La vida sin James

FIL MADRID SEVILLA 53

Seamos francos: James Rodríguez no lo tenía nada fácil. Por él se pagó un precio que sólo un rendimiento inmediato de superestrella podía justificar, se le señaló como la figura que había provocado la marcha de otro crack e ídolo de la hinchada como es Ángel Di María y se le obligó a jugar en una posición en la que prácticamente no había jugado nunca a lo largo de su carrera. Él no era culpable de ninguna de las 3 cosas, pero sin duda eran factores que iban a hacer su primer aterrizaje en un gigante algo más tormentoso. Quizá no el fracaso estrepitoso, pero la opción de que sus inicios en el Real Madrid fueran apagados no era en absoluto descartable. Sin embargo, acabado el primer tercio de la temporada, sobre su figura quedan pocos resquicios de duda. Su más que probable baja de cara al Mundialito de Clubes, competición que el equipo blanco no tiene y ansía llevar a su vitrina, afecta considerablemente a la reconstruida estructura del Campeón de Europa. Con su implacable personalidad de jugador grande y su productivo fútbol ha conseguido anteponerse a las circunstancias y ayudar a construir de forma decisiva los cimientos de un conjunto que suma 18 victorias seguidas.

 

Bale James Cristiano Ronaldo real Madrid focus

James ha sido un elemento decisivo para alcanzar la armonía de juego de la que goza ahora el Real Madrid. Foto:Focus Images Ltd

Presencia, trabajo y producción

Que el Madrid pueda jugar con 4 mediapuntas reconvertidos en el centro del campo y dos laterales que, digamos, no son cerrojos y a la vez ser un conjunto defensivamente muy fiable se debe en buen medida al poco habitual trabajo del jugador colombiano. Como señala Abel Rojas en los puentes de Carlo, es impresionante observar al cafetero (con y sin balón) y ver cómo compensa los movimientos de sus compañeros para permitir que el Madrid sea un conjunto ordenado. No sólo es sacrificado y habilidoso físicamente a la hora de defender, sino que cuenta con una lectura táctica privilegiada que ejerce casi de forma automática. Obviamente si no tuviera una técnica elegida chirriaría en un equipo de posesión tan talentoso como el blanco, pero su comportamiento y trabajo ha sido lo que más ha llamado la atención en sus primeros 4 meses en la capital. Lo otro, se esperaba más.

Aunque quizá se esperaba que fuera más un jugador de momentos, de acciones, de jugadas decisivas a través de su maravillosa zurda que un motor constante como está siendo. Es cierto que suma una producción nada anecdótica (5 goles y 5 asistencias sólo en liga), pero su importancia ofensiva reside sobre todo en el dinamismo que le da a la posesión madridista, en cómo ayuda al equipo a subir escalones y en su omnipresente despliegue que permite al Madrid jugar a ese ritmo y a la vez ser tan armónico. Ya sea de interior izquierdo, derecho o hasta de extