Gaitán, tres puntos y un debutante

Gaitan benfica focus

Triunfo sin brillo. Así arrancó el Benfica la fase de grupos de la Liga de Campeones en el estadio Da Luz. Los lisboetas, que se impusieron al Astana (2-0) en la primera jornada de la máxima competición europea, aprovecharon dos chispazos para resolver el envite inaugural. El argentino Nicolás Gaitán y el griego Kostas Mitroglou -autores de los goles- dieron los primeros tres puntos al conjunto de Rui Vitória en esta nueva andadura europea.

Por su parte, el Astana dejó Lisboa con la sensación de pagar la inexperiencia en este tipo de eventos. Tras una buena primera mitad, donde los de Stanimir Stoilov cerraron bien los espacios entre líneas y apenas sufrieron los ataques de los lusos, el equipo kazajo se desmoronó en la reanudación.

Minuto clave en el partido

Aleksey Shchetnik entró al terreno de juego en el descanso sustituyendo a un desasistido Kabananga. A los 38 segundos de la reanudación y, tras una buena maniobra en el interior del área grande, el propio Shchetnik tuvo la gloria en sus pies pero su disparo se estrelló en el poste derecho de la portería de Julio César. Esa acción, con 0-0 en el luminoso, destrozó mentalmente a los chicos que dirige Stoilov. A partir de ahí, el Benfica se enchufó y se centró en sumar un triunfo (casi) anunciado antes del arranque del choque.

Gaitán, que fue de los destacados de los primeros 45 minutos, definió con un disparo cruzado tras una buena internada por el carril zurdo. El argentino, quizá el futbolista de mayor calidad de la plantilla del actual campeón luso, se gustó en varias acciones de la segunda mitad. Tras el 1-0 que otorgó algo de tranquilidad a los locales, los de Vitória sentenciaron en la mejor jugada del duelo: Eliseu arranca por la izquierda, hace la pared con Jonas y el ex del Málaga le cede la pelota a Mitroglou que, a puerta vacía, marca el definitivo 2-0.

Con media hora por delante y, con el objetivo de dar descanso a alguno de los titulares habituales debido al inminente choque contra el FC Porto del próximo domingo, los lisboetas jugaron a placer. Raúl Jiménez, que disputó los últimos quince minutos, y un lanzamiento de falta de Eliseu pudieron ampliar la diferencia pero el marcador no se movió.

2-0, objetivo cumplido y a descansar de cara a uno de los grandes clásicos del fin de semana. Mientras, los visitantes -más de 12.000 kilómetros entre el viaje de ida y de vuelta- dejaron buenas sensaciones en este primer choque. Dzholchiev, autor del gol contra el APOEL en el partido de ida de la tercera ronda de la previa, cuajó un buen primer tiempo. A pesar de la derrota, los kazajos demuestran que pueden dar guerra en los próximos cinco encuentros de la primera fase.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*