Igualdad no resuelta

7025970535_0d6ca6098a_k

La noche en el GSP terminó sin ganador. APOEL y Ajax suman un punto más en la fase de grupos después de haber disputado un partido de máxima igualdad, en el que los dos equipos gozaron de ocasiones para llevarse la victoria. El Ajax, que salió a dominar, acabó cayendo en la trampa del APOEL, que volvió a defenderse con solidez e invitó a los de Frank de Boer a jugar de forma más directa. Cada acción de un equipo tuvo la reacción inmediata del otro, en un partido que tuvo tramos con mucho ritmo y alternativas. La paridad se vio incluso en el tiempo de descuento, con APOEL y Ajax disponiendo de una ocasión cada uno para llevarse la victoria.

Guión inicial esperado

El partido se inició con los esquemas esperados por cada equipo. El Ajax partió con su 4-3-3 tradicional, en el que finalmente formó como titular Lasse Schöne, que llegaba renqueante al partido. En el APOEL, Manduca entró por De Vincenti, que fue titular en el Camp Nou. Durante toda la primera parte, el brasileño formó pareja arriba con Sheridan, mientras que por detrás, Giorgios Donis dispuso dos líneas de cuatro más distanciadas y a mayor altura que frente al Barça.

Esos espacios entre líneas que el APOEL concedió con más frecuencia esta noche fueron aprovechados en el inicio de partido por el Ajax, que salió con la clara idea de mover rápidamente la pelota. Una recepción entre líneas de Andersen fue el origen del primer acercamiento peligroso del Ajax, en el que el danés filtró un buen balón para la llegada por la derecha de Klaassen, que centró para el remate desviado de Schöne. Pocos minutos después, Klaassen volvió a caer al flanco diestro y, en esa ocasión, colgó al segundo palo en busca de Sigthórsson, pero este no llegó a golpear la pelota.

El Ajax parecía haber encontrado una vía para hacer daño al APOEL, que inició el partido buscando a Sheridan a través de envíos largos. También Aloneftis optó en varias ocasiones por la jugada individual partiendo desde la izquierda, pero van Rhijn estuvo atento a sus acciones. Con el paso de los minutos, el APOEL parecía estar cada vez más acomodado en el campo, con las líneas juntándose y cortocircuitando el juego interior del Ajax. Los de Frank de Boer parecían haber sido desactivados del todo, pues incluso tenían problemas para sobrepasar la primera línea de presión que formaban Sheridan y Manduca. De todas formas, el APOEL tampoco se encontró con opciones claras de contragolpe y no fue capaz de hacer daño al Ajax durante la primera media hora.

Partido de acción-reacción

Pero cuando el juego del Ajax parecía más estéril, llegó el gol del 0-1. Andersen recibió en la izquierda y puso un muy buen balón para Schöne, que hizo una buena ruptura entre los dos centrales. El ’20’ se encontró con Urko Pardo, pero a la segunda, Andersen empujó la pelota al fondo de la portería. La mala suerte para los de Frank de Boer fue que, a los tres minutos, Milorad Mazic vio un penalti en una jugada bastante dudosa. Aloneftis pinchó un balón que Tiago Gomes había puesto por encima de la defensa y, al entrar en el área, trató de levantarlo ante van Rhijn, que en las repeticiones daba la sensación que tocó el balón con el pecho y no con el brazo. Manduca fue el encargado de marcar desde los 11 metros.

13053645174_c2cddd8a23_b

Schöne pudo jugar el partido y una ruptura suya provocó el 0-1. Foto: Champions Lounge

Después del gol del APOEL, el juego interior del Ajax seguía bloqueado, así que Boilesen subió varias veces por la izquierda en el final de la primera parte. Pero eso no tuvo un efecto positivo en el Ajax, dado que el danés tendió a irse al centro y perdió varias veces la pelota. El Ajax también realizó bastantes envíos largos, pero Sigthórsson no pudo bajar casi ningún balón por la buena labor de Carlao y Joao Guilherme. El APOEL dispuso de varios conatos de salida rápida a la contra en la primera parte, pero ninguno como el que tuvo cerca del descanso. Sheridan bajó un balón despejado por la defensa y entre él y Manduca montaron una veloz acción de contragolpe que el irlandés no llegó a rematar. Mazic señaló el descanso y el Ajax salió vivo de la primera parte.

