El Nápoles va en serio

thesportreview

Recibían al subcampeón de Europa, pero no se arrugaron. Conocían virtudes y defectos de un equipo que llegaba algo mermado por las bajas. Y le aplicaron su propia medicina. El Nápoles fue intenso y agresivo desde el primer instante. Presionó arriba, con orden, y recuperó muchos balones en campo contrario. Obligó al Dortmund a arriesgar más de la cuenta en los pases. Forzó errores. Y los penalizó constantemente.

Napoli vs B.Dortmund - Champions League - 18th September 2013 - Football tactics and formations
Alineaciones del Nápoles-B.Dortmund

Cada pérdida se convertía en una pesadilla para el Dortmund. Los de Klopp se sintieron muy incómodos y les faltó precisión en la entrega. Sahin, que empezó bien, agresivo en tareas defensivas, se fue diluyendo a medida que pasaban los minutos. Bender cortaba ataques, pero también los provocaba, pues tampoco estuvo fino con el balón. Y, sin embargo, en ocasiones el Dortmund superaba la presión del Nápoles y se plantaba en el área rival. Porque sus atacantes son suficientemente buenos en lo técnico para encadenar cuatro o cinco pases seguidos en una baldosa y montar un ataque rápido. Pero entonces solía aparecer Behrami para cortarlo. Alguna tuvo el Dortmund, sobre todo Lewandowski, que obligó a Reina a realizar una magnífica intervención a los 24 minutos, pero a los alemanes les costó mucho generar peligro en la primera mitad.

El gol del Nápoles acabó cayendo por su propio peso. Aunque Klopp lo protestó tanto como para que Proença lo expulsara. Con Subotic fuera del campo después de ser atendido, el equipo partenopeo forzó un córner en la banda izquierda. Pícaros, los italianos lo sacan rápidamente, en corto, para que el Borussia Dortmund no tenga tiempo de colocarse en el área. Centro de Zúñiga, Higuaín se anticipa a Schmelzer y 1-0. Para redondear una horrible primera mitad, Hummels se marchó lesionado en el 45′. Entró Aubameyang, que todavía tuvo tiempo de ver cómo Weidenfeller se marchaba expulsado antes del descanso. Y en la jugada de siempre en el primer tiempo: pérdida en el centro del campo, balón a la espalda de Subotic, Higuaín lo pelea y Weidenfeller la toca con la mano fuera del área. Roja directa.

thesportreview

 

Foto: thesportreview

La segunda mitad fue otra historia. Bender de central zurdo, Mkhitaryan junto a Sahin en el centro del campo, Reus desaparecido en la izquierda y Aubameyang (derecha) y Lewandowski (punta) como principales amenazas al contraataque. La velocidad del gabonés parecía la única amenaza tras el descanso, pues el Nápoles controló bastante a los alemanes. Con uno más, el equipo italiano encerró al Dortmund en su campo y alternó fases en las que metía a los extremos por dentro con minutos en los que buscaba pegarlos a la línea de banda y generar espacios por el centro. Entonces Inler se adueñó del partido y se hartó de mandar balones cruzados para las incorporaciones de Maggio a la espalda de Schmelzer. Cuando más sufrían los visitantes y con un Nápoles que no acababa de cerrar el partido, apareció Insigne para anotar el 2-0 en un extraordinario lanzamiento de falta. A la escuadra desde lejísimos y casi sin carrerilla. Si no lo han visto, háganlo, que merece la pena.

Reaccionó el Dortmund con un disparo al larguero de Aubameyang poco después, pero entonces dejó de creer. Perdió la fe durante unos minutos, lo que le pudo haber costado muy caro al conjunto alemán. El Nápoles empezó a abusar del lateral derecho de los visitantes, Großkreutz (fuera de posición), y Zúñiga y Mertens se pegaron un festín por su banda. Generaron ocasiones como para ampliar la ventaja y rematar al subcampeón de Europa. Pero no lo hicieron, entró Hofmann y reactivó a su equipo. En un centro sin aparente peligro Zúñiga despejó mal e introdujo el balón en su portería a falta de tres minutos para el noventa. Al final, por increíble que pareciera, el Dortmund acabó vivo y Reina tuvo que parar un disparo en un libre directo botado por Reus que pudo suponer el empate.

Sin embargo, el resultado final no debe esconder la diferencia que hubo entre ambos equipos en la noche de hoy. El Nápoles fue superior cuando jugaron 11 contra 11 y tuvo al Borussia Dortmund contra las cuerdas cuando jugó con uno más, aunque le faltó rematarlo, en parte por culpa de Langerak. Pero compitió muy bien y demostró que un partido de esta exigencia no se le queda grande. El Grupo F será precioso.

Related posts

2 comments

Pues ami no me gusto napoli…un equipo con uno mas y jugando en casa y sin embargo no demostro ser superior dortmund la segunda parte.Sigo pensando que pasan Arsenal y Dortmund pero va a estar bonito el grupo,el que quede tercero sera favorito para la europa league de hecho jaja

No han contado con la actuación de Jürgen Klopp…Vollhorst.
Finalmente tiene que pagar por su falta de respeto ante los arbitros.

Deja un comentario

*