a marcar un gol, también de penalti, el segundo del partido, en una jugada significativa por los recuerdos que llevó a la grada. Además, para redondear el ambiente nostálgico, minutos después marcó Terry, otro de los que levantaron aquella Champions League y leyenda del club en la última década. Es decir, los dos grandes exponentes del Chelsea -junto a Cech, que también fue titular en detrimento de Courtois- que quedan en la plantilla de esa época gloriosa vieron puerta ante el conjunto esloveno.

Cuando todo estaba visto para sentencia, Mourinho empezó a realizar cambios y le dio minutos a los dos jóvenes que tenía en el banquillo. Nathan Ake entró por Cesc y dejó muy buenos detalles, como el pase en largo del último gol de Hazard, ya sobre la bocina. Por su parte, Solanke debutó con el primer equipo a los 17 años meses después de haber sido el máximo goleador del Europeo de la misma categoría. El punta inglés jugó por la banda derecha llegando mucho al área, pero no tuvo oportunidades para entrar demasiado en juego. El resto del tiempo, Hazard se lo pasó exhibiéndose y anotó los dos últimos goles de los locales, el segundo de ellos precioso.

Chelsea v NK Maribor UEFA Champions LeagueVictoria muy sencilla para el Chelsea (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*