En el segundo tiempo, hubo cambios en la disposición del APOEL. Manduca se colocó por detrás de Sheridan y Aloneftis retrocedió, con el equipo defendiendo, a la posición de lateral izquierdo, quedándose una línea de 5 defensas. Esto implicó que Tiago Gomes se integrara en la medular, formando un trivote junto a Vinícius y Nuno Morais. El Ajax, ante tal carga de jugadores del APOEL en el medio y el gran trabajo defensivo de los centrocampistas rivales (Vinícius cortó innumerables pases interiores), viró definitivamente a un juego vertical.

Las bandas eran la solución para el Ajax

Los cambios de Frank de Boer (Kishna por Andersen y El Ghazi por Schöne) evidenciaron la intención de explotar los costados. Kishna puso dos centros desde la izquierda que estuvieron cerca de convertirse en gol. El primero, nada más saltar al campo, lo cabeceó Sigthórsson, pero se le marchó unos centímetros por encima de la puerta de Urko Pardo. El segundo fue un preciso envío desde la línea de banda para el remate de Klaassen, que también mandó la pelota fuera. Sigthórsson también había gozado de otra ocasión algunos minutos antes, cuando peleó un balón largo con dos defensas del APOEL y terminó tirando al cuerpo de un atento Urko Pardo.

15218758070_a20306ca1b_o

Aloneftis fue uno de los mejores en el APOEL. Foto: Francisco Javier Fernández

El partido fue, por momentos, de ida y vuelta. Los dos equipos realizaron un muy buen trabajo de presión e intentaron lanzar contras rápidas. Como en el primer tiempo, Aloneftis y Sheridan fueron los protagonistas ofensivos del APOEL. El chipriota entró por banda izquierda como un cuchillo, mientras que el irlandés fue con peligro al espacio y dio aire al ataque de su equipo por su capacidad para aguantar balones. En la mejor ocasión del APOEL para hacer el 2-1, Aloneftis colocó un muy buen centro a la cabeza de Sheridan que este, en el punto de penalti, envió fuera. A los pocos minutos, una recuperación en el centro del campo de Manduca precedió un muy buen pase al espacio para Sheridan, que fue trabado por Cillessen en la frontal del área cuando se disponía a regatearle. Los centros de Aloneftis también servían para que el APOEL aprovechase segundas jugadas, como se vio en una acción que acabó con un peligroso disparo de Mário Sérgio desde la frontal (detenido por Cillessen).

Arreón final

En los últimos minutos, Donis introdujo a dos jugadores: entraron Efrem por Manduca y De Vincenti por Tiago Gomes. Con estas modificaciones, el APOEL se quedaba en 5-3-2 cuando defendía (con Efrem formando trivote junto a Vinícius y Morais) y en un 4-4-2 cuando atacaba (Aloneftis pasaba a ser extremo y Efrem caía a la derecha). En los últimos minutos, el Ajax parecía terminar el partido en la portería chipriota, pero los dos equipos tuvieron sendas oportunidades de ganar el encuentro en el descuento. La primera fue para el APOEL, con un disparo de Aloneftis desde la frontal después de un despeje de la defensa del Ajax. La última del partido la tuvo el conjunto holandés en los pies de Serero, tras una salida algo defectuosa de Urko Pardo. APOEL y Ajax cosecharon un punto que, teniendo en cuenta su calendario, les hace pensar más en el objetivo del tercer puesto que en la casi utópica clasificación.

Foto de portada: George M. Groutas

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*