Entre el realismo y el conformismo

FIL ARSENAL BORUSSIA DORTMUND 024

Borussia Dortmund y Zenit de San Petersburgo se enfrentan hoy por un puesto en los cuartos de final de Champions más espectaculares que se verán en mucho tiempo. Los de Jürgen Klopp parten con la ventaja de haber ganado por 2-4 en la ida, así que los rusos necesitan vencer por tres tantos de ventaja para pasar a cuartos de final. La ida fue un encuentro repleto de imprecisiones, espantosamente malo, en el que los seis goles que se produjeron sólo tienen explicación en las eventuales carencias defensivas de ambos equipos y la calidad individual de sus atacantes. Los argumentos de los alemanes se basaron en marcar dos goles en el inicio del partido, contemporizar y Lewandowski. El ‘9’ demostró, una vez más, cuánto le echará de menos el Dortmund cuando no esté. Teniendo en cuenta cómo está el equipo que a partir de mañana entrenará André Villas-Boas, la remontada rusa es casi una quimera. El Westfalenstadion rugirá como siempre, a pesar de que su capacidad se reduzca por la colocación de asientos en la Südtribüne (en días Champions pasa de acoger 80.000 espectadores a 65.000).

Un contexto similar al de la pasada temporada

Al Borussia Dortmund, esta eliminatoria contra el Zenit posiblemente le recuerde a la que jugó contra el Shakhtar Donetsk el año pasado en esta misma ronda de la competición. El sorteo del mes de diciembre deparó un enfrentamiento ante un equipo exsoviético, que con toda seguridad iba a llegar mal físicamente a este cruce. Otro factor similar con los pasados octavos es que el rival tiene fuera de su disciplina a uno de sus mejores jugadores. El año pasado, unas semanas antes del cruce de Champions ante el Dortmund, Willian dejó el Shakhtar para recalar en el Anzhi. Este año, ha seguido el mismo camino Roman Shirokov, que al no haber llegado a un acuerdo con la directiva del Zenit, terminará su contrato cedido en el FC Krasnodar. Sin duda, son dos casos de jugadores muy importantes y definitorios del estilo de sus equipos. Además, el BVB sacó un 2-4 del Petrovsky (con el Shakhtar empató a 2) y sólo le queda sentenciar en casa. Jürgen Klopp habló sobre cómo afrontaría su equipo el partido ante el Zenit, diciendo que “no vamos a arriesgar mucho, pero salir a defender nuestra ventaja sería algo estúpido. Así que vamos a hacer que sea un partido normal”. También dejó una cita bastante conformista:

Jürgen Klopp: “Hemos alcanzado nuestros objetivos en la Champions League tras superar la fase de grupos. Todo lo que venga ahora es un beneficio para el club, pero no sería un agujero enorme para el presupuesto del club salir ahora”.

Lo que también se parece al año pasado es la marcha en Liga. Buena muestra de ello es el encuentro del sábado ante el Gladbach, que fue frustrante para el Borussia Dortmund. Los de Klopp empezaron enchufados, dominando y generando ocasiones claras que no acabaron en gol: ter Stegen le sacó un mano a mano a Hummels y Aubameyang mandó un balón al larguero justo antes del 0-1. Al descanso, 0-2, con un gol desafortunado de Raffael y una diana espectacular de Kruse. En el segundo tiempo, Klopp metió a Jojic y Ducksch por Kehl y Piszczek. El Dortmund encontró el 1-2, anotado por Jojic tras un rebote. Al final, entró Schieber por Aubameyang, haciendo que el esquema se quedase en algo similar a un 1-4-5, pero no sirvió para remontar. Esta es la vida del Dortmund en Bundesliga, acostumbrado a estas desventuras.

Jürgen Klopp: “El objetivo en Liga es claramente clasificarnos de nuevo para la Champions League. Estamos en el camino de conseguirlo. Algunos observadores pueden pensar de manera diferente, pero estamos en el buen camino”.

