El Lyon de la academia

Yassine Benzia, atendiendo a los medios en el Europeo Sub-19 de Eslovaquia (Foto: MarcadorInt)

Cuando Jean-Michel Aulas se cansó de gastar y no ganar (los años de Puel acabaron con títulos del Burdeos de Blanc, el Marsella de Deschamps y el Lille de Rudy García), decidió apostar por el director de la academia Tola Vologe, el centro de formación del club, y convertir al Lyon en una entidad basada fundamentalmente en la cantera. Aulas le dio a Rémi Garde el cargo de entrenador del primer equipo pese a que nunca había dirigido a una plantilla profesional, y lo ha mantenido en el cargo pese a que el primer año acabó fuera de los puestos Champions y la temporada pasada alcanzó la tercera plaza por los pelos. La apuesta del Lyon es ahora claramente a largo plazo, y el presidente, que en otros tiempos llegó a destituir a Alain Perrin tras ganar el único doblete de la historia del club, ha asumido que la paciencia debe ser una condición indispensable en el nuevo proyecto. Y claro: si se trata de gestionar economías limitadas y trabajar con los jóvenes, lo más lógico es acudir a un wengerista: Rémi Garde jugó en el Arsenal, es amigo personal del técnico alsaciano y lo considera su principal influencia en el fútbol.

Sin embargo, en sus inicios el Lyon de Garde se pareció muy poco al Arsenal de Wenger. Él hablaba de querer dominar los partidos y tener la pelota, pero lo cierto es que casi nunca ocurría. La temporada pasada ya mejoró en este aspecto y llegó a quitarle el balón al Tottenham de André Villas-Boas en un precioso encuentro de Europa League en White Hart Lane (lo perdió por dos golazos de falta de Gareth Bale), y ahora parece haber alcanzado ya su mejor nivel de juego. Garde ha logrado juntar en el centro del campo a un Gourcuff renacido (tras decepcionar mucho en los cursos pasados), a un Grénier más maduro (acompañando ya con personalidad esa calidad que siempre se le intuyó) y a un Malbranque rejuvenecido (fichado cuando parecía ya retirado). Tres hombres de talento y asociación que, cuando combinan, logran que el Lyon tenga esa capacidad de someter rivales mediante la circulación que siempre había deseado Garde. Además, la apuesta en la delantera, el jovencísimo Benzia, también responde a un perfil combinativo. No es un punta de área: cae a bandas, baja a recibir y participa en el juego colectivo. En el último partido en Sochaux, Benzia marcó un golazo y fue el asistente en los otros dos. Por ahora, está respondiendo bien a la presión de tener que sustituir a dos referencias de los últimos años como Lisandro López (que se ha marchado al Al-Gharafa catarí) y a Bafétimbi Gomis (a quien el club invitó a marcharse al extranjero para reducir los gastos o a renovar en unas condiciones económicas más favorables para la entidad). Por ahora, Gomis sigue formando parte del Lyon, pero entrena a parte y no está convocado para el encuentro de hoy.

 

Yassine Benzia, atendiendo a los medios en el Europeo Sub-19 de Eslovaquia (Foto: MarcadorInt)
Yassine Benzia, atendiendo a los medios en el Europeo Sub-19 de Eslovaquia (Foto: MarcadorInt)

Garde recupera para esta noche a Samuel Umtiti, sancionado en los dos primeros encuentros de liga, y probablemente ello conllevará que Fofana regrese al centro del campo. Es posible que, por la dificultad del rival y el respeto que le tienen en Francia a la Real Sociedad (la propia web del club apunta que la eliminatoria está 50%-50%), el técnico galo sacrifique a uno de sus centrocampistas de toque (seguramente Malbranque) y se fortalezca con dos hombres agresivos (Gonalons y el mencionado Fofana). Si se confirma este extremo, el Lyon formaría con seis de los once titulares habiendo sido producidos por su academia (el portero Anthony Lopes, que suple al lesionado Vercoutre, y los jugadores de campo Umtiti, Gonalons, Grénier, Lacazette y Benzia).

Posible once del Lyon (4-2-3-1): A. Lopes; Miguel Lopes, Bisevac, Umtiti, Bedimo; Gonalons, Fofana; Lacazette, Grénier, Gourcuff; Benzia.

Lyon

Related posts

2 comments

A mi me encanta este nuevo proyecto de cantera del Lyon. Si no traspasan a ninguno(aunque veo difícil que retengan mucho tiempo a Grenier y, en caso de que explote como parece que lo hará, a Benzia), creo que algún año de estos tienen ataque para llegar lejos en Champions y plantar cara en la Ligue 1.

Deja un comentario

*