El Wolfsburgo supera la trampa de Cocu

VfL Wolfsburg manager Dieter Hecking during a press conference at Old Trafford, Manchester
Picture by Ian Wadkins/Focus Images Ltd +44 7877 568959
29/09/2015

La primera jugada del partido fue una clara advertencia de lo que podía encontrarse en PSV en Alemania si no mantenía la concentración en los niveles exigidos en un partido de Champions. A los 25 segundos el Wolfsburgo ya había abierto un boquete a la espalda de Simon Poulsen por donde se había colado un atacante teutón para asistir a Bas Dost, que no marcó de milagro. La amenaza podía insinuar un partido que finalmente no se dio, porque después del susto de la primera jugada el PSV desplegó un juego notable hasta el descanso que minimizó de forma llamativa el potencial ofensivo del Wolfsburgo.

De hecho, la producción de los alemanes después de la primera jugada se limitó a un contragolpe horriblemente finalizado por Dost cerca del minuto 40 y un remate en un saque de banda. Un dato que refleja lo que fue la primera parte del PSV, más seria de lo que podía sugerir un conjunto que competía con Brenet y Poulsen en los laterales. Blindó el centro del campo Cocu con Hendrix en el mediocentro, escoltado por Pröpper y Maher. Guardado fue el inquilino de la banda izquierda, pues garantizaba un mayor desgaste defensivo que el propio Maher en ese perfil, mientras Narsingh era la pieza encargada de permitir transitar al campeón neerlandés.

PSV - Football tactics and formations
Once inicial del PSV en Wolfsburgo.

Sin embargo, lo más llamativo del planteamiento de Cocu fue la movilidad de sus piezas. Ante la fragilidad de la línea defensiva, el técnico del PSV construyó un ecosistema que le permitiera tener la posesión y arriesgar poco con el balón hasta que los jugadores se colocaran de la mejor manera posible para intimidar al Wolfsburgo y protegerse de sus contragolpes. Esto es, Hendrix bajaba a apoyar a los centrales para permitir una cadena de pases larga y horizontal, pero segura, mientras Guardado abandonaba la banda izquierda, empujado por Poulsen, y se acercaba al centro del campo. Si le daba tiempo, en las jugadas más largas, el centrocampista mexicano recogía el balón de Hendrix, por detrás de Maher y Pröpper, y en caso de pérdida a veces era Maher quien quedaba más cerca del flanco izquierdo para cerrar la banda en el repliegue. Guardado ejercía de mediocentro en ataque y Hendrix barría los contragolpes junto a los dos centrales.

PSV - Football tactics and formations
Así se ordenaba el PSV en las posesiones más largas.

El PSV Eindhoven minimizó el poderío ofensivo del Wolfsburgo, Brenet (mucho mejor en la derecha que en la izquierda) ató en corto a Draxler y únicamente las transiciones más rápidas del combinado alemán resultaban peligrosas. Sin embargo, el control del escenario no vino acompañado de demasiadas ocasiones para un PSV que pudo adelantarse en un cabezazo de Maher que se marchó rozando el poste de Benaglio. Y como el PSV no aprovechó su oportunidad, el partido viró en otra dirección en el segundo tiempo, ya condicionado por el tempranero gol de Dost. A los dos minutos de la reanudación, Naldo colgó el balón en largo para Kruse, que lo bajó con la cabeza y habilitó a Guilavogui. El francés, que llegaba de cara, disparó y el rechazo de Zoet lo empujó Bas Dost al fondo de la red.

El resto fue mucho más fácil para el Wolfsburgo, que se hizo con el mando del esférico y empezó a producir ocasiones a destajo. Kruse, Dost y Draxler desplegaron movimientos fantásticos que, sin tocar la pelota, siempre permitieron a sus compañeros conducir el balón sin oposición por el carril central al arrastrar a los defensores de un PSV cada vez más superado. Estuvo especialmente fino Max Kruse, que redondeó una muy buena actuación (todos sus movimientos, gestos y acciones tienen sentido) con el 2-0 definitivo al cabecear un centro de Caligiuri. Ya ha marcado cinco goles en sus últimos tres partidos. En la recta final Benaglio cometió un torpe penalti que se encargó de enmendar con una parada soberbia ante el disparo de Locadia. Tras tres jornadas, el Wolfsburgo es el líder de su grupo.

Max Kruse of Vfl Wolfsburg during a press conference at Old Trafford, Manchester Picture by Ian Wadkins/Focus Images Ltd +44 7877 568959 29/09/2015
Max Kruse redondeó su actuación con el 2-0. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*