Quizá, lo que más haya cambiado con respecto a la última temporada sea la cantidad de lesiones que sufre el equipo. En aquella vuelta ante el Shakhtar, todos estaban en forma excepto Subotic, mientras que el huracán de bajas de esta temporada ha afectado a Bender (inflamación en el abductor), Gündogan (lesión en la espalda), Kuba y el propio Subotic (ambos con fractura de ligamentos), todos ellos con lesiones de larga duración. Se suma como percance de última hora la lesión muscular de Marco Reus, que no jugará hoy por precaución. Le sustituirá Kevin Grosskreutz, con lo que la línea de mediapuntas del Dortmund perderá calidad técnica para ganar en despliegue físico y trabajo defensivo.

Borussia Dortmund Klopp
Klopp respondió a las críticas recibidas por el rendimiento de su equipo en la Bundesliga (Foto: Focus Images Ltd).

Época de transición en el Zenit

“Haremos lo que podamos y a otra cosa”. Ese es, más o menos, el pensamiento general que hay en el Zenit de San Petersburgo de cara al partido de esta noche, que se jugará el día antes de presentar a André Villas-Boas como nuevo entrenador. Este hecho supone el cierre definitivo del ciclo de Luciano Spalletti, dividido en dos tramos: el primero fue el de los éxitos y la estabilidad (de 2010 a la primera mitad de 2012), donde se ganaron dos Ligas y el equipo llegó por primera vez a octavos de Champions. El segundo es el de la desestabilización (de la segunda mitad de 2012 a 2014), que comenzó con los fichajes de Axel Witsel y Hulk. Llegaron por 100 millones de euros (40+60) el 3 de septiembre de 2012, pero la ilusión por estas incorporaciones se esfumó cuando Denisov y Kerzhakov (“jefes” del vestuario) se negaron a jugar por los altos sueldos de los recién llegados. Sus honorarios rompieron la escala salarial y explotó la rebelión, que Spalletti liquidó apartando temporalmente a Denisov y Kerzhakov, iniciándose así el proceso de desmoronamiento del juego del equipo. Todo el tiempo que se perdió con el castigo a los rebeldes y el proceso de adaptación de Hulk y Witsel lo aprovechó el CSKA para ganar su primera Liga tras siete años.

Sergei Semak, en rueda de prensa: “Lo más importante para mí era mantener al equipo junto, inculcar el espíritu de equipo. Tenemos a grandes jugadores, pero quiero mejorar el espíritu de grupo, el sentimiento de unión. Contamos con grandes profesionales pero quiero mejorar el espíritu de equipo y quiero que ofrezcan su mejor versión”.

Este año, el Zenit ha mostrado una imagen insulsa en Champions, dado que se clasificó para octavos sumando sólo 6 puntos, la mínima puntuación histórica con la que un equipo ha pasado la fase de grupos. Por otro lado, en Russian Premier League ha sido capaz de tener dos largas rachas completamente opuestas. Entre las jornadas 7 y 14 ganó todos los partidos, aunque dejó la sensación de que superaba a sus rivales más por diferencia de calidad que por buen juego. En cambio, en los últimos siete encuentros, ha pinchado seis veces (tres empates y tres derrotas). Tras el 0-0 ante el Tom Tomsk de la penúltima jornada de Liga, sumado al 2-4 de la Champions contra el Dortmund, Spalletti fue despedido. Hoy, Sergei Semak dirigirá su tercer y último partido antes de la llegada de Villas-Boas, un entrenador que ha fracasado en sus dos últimos proyectos.

Sergei Semak: “La situación no es sencilla para mí. El resultado solo es bueno para mí si logramos ganar y avanzamos a la siguiente ronda. Es mucho más importante para nosotros ofrecer nuestra mejor cara, que el equipo esté junto y que no podamos reprocharnos nada tras el partido. Sólo entonces tendremos la oportunidad de darle la vuelta a esto”.

Partido muy gris y nueva derrota ante el CSKA

Mientras AVB y el club negociaban, un Zenit desangelado perdió el sábado ante el CSKA. Sergei Semak, único jugador que ha ganado la Liga rusa con tres equipos (CSKA, Rubin Kazan y Zenit), dirigió su segundo partido como interino. Dispuso un doble pivote Fayzulin-Witsel, que no mostró ningún atisbo de jerarquía en el medio. Así se refleja en el gol de Milanov que dio la victoria al CSKA: la jugada comenzó con una subida de Mário Fernandes, este entregó la pelota a Dzagoev y el ‘10’ se la dio de primeras a Milanov para que enviase un zurdazo a la escuadra desde fuera del área. Esta secuencia se produjo mientras Fayzulin y Witsel miraban atentamente la jugada a escasos metros de los jugadores que tejieron el gol del CSKA. Ninguno de los dos tuvo ni la más mínima intención de meter la pierna para cortar la acción.

Hulk Focus
El internacional brasileño Hulk se reencontrará en San Petersburgo con André Villas-Boas (Foto: Focus Images Ltd).

Una de las pocas veces en las que el Zenit generó peligro fue cuando encontró espacios a la espalda de los mediocentros azulgranas. En tal situación llegó un disparo de Hulk al palo, la mejor ocasión de los peterburgueses en la primera parte. El doble pivote no tenía ideas en ataque y le faltaba contundencia defensiva, los mediapuntas no se ofrecían, Rondón no tocó el balón hasta que no bajó a recibir al medio campo y a las bandas, los laterales casi no subían… El encuentro contra el CSKA fue un despropósito absoluto.

Fayzulin fue sustituido al descanso para dar entrada a Shatov, mediapunta que provocó que el equipo fuese todavía más largo. Danny también fue reemplazado en el intervalo para que entrase Kerzhakov, que tuvo una grandísima ocasión en los últimos minutos, con un disparo desde el punto de penalti que exigió un paradón de Akinfeev. Esta acción vino originada por la pasividad en defensa del CSKA, que permitió que su rival entrase hasta la cocina. Durante el partido, los de Slutsky le entregaron el balón al Zenit y se defendieron juntando líneas cerca de su área. Este planteamiento tan simple hizo que el Zenit no supiese cómo meterle mano al CSKA en muchas partes del encuentro. Los moscovitas tampoco realizaron un gran trabajo de presión ni se mostraron especialmente contundentes en defensa. Por tanto, tampoco es que los azulgranas hiciesen un buen partido, sino que acabó ganando el encuentro el menos malo. Lejos quedan esos tiempos en los que el Zenit tenía un plan establecido de juego.

Semak: “El Dortmund es un equipo muy fuerte. Es muy potente cuando se va al ataque. Para nosotros es una experiencia nueva jugar aquí y seguro que aprenderemos muchas cosas. No es fácil medirse a un equipo así”.

El planteamiento de Semak para hoy estará condicionado por las lesiones de Ansaldi y Arshavin, que se quedaron en San Petersburgo por molestias musculares. Tampoco estará Ryazantsev, no inscrito en Champions. Esta última baja quizá es la más importante, ya que el ex del Rubin Kazan es quien está destinado a cubrir la marcha de Shirokov. Le sustituirá Shatov, un jugador joven con calidad y muy buen disparo que, sin embargo, todavía no ha explotado.

Zenit St. Peterburg vs Borussia Dortmund - Football tactics and formations

Posibles onces
Foto de portada: Focus Images Ltd
¡Ya puedes descargarte la aplicación de MarcadorInt para iPhone! ¡Tendrás acceso a un podcast diario exclusivo para la App y a múltiples contenidos Premiumpodcasts individualizados de las competiciones más seguidas (Premier, Bundesliga, Serie A o Champions) y LiveTexts con el sello MI (Italia, Europa underground o Copa Libertadores)!

[app-store-download id=760410884]

Related posts

1 comments

La verdad que es espeluznante eso de Hulk + Witsel = 100 millones de euros. Pienso que por ese dineral podrían haber hecho un equipo mucho más potente en todas las líneas (fichando dentro de su propia liga, ligas secundarias, futbolistas con más proyección etc.) en vez de traerte a un par de futbolistas ya consagrados como estos que encima venían de clubes que se mueven a las mil maravillas en el terreno de la negociación y que sabes que te van a obligar a pagar un valor muy por encima al de mercado si te quieres llevar a alguien. A los ejemplos me remito: Coentrao, Matic, Javi García, Di María…

Deja un comentario

*