El primer día de clase

General Views of Estádio da Luz, Lisbon **Note to editors, this image has been stitched together with software**
Picture by Ian Wadkins/Focus Images Ltd +44 7877 568959
23/05/2014

Nemanja Maksimovic no podrá olvidar el 2015. A sus 20 años, el futbolista serbio coronó a su selección en el Mundial sub 20 en Nueva Zelanda y, tras gozar de unos pocos días de descanso, logró marcar el gol definitivo para que el FC Astana esté presente en Da Luz. En el estadio del actual campeón de la Liga portuguesa. En definitiva, tener la oportunidad de jugar la Liga de Campeones por primera vez en su historia.

Maksimovic -centrocampista con una gran capacidad de trabajo y llegada desde segunda línea- liderará a un equipo que, sobre el papel, parte como la ‘cenicienta’ de los 32 conjuntos que disputan la fase de grupos de la Champions. Tras dejar en la cuneta a Maribor, HJK Helsinki y APOEL Nicosia en la previa de la máxima competición continental, los hombres que dirige el búlgaro Stanimir Stoilov llegan a Lisboa con la intención de seguir acaparando portadas a nivel europeo.

Dos meses sin perder 

A pesar de su teórica inferioridad ante la visita a Da Luz, el Astana no conoce la derrota en sus últimos 9 compromisos entre todas las competiciones (7 victorias y 2 empates). Su último tropiezo -en Eslovenia contra el Maribor en el partido de ida de la previa (1-0)- se remonta al pasado 14 de julio y, después de nueve encuentros disputados, los kazajos intentarán compensar su inexperiencia en este tipo de duelos con la ilusión del debutante. Con una plantilla excesivamente joven -sólo dos futbolistas superan la barrera de los treinta- el equipo sabe que gran parte del éxito en esta primera fase pasa por hacerse fuertes en casa y rascar algún punto a domicilio. Y ante un Benfica algo irregular hasta la fecha, nadie a estas alturas descarta absolutamente nada.

Eso sí, el joven delantero africano Patrick Twumasi -factor clave en las diferentes rondas previas- será la ausencia más significativa para su técnico.

El arranque de una nueva etapa

El verano no ha sido fácil en Lisboa. Jorge Jesús cambió de equipo pero no de ciudad. Tras ganar las dos últimas ligas y alcanzar dos finales seguidas en la Europa League (2013 y 2014), el técnico luso decidió cambiar Da Luz por el José Alvalade. Esa decisión provocó tensiones en la capital lusa entre los dos eternos rivales. Se fue Jorge Jesús y llegó al banquillo de los Encarnados Rui Vitória. El nuevo inquilino aterrizó avalado tras un gran trabajo con el Vitoria Guimaraes pero pronto observó que el entorno del actual campeón era muy diferente al que tenía en su ya ex club.

Una derrota dolorosa en la Supercopa contra el Sporting Clube (0-1) y un tropiezo prematuro en la segunda fecha del campeonato (1-0 en Arouca) provocaron las primeras críticas hacia Vitória. El parón por selecciones, visto lo visto, llegó en un momento oportuno: el pasado viernes y, después de quince días sin fútbol, el Benfica arrolló en casa al Belenenses (6-0). La eficacia del brasileño Jonas Goçalves (5 goles en 4 jornadas) y el oportunismo del griego Kostas Mitroglou hacen del ataque de los lisboetas uno de los más peligrosos en este inicio de campaña.

Rui Vitória, que para el estreno en Champions tiene las ausencias de Eduardo Salvio (lesión), Adel Taarabt, Carcela-González y Bryan Cristante, espera que el triunfo del pasado viernes sirva de revulsivo para sus jugadores de cara al duelo contra el Astana. Jugar de local ante la teórica cenicienta pone presión a una plantilla que quiere quitarse la espina del pasado curso cuando no pudieron acceder a los octavos de final en un grupo que completaban Mónaco, Zenit y Bayer Leverkusen.

Posibles alineaciones
Benfica vs FC Astana - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd

 

Related posts

Deja un comentario

*