El Chelsea resiste en Ucrania

Chelsea Mourinho Focus

Mourinho volvió a confiar en Eden Hazard y en la primera jugada que tuvo mandó el balón al poste. Fue su típico movimiento: recibió en la banda izquierda rozando la frontal del área, abrió el ángulo y chutó al segundo palo. “Si es posible, quiero que Hazard nos gane el partido. Es un fenomenal futbolista. Creo en él”, dijo el técnico portugués antes de empezar para las cámaras de televisión. No fue así porque el Chelsea no pudo pasar del 0-0 contra el Dinamo Kiev, pero que el jugador belga volviese a ser el mayor peligro ofrensivo de los ingleses ya es una síntoma de recuperación importante de cara a las próximas semanas. Mourinho volvió a su once clásico de la Champions League, ese 4-2-3-1 con Cesc Fàbregas por delante de Matic y Ramires y la única sorpresa de Zouma en el lateral derecho debido a la lesión de Ivanovic, por lo que Baba Rahman se cayó del once con respecto al fin de semana. Loftus-Cheek, por su parte, no entró ni siquiera en el banquillo. Cesc bajaba a recibir, pero los locales no se abrían. En Ucrania, el Chelsea no tenía la obligación de ganar, más bien de no perder para no descolgarse de un grupo en el que el Oporto ha tomado la posición cabecera con justicia y donde el Dinamo Kiev, segundo, viajará en dos semanas a Stamford Bridge con la misión de sumar al menos un punto y jugarse la clasificación ante el Maccabi Tel Aviv, último de grupo y sin ningún gol a favor.

Grupo G
1. Oporto – 7 puntos
2. Dinamo Kiev – 5 puntos
3. Chelsea – 4 puntos
4. Maccabi – 0 puntos

Captura de pantalla (121)
Así salió el Chelsea en Ucrania (Foto: sharemytactics)

En la grada estaba Shevchenko, ex delantero tanto del Chelsea como del Dinamo Kiev. En el césped, Diego Costa no conseguía crear peligro y toda la producción atacante de los visitantes llegaba gracias a los giros de Hazard y Willian, cambiándose de banda con muchísima frecuencia. El brasileño de falta se ha convertido en una amenaza constante: ha descubierto un rincón del campo en el que todos sus disparos van a puerta. No falla. Lleva 4 goles de falta en este curso y el quinto iba en camino hacia la portería de Shovkovsky. La única pega es que lo mandó al larguero cuando todos gritaban gol. El único cambio que hizo Mourinho fue quitar a Cesc por Oscar, así que Falcao acumuló otro partido sin jugar, y ya no es novedad. El Dinamo apretó en la segunda mitad. Rebrov había planeado un 4-1-4-1 con Rybalka de pivote, y Buyalskyy y Sydorchuk por delante. Hay en los ucranianos dos futbolistas magníficos. Uno es Yarmolenko, que coge las pelotas a pie cambiado, en la banda derecha, y las acaricia como convenciéndolas de llegar al área, donde se huele el peligro. Con sus arrancadas, Matic y Ramires temblaban. Yarmolenko conseguía que el Chelsea se retorciese y luego le llegaba el balón a Derlis, en la otra banda, que se encargaba de finalizar. El paraguayo es otro al que no se le puede dejar un metro. Probó a Zouma una y otra vez, pero el francés estuvo rápido en los recortes. Begovic tuvo que aparecer y los ingleses salvaron el apretón final. El Chelsea y el Dinamo pueden sacar conclusiones positivas: los de Mourinho tienen enfrentamientos en casa ante Oporto y Dinamo para certificar su pase a los octavos de final, mientras que el Dinamo ha empatado en la ida contra Chelsea y Oporto, por lo que no se sienten inferiores a ningún rival.

Andriy Yarmolenko (Foto: Focus Images Ltd)
Andriy Yarmolenko (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*