Ideye amarga la victoria del Arsenal

Filipe Pardo (right) of Olympiakos celebrates scoring the opening goal with his team mates during the UEFA Champions League match at the Emirates Stadium, London
Picture by Alan Stanford/Focus Images Ltd +44 7915 056117
29/09/2015

Europa y sobre todo Islington miraba esta noche a Zagreb con más atención de la habitual. El partido, Dinamo ZagrebOlympiacos, no era precisamente el más destacado del día por el nivel de los dos equipos, pero sí el más trascendente a nivel clasificatorio. Las sorprendentes derrotas del Arsenal en las dos primeras jornadas dejaron a los de Arsene Wenger, uno de los favoritos por plantilla a estar en las rondas finales, con un pie fuera de la competición, teniendo en cuenta que los gunners encaraban el doble duelo ante el Bayern. Cualquiera que sumara puntos en el Maksimir se escaparía, así que el deseo inglés pasaba por una victoria local en Croacia y otra en Grecia en la siguiente jornada.

Por su parte, el Arsenal debía cumplir con lo más difícil: vencer al equipo de Guardiola. Lo hizo, pero la alegría tras el 1-0 de Giroud no duró ni cinco minutos. En un partido igualado, que pintaba a empate y en el que el Dinamo Zagreb había contado con más ocasiones claras, Ideye Brown sorprendió en una contra por la izquierda y batió a Eduardo para llevarse los tres puntos y poner las cosas muy de cara al Olympiacos.

Ideye Brown ha sido uno de los fichajes destacados del Olympiacos para esta temporada. Foto: Alan Stanford/Focus Images Ltd.
Ideye Brown ha sido uno de los fichajes destacados del Olympiacos para esta temporada. Foto: Alan Stanford/Focus Images Ltd.

El partido había arrancado a buen ritmo, con Paulo Machado como director de orquesta en el equipo de Zoran Mamic y haciendo que los suyos llegaran a la frontal con relativa facilidad. Ahí, el argelino Soudani y el chileno Fernándes aparecían para insinuar un peligro que nunca terminó de concretarse. De hecho, fue el capitán Domagoj Antolic llegando desde atrás el que puso más en aprietos a la zaga de Botía y compañía. Mientras, el Olympiacos era incapaz de elevar la presión y apenas se acercó a la portería de Eduardo en los primeros cuarenta y cinco minutos. Solo el lateral Masuaku probó al meta con un disparo lejano.

En la segunda mitad, el guión fue parecido pero se vivieron dos minutos de locura que terminaron por decidir el resultado. En el 51, Antolic envió al poste una ocasión que fue menos clara de lo debido por la mala gestión de Fernándes y a la contra Ideye falló en área pequeña cuando solo tenía que empujarla. A falta de quince para el final se repitió la historia. Esta vez fue Rog el que se encontró con el poste de la meta de Roberto y, de nuevo a la carrera, Ideye no perdonó y anotó en una acción muchísimo más complicada que la anterior.

Buscó el empate el Dinamo y lo mereció, pero Ángelo Henríquez envió ligeramente desviado un cabezazo en área chica y el colegiado no quiso señalar nada tras una posible mano de Milivojević en el último suspiro. De esta forma, Olympiacos mantiene tres puntos de ventaja con el Arsenal y la diferencia podría subir a seis la próxima jornada: los griegos reciben al Dinamo y los ingleses visitan el Allianz.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*