El mito de Sísifo

PSG - Focus

Un hombre condenado a cargar eternamente con un enorme pedrusco montaña arriba para que se le acabe cayendo ladera abajo una y otra vez. Éste fue el castigo de los dioses a Sísifo, cuya desgraciada historia recogió siglos más tarde el francés Albert Camús en su ensayo sobre la absurdidad de la vida; el eterno retorno, el volver a empezar constantemente con las mismas ilusiones, las mismas historias y las mismas frustraciones de siempre.

La obra del escritor de Argel podría ser perfectamente el mito de Laurent Blanc, o el mito del PSG, desde hace ya algunas temporadas. El nivel de expectativa que rodea a los parisinos cada principio de temporada siempre es altísimo y la mayor desgracia para los Cavani, Thiago Silva y compañía es que, pese a cumplir con creces en las competiciones domésticas, todo se va al traste en cuanto se caen de la Champions League. Cada año se repite la misma historia y cada año vuelve la sensación de amargura en la capital de Francia cuando su equipo no logra llegar a estar, ni que sea, entre los cuatro mejores equipos de Europa. Este año parece que las circunstancias han cambiado un poco y quizás porque no ha habido un movimiento de gran trascendencia más allá del de Ángel di María, quizás porque los millones de la Premier han protagonizado el foco de atención del mercado, parece que el sueño europeo del PSG ha quedado un poco en segundo plano.

No obstante, el Paris Saint-Germain sigue siendo el equipazo que era. Incluso esta rebaja en las ilusiones puestas sobre el equipo puede hacer más ligera la carga europea para los de Blanc. De momento en la Ligue 1 los parisinos siguen arrollando y hasta la jornada pasada parecían invencibles en la competición doméstica. Sin embargo, una actuación vergonzante de Kevin Trapp– así la definió el propio guardameta alemán– les costó el primer empate de la temporada ante el Girondins de Burdeos (2-2). Habrá que ver si después de sus errores el ex del Eintracht Frankfurt sigue en la portería o vuelve en su lugar Salvatore Sirigu.

Emparejados en el grupo A con Real Madrid, Shaktar Donetsk y Malmö, el objetivo de esta edición tendría que ser pasar como primeros de grupo, por dos motivos: uno para evitarse un ‘coco’ en octavos de final, cosa que ya viene siendo habitual en los últimos años y dos porque demostrar que pueden superar a uno de los principales favoritos al título en la fase de grupos sería una buena inyección de confianza y un golpe sobre la mesa a ojos del resto de competidores europeos. Como ya sucedió en el grupo F del año pasado con Barcelona, Ajax y APOEL, la diferencia abismal entre los dos supuestos primeros y los dos últimos implica que un solo despiste, un solo empate contra un rival débil, pueda sentenciar directamente a la segunda plaza. Por ello se espera que Laurent Blanc salga con todo para recibir al Malmö FF en el Parc des Princes (a excepción de Aurier, aún sancionado por su incidente en la eliminatoria del año pasado contra el Chelsea).

PSG vs Malmoe - Football tactics and formations

Alineaciones probables del PSG-Malmö FF. En el conjunto parisino habrá que ver si es Marquinhos o Van der Wiel el que ocupe el LD. También será interesante ver si sigue la confianza en Kevin Trapp en la portería o si Kurzawa ocupa ya el LI o sigue Maxwell.

Los suecos no tendrían que suponer ningún escollo para los franceses. Así, las horas previas del primer choque de Champions League se han centrado más en el aspecto sentimental del reencuentro entre Zlatan y su Malmö FF que en el aspecto puramente futbolístico. Obviamente el morbo está servido, aunque parece que por las connotaciones sociopolíticas tiene mucha más trascendencia el futuro regreso de Ibrahimovic a su ciudad natal que el hecho de enfrentarse a su antiguo club. De hecho, de Ibra interesa bastante más apreciar cuál va a ser su rol de cara a la presente temporada, especialmente en grandes partidos europeos. Habrá que ver si con 34 años y tras los rumores de marcha que surgieron este verano, el sueco sigue teniendo el rol de protagonista absoluto del que ha gozado en las últimas temporadas o si, por el contrario, le vemos adoptando un rol más secundario.

El que sí tiene un papel totalmente protagonista en su equipo es su compatriota y compañero en la selección Markus Rosenberg. En el partido de vuelta de la eliminatoria contra el Celtic, Rosenberg ya demostró cómo es de influente y determinante su aparición para el juego de los Himmelsblått. Las opciones del conjunto de Åge Hareide son muy escasas pero recordemos que están haciendo historia participando por segunda vez consecutiva en la UCL, algo inaudito para un club sueco. Además están descartados prácticamente de la pelea por el títulos de la Allsvenskan (quintos a nueve puntos del líder con 7 jornadas por disputar) con lo que centrarán todas sus opciones en Europa. Están a años luz de los otros miembros del Grupo A pero ya demostraron en las previas de clasificación que son un conjunto extremadamente competitivo eliminando a rivales también superiores (Salzburgo, Celtic). Me atrevería a apostar que el reto de los celestes es intentarle arrebatar la tercera plaza de acceso a Europa League a los ucranianos. Para ello, las consignas son claras: sobrevivir como sea fuera de casa, intentar rascar algún punto en los tres desplazamientos y hacerse fuertes en Malmö.

Anders Henrikson
Markus Rosenborg, la gran esperanza del Malmö. Foto: Anders Henrikson

Para intentar conseguir la gesta en París, Hareide tendrá que hacer algo con su defensa. La zaga del Malmö FF ya dejó ver en la eliminatoria contra el Celtic sus problemas a la hora de enfrentarse a atacantes rápidos. Los laterales Yotún y Tinnerholm se las vieron y se las desearon para parar a Griffiths, Armstrong y Johansen; si Laurent Blanc los ha estudiado un poco, sabrá que la verticalidad y el desequilibrio de Lucas Moura, Di María o incluso Lavezzi puede hacer trizas a los suecos. Por el resto, también será atractivo ver cómo se desenvuelven jugadores interesantes como Adu, Lewicki y el héroe de la pasada eliminatoria, Jo Inge Berget, en un escenario de tamaña magnitud.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*