El objetivo principal

Manuel Pellegrini (Manager) of Manchester City during the Barclays Premier League match at White Hart Lane, London
Picture by David Horn/Focus Images Ltd +44 7545 970036
26/09/2015

Pellegrini tuvo que dejarlo claro con una alineación llena de jugadores inexpertos en la copa para demostrar que, sin lugar a la duda, la Champions League, para el Manchester City, es ahora mismo la competición más importante de lo que resta de temporada. El mensaje del técnico chileno fue contundente: no voy a arriesgar una mínima lesión a sólo tres días de jugarnos hacer historia ante el Dinamo Kiev. Sí, hacer historia. Suena fuerte, sobre todo teniendo en cuenta que el rival no es uno de los gigantes del fútbol mundial y que dado el desembolso económico de los ingleses en los últimos años se podía haber esperado que ocurriese antes, pero la realidad para los citizens es que esta eliminatoria de octavos es un escalón hacia un récord en el club: nunca antes han llegado a la ronda de cuartos de final, pues en los dos años anteriores cayeron ante el Barcelona en esta misma fase. Aunque se podía discutir si la suerte había estado del lado del City -dos años ante el equipo más fuerte de Europa no es precisamente lo más sencillo de superar-, este año su emparejamiento no responde tanto a la suerte sino a la demostración de que, en el grupo de la muerte ante Juventus, Sevilla y Borussia Mönchengladbach, acabaron 1º y se garantizaron enfrentarse contra un rival a priori menor en las eliminatorias directas. Con ese panorama, y tras haberse ganado una situación más favorable que en 2014 y 2015, al conjunto de Pellegrini le toca ahora asumir la presión y el favoritismo en una competición que mide a los mejores y en la que se cuentan con los dedos de la mano las noches en las que se han ido a acostar con un sobresaliente.

Para el largo viaje hasta Ucrania, el Manchester City tenía dos problemas importantes. En primer lugar, un calendario que no perdona. El domingo se enfrentaron al Chelsea, el miércoles juegan contra el Dinamo Kiev y el próximo domingo, ante el Liverpool, disputan en Wembley la final de la Capital One Cup, un torneo que Pellegrini ya levantó en su primer año en Inglaterra. Cómo podrá gestionar dos partidos tan importantes en apenas cuatro días es el gran interrogante de un plantilla que, en segundo lugar, está muy golpeada por las bajas y el estado físico de sus jugadores. De Bruyne, Delph, Nasri y Bony se perderán seguro el partido, mientras que Kompany lleva semanas entre algodones (no jugó ante el Chelsea para no forzar) y tanto Silva como Agüero son habituales en los problemas musculares (ni ellos ni Yaya Touré fueron convocados en Stamford Bridge). Todos, eso sí, serán titulares ante el Dinamo Kiev, con la única duda de si el centrocampista marfileño ocupará una posición en el doble pivote, actuará como mediapunta o Pellegrini elegirá un esquema con tres centrocampistas centrales, la versión que mejores resultados le dio en Europa en su partido en el Sánchez Pizjuán, donde formó con Fernando por delante de los centrales y con Yaya Touré y Fernandinho sumándose al ataque.

La posición de Yaya Touré, una incógnita (Foto: Focus Images Ltd)
La posición de Yaya Touré, una incógnita (Foto: Focus Images Ltd)

Para detener el arsenal ofensivo del Manchester City estará Olexandr Shovkovskiy, el veterano portero de 41 años que ya jugaba cuando el Dinamo Kiev llegó a las semifinales en 1999. El conjunto ucraniano, metido en las rondas eliminatorias por primera vez desde el año 2000 y que ya eliminó al Manchester City de la Europa League en el año 2011, recibe a los ingleses sin Antunes (suspendido), por lo que Vida tiene todas las papeletas para jugar como lateral, y sin Morozyuk (lesionado). Otros como Buyalskiy, Silva, Korzun o Rybalka están a una tarjeta de perderse la vuelta. El principal temor de los locales es el estado físico de su mejor futbolista, Yarmolenko, que se lesionó en el tobillo hace semanas y no ha jugado ninguno de los partidos del equipo ucraniano durante el parón invernal, todos ellos amistosos (de hecho, el Dinamo Kiev no juega un partido oficial desde la última jornada de la fase de grupos ante el Maccabi Tel-Aviv).

Alineaciones probables: Dinamo Kiev–Manchester City, 20:45h en beIN SPORTS ESPAÑA

La victoria del Manchester City se paga a 1.90 euros en bwin

Man City vs D Kiev - Football tactics and formations

Las cuota mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*