El fútbol le debe una gran noche

Real Madrid v SevillaLa Liga

Alguien, en algún despacho de Valdebebas, tomó este verano una decisión que a la postre se iba a revelar como acertadísima y, sobre todo, de muchísimo mérito, porque, francamente, el éxito de la misma no era fácil de prever. Quizá fue Zinedine Zidane, quizá Carlo Ancelotti, o quizá fueron las particularidades del mercado las que lo quisieron así, pero lo cierto es que el Real Madrid decidió hacer una apuesta decidida y valiente por el talento. Ya hacía 4 años que Karim Benzema había aterrizado en la capital y la realidad es que, esto es incontestable, no había explotado aún de la forma en la que la dimensión del futbolista lo exige. Alternó momentos de fútbol brutal (media Liga 11-12 es suya), con actuaciones poco entendibles para un jugador de su talento (que Higuaín se impusiera con justicia al francés en la titularidad de los momentos decisivos del año pasado lo dice todo). El Pipita abandonó el club blanco y desde el Madrid se decidió que el francés iba a tener un año de confianza plena, se entendió que quizá la competencia feroz con el argentino no había sido positiva para su desarrollo y que iba a gozar de tranquilidad total para jugar al fútbol, al menos durante un año, con la única competencia en su puesto de un joven Álvaro Morata. A estas alturas se puede afirmar con rotundidad: a la temporada del jugador francés no se le pueden poner prácticamente peros. Karim Benzema ha respondido a la confianza con borbotones de fútbol: su juego es incontestable. Sin embargo, aún no ha tenido todos los focos que su contribución merece.

Real Madrid v Borussia DortmundUEFA Champions LeagueKarim Benzema se ha consolidado esta temporada en el Real Madrid. Foto: Focus Images Ltd.

Rummenigge: Entre Ronaldo y Bale me quedo con Karim Benzema.

La Copa de Europa es sin duda la competición preferida del francés: 35 goles en 59 partidos así lo acreditan. Desde aquella lejana exhibición como jugador del Lyon frente al Manchester United que hizo que su nombre empezara a sonar por Europa, pasando por el famoso gol en Gerland que hizo levantarse al mismo Florentino Pérez, hasta el 1-0 frente al Dortmund la temporada pasada, a los pocos minutos de salir al campo, que hizo creer al Bernabéu que todo era posible: su relación con el gol en la competición continental ha sido absolutamente singular. Mientras muchos se paralizan al oír el himno de la Champions, al sentir el vértigo de la trascendencia de la competición y que el mundo entero esté pendiente de sus movimientos, Karim ni se inmuta y muestra su habitual frialdad, a veces tan criticada, que tanto le caracteriza para jugar al fútbol. Globalmente, esta temporada ya lleva la friolera de 26 goles, 15 asistencias y, sobre todo (quedarse en las estadísticas para definir a Benzema es como mirar al dedo cuando señalan a la luna) un constante y regular recital de fútbol, de movimientos, asociaciones y jugadas que le consagran como uno de los jugadores más importantes del equipo de largo, pese a que su generosidad y su poca agresividad le alejen de las portadas. Paradigma de esto es lo sucedido en la final de Copa en Mestalla: el francés asiste a Di María en el 1-0 y firma una brillantísima actuación global , pero nadie habla de él en los días posteriores. Los focos son para Cristiano y Bale, los mediáticos, los espectaculares y los que meten los goles (muchos de ellos directamente habilitados por el ex del Lyon), pero lo cierto es que Karim Benzema merece la gran noche en un gran escenario que le falta, que sirva para ser reconocido como el jugador que es. El fútbol se lo debe.

Related posts

6 comments

Bajo mi punto de vista no existe un nueve mas creativo en el Planeta Fùtbol, y aun asi, logrando casi cada temporada superar la barrera de 20 goles (entre todas las competiciones) ha sido y es un continuo foco de debate.

A mi entender, ni el Madrid de Mourinho atacando en estatico, ni el Madrid de Ancelotti podian o pueden prescindir de el. De ahi, a que mas allà de su suplencia en el partido de ida en el Westfallen Stadiaum (se podia entender que iba a ser un partido de ida y vuelta), fue su suplencia en el Bernabeu para atacar a un equipo que claramente iba a salir a defenderse durante los primeros 45 minutos.

Yo creo que la situacion de Benzema en el Madrid se traduce con lo ocurrido en el ultimo clasico liguero. Benzema consigue marcar dos goles, crear ocasiones, y a pesar de fallar algunas de ellas, mas por merito de Valdes o Pique que por error propio, a la manana siguiente en todos los foros se debaten los errores de Benzema en vez de aceptar que fue el unico del frente de ataque blanco que supo crear peligro.

De todas maneras, ese aura de jugador especial que porta Benzema me hace pensar que tarde o temprano le llegarà su gran momento. Ojala sea en esta champions league 2014. Eso, y el idilio, que viven los franceses que defienden la camiseta del Madrid en Europa (Karembeu, Anelka, Zidane, todos ellos decisivos en las ultimas conquistas blancas).

Sea o no su noche, Allez et merci Karim por ayudarnos a disfrutar de este deporte como pocos pueden hacerlo.

PD: le ruego que excusen las faltas de ortografia puesto que escribo desde el extranjero.

Creo que la media liga a la que se refiere Willy en el artículo es la 11-12, la que gana el Real y en la que Karim se sale. En la 12-13 tuvo momentos malos y se pasó bastante tiempo en el banquillo

Estoy muy de acuerdo con el artículo, Benzema me parece un delantero superlativo y una debilidad personal, pocos veo a su nivel y que además lo hagan tan bonito. Para mi, ver a Karim jugar cuando está bien es un placer.

Ojalá se salga.

Karim tiene una calidad y un talento que no tiene casi ningun delantero del mundo. Pero todo lo que tiene de calidad le falta de derroche fisico, actitud y presion, por eso en las derrotas es el primero en salir criticado.

Deja un comentario

*