Hélton es imprevisible

Zenit - Spalletti

Lo único que no puede hacer Danilo es conseguir que salga el sol en San Petersburgo en pleno noviembre. El resto está a su alcance.

Encendí la tele y lo primero que mostró la realización fue a Arshavin con un gorro de lana y una manta de cuadros. Andrey, tan especial, siempre me genera confusión. Si no juega: “¿Por qué no juega?; si juega: ¿Por qué juega? En las gradas, los aficionados emitían sonidos graves como reclamando un chocolate caliente o la manta del ex del Arsenal mientras ondeaban banderas blancas y azules con bastante efusividad. Estaban colorados por las bajas temperaturas propias de esta época del año a orillas del Río Nevá, y eso que aún no habían visto fallar un penalti a Hulk. Spalletti, siempre en continuo movimiento, se frotaba las manos. El Porto saltó al campo con bastante calma. Todo estaba en orden y la pelota echó a rodar.

Zenit - Kerzhakov

 Kerzhakov sustituyó a Danny, con problemas musculares (Foto: ignaley)

Los portugueses tomaron las riendas del encuentro con suavidad. No se dejaron llevar por las prisas, marcaron su ritmo. El Zenit, algo aculado, no puso impedimentos y lo fió todo a Danny y Hulk. Que no es poca cosa. En esa marcha pacífica por el centro del campo del Estadio Petrovsky emergió Danilo. El lateral brasileño es serio en la marca, rápido incoporándose al ataque y se mueve por zonas interiores a las mil maravillas, zonas que le son muy familiares y que quizá, quién sabe, algún día vuelva a ocupar. En una de esas internadas indescifrables para los locales, la puso con rosca en la cabeza de Lucho y lo que parecía una quimera antes de comenzar se tornó sencillo. Sorprendente.

Lo que no sorprendió fue la actuación de Hélton, que es gato y araña. A veces, a sí mismo. En un balón teóricamente cómodo para la zaga de Fonseca, Álex Sandro trató de proteger la pelota para que el portero brasileño la recogiese con facilidad. Era una centro sin mayor repercusión. Hélton, que nunca deja indiferente a nadie, salió en falso y remató ese ida y vuelta en el área pequeña con una marcha atrás llena de lamentos al paso de Hulk, que cómodamente ponía la igualdad en el marcador. Uno nunca llega a acostumbrarse a estas cosas, por más que el guardameta de São Gonçalo haya gozado del apoyo de todos sus técnicos desde que llegó al club en 2005.

Esa acción desquició a un Porto muy cabal. El Zenit creyó en sí mismo -y en Hélton- y se lanzó al ataque. Los rusos llegaron con más peligro con Kerzhakov en el campo, pese a que no tenían la posesión de la pelota, mayoritariamente en los pies portugueses. En una contra rápida, Otamendi se lanzó a cortar un envío al área con el brazo derecho en alto y Hélton, esta vez salvador, arañó con una buena estirada el penalti lanzado por Hulk.

Spalletti mandó calentar a Arshavin, que es como tratar de fundir la Antártida con un mechero. Lo introdujo en el terreno de juego y el dominio fue todavía más claro para los de San Petersburgo. Se sucedieron las ocasiones, pero ni Hulk, ni el propio Arshavin, ni Kerzhakov consiguieron superar al felino brasileño. Los locales suman cinco puntos a falta de dos jornadas y Os Dragões, que a partir de ahora tendrán que mirar de reojo los resultados del cuadro ruso, se quedan tan solo con cuatro. Danilo y Hélton, siempre Hélton, fueron los protagonistas.

ACCEDE AL RESTO DE POSPARTIDOS DEL MIÉRCOLES HACIENDO CLICK SOBRE EL QUE PREFIERAS:

FC Basel vs Steaua Bucureşti
Chelsea FC vs FC Schalke 04
Borussia Dortmund vs Arsenal FC
SSC Napoli vs Olympique de Marseille
Atlético de Madrid vs Austria Wien
FC Barcelona vs AC Milan
AFC Ajax vs Celtic FC
Foto de portada: ignaley

Related posts

Deja un comentario

*