El Shakhtar sobrevive en San Mamés

San Mamés Champions - marcadorint

No se puede referir uno al Athletic Club – Shakhtar Donetsk como un duelo entretenido y con mucho ritmo. Tampoco se puede hablar de un Athletic que mantuviese el nivel exhibido en la fase previa de la Champions, tanto en la ida en San Paolo como en la vuelta en San Mamés.

San Mamés ambiente Champions - marcadorint Así estaban los aledaños de San Mamés minutos antes del comienzo del encuentro.

El desarrollo del encuentro quedó condicionado por la batalla del mediocampo. No la ganó el conjunto local con tanta claridad como algunos, entre quienes me incluyo, esperaban. Ernesto Valverde juntó a Ander Iturraspe, Beñat y Mikel Rico en ese centro del campo. Además, Valverde optó por alinear a Ibai Gómez -provocando la suplencia de Susaeta- y a Iker Muniain en los costados. Aritz Aduriz fue el ‘9’, pero no disfrutó en absoluto de la noche. El ariete dio numerosos síntomas en la segunda parte de lo incómodo que estaba sobre el terreno de juego y lo frustrado que se encontraba: no recibió buenos balones en el área, reclamó algún penalti y nunca tuvo el partido de cara.

Ni él, ni tampoco el Athletic en líneas generales. Por ello Valverde reaccionó pronto en la segunda mitad. Introducir a Susaeta por Beñat fue su decisión alrededor del minuto 60: dejando a Ibai y Susaeta como inquilinos de los costados, así como a Muniain en la media punta. El cambio de piezas no produjo el resultado esperado. Tanto es así que Gorka Iraizoz fue el más destacado en el equipo local, suya la responsabilidad, por ejemplo, de que un buen remate de Douglas Costa no se colase en la portería.

El Shakhtar, que fue ligeramente superior al Athletic, generó peligro con cierta frecuencia. Lucescu apostó por el clásico cuarteto ofensivo íntegramente brasileño con Costa, Alex Teixeira, Taison y Luiz Adriano. Es decir, que el técnico rumano dejó en el banquillo al ariete Gladkiy, pese a sus buenas cifras goleadoras en el arranque de curso. Lucescu y los suyos salieron airosos de San Mamés, algo que ha de ser valorado muy positivamente por parte del club ucraniano si tenemos en cuenta lo que le ocurrió al Nápoles de Rafa Benítez cuando visitó Bilbao hace unas semanas. El Oporto golea en la misma noche en la que el Shakhtar y el Athletic se quedan con las ganas de celebrar algún gol.

Related posts

3 comments

El Shakhtar fue algo mejor pero considero el empate justo. En Ucrania ya se verá pero si el Shakhtar tiene que llevar la iniciativa puede pasarlo mal, el Athletic (no el Bilbao) todavía no está a su mejor nivel.

Vi el Barça mayoritariamente pero los pocos momentos que veía el Athletic, era el Shakhtar quien dominaba y los comentaristas indicaban que estaba siendo superior al Athletic.

Deja un comentario

*