El veranito de Ronny Deila

Celtic Park Focus

Qué veranito para Ronny Deila. El entrenador noruego llega al Celtic con la obligación de ocupar el vacío de Neil Lennon, el entrenador más amado en Celtic Park en años. La relación Lennon-Celtic, como sucedió con Martin O’Neill, parecía destinada a ser fácil pues la hinchada reconocía rápidamente al entrenador como uno de los suyos. Un tipo que crece con bufandas del Celtic en su casa de Irlanda del Norte lo tendrá más fácil que un noruego desconocido para la mayor parte del público escocés e irlandés.

Celtic lennon FocusNo será fácil sustituir a Neil Lennon. Foto: Focus Images Ltd.

Deila, avalado por su buen trabajo en tierras noruegas, se juega parte de su crédito en los mismos meses en los que otros entrenadores juegan amistosos de preparación. El horrible papel de los equipos escoceses en competiciones europeas ha hundido su fútbol en el promedio de la UEFA y el Celtic, que en las últimas 5 temporadas ha jugado en dos ocasiones los octavos de la final de la Champions, está obligado a superar tres rondas si quiere estar en la fase de grupos. “Es un sistema estúpido. No es justo con los clubes. Se juzga el nivel de un país y no se valora el trabajo de los clubes. Ya lo sabía cuando acepté venir al Celtic, pero no dejaré de decir que es un sinsentido”, soltó Deila, con carácter, en la previa del primer partido oficial, en tierras islandesas. El Celtic ganó 0-1 al KR y goléo en la vuelta, jugada en el templo del rugbi escocés de Murrayfield, pues en Celtic Park se viven los Juegos de la Commonwealth. Fue un debut correcto. Aunque luego llegó la derrota por 4-1 en Varsovia contra el Legia. Un mazazo. El Celtic pues, busca un pequeño milagro si no quiere quedar fuera de la Champions la primera semana de agosto.

“Es un sistema estúpido. No es justo con los clubes. Se juzga el nivel de un país y no se valora el trabajo de los clubes”, Ronny Deila, técnico del Celtic

Hombres como Ambrose, Izaguirre y Forster, presentes en el Mundial, jugaron ya en Islandia, sin demasiado tiempo para descansar, pues el papel del Celtic se valorará pensando en su actuación en Europa. Y en Polonia jugaron mal, cansados, lentos. La fase de grupos es lo mínimo y de repente, esa noche en Varsovia lo ha destrozado todo.  Caer eliminado antes, sería un fracaso. El Celtic se siente grande y siempre piensa en grande, aunque las actuaciones del Motherwell, Saint Johnstone o Aberdeen en Europa se conviertan en una piedra atada a su cuello.

Si en la temporada 2012/13 tocó sufrir contra el Shakther Karagandá en la última fase anterior a la fase de grupos, Deila ha sufrido el primer golpe antes del último turno, después de perder contra el Legia polaco, otro equipo con una hinchada que pide a gritos la fase de grupos. “Perdimos la cabeza, perdiendo balones y con una defensa de cuatro que no jugó unida” dijo Deila después de un partido patético, pues el Legia falló dos penaltis.

Como sabe que nadie duda de que ganarán la liga escocesa (si no la ganan, Deila regresa a Noruega rápido), Deila se juega mucho en el partido de vuelta en Murrayfield, un estadio sin la mística futbolística de Celitc Park. Aunque allí goleó a los islandeses gustando. Neil Lennon ha defendido el trabajo de Deila afirmando que se puede remontar contra el Legia, valorando el gol marcado en la ida por el joven debutante Callum McGregor, que jugó de titular y también marcó en Islandia. Nacido en Glasgow e hincha del club, jugó cedido en el Notts County la última temporada y Deila lo quiere en el primer equipo. Primer acierto: lo puso en el campo y marcó. Deila quiere apostar por los jóvenes y no deja de ser significativo que en un partido así apostara por McGregor. Chicos como Liam Henderson y Darnell Fisher, pues, se frotan las manos.

Celtic que jugó contra el KR

Deila jugó con un sistema casi idéntico al de los últimos años, pues la plantilla es casi la misma. Lustig y Izaguirre en las bandas, Ambrose y Van Dijk de centrales. Griffiths y McGregor en las bandas, Johansen y Mulgrew en el centro, y finalmente, Commons por detrás de Stoke en un 4-4-1-1. El problema es que Ambrose parece otro y suma dos rojas en dos desastres consecutivos: el 4-1 contra el Legia y un 6-1 en un amistoso contra el Tottenham.

Este verano sólo ha llegado el veterano portero Craig Gordon. Y de momento, el buen portero Forster no se marcha. Aunque sí se ha largado Samaras, amadísimo por los hinchas. Sin Samaras, se pedirá más de Griffiths, Stokes y Kris Commons para permitir al Celtic avanzar en Europa. Con la baja de Scott Brown, lesionado para las próximas 12 semanas, Deila se jugará parte de la temporada mientras muchos hinchas del club aún se queman al sol en las playas. Si pierde, el Celtic tendrá una segunda opción en la Europa League, aunque le tocaría jugar un turno antes de la fase de grupos. Perder pues, puede condicionar mucho el futuro del entrenador noruego.

Celtic Park Focus

La afición de Celtic Park será exigente con Deila. Foto: Focus Images Ltd

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

2 comments

ya se consumó la eliminación del Celtic, una pena.

A Deila, quizás, le queda poco tiempo en la banca de los hoops.

Muy buen articulo, gracias por compartirlo!!

Deja un comentario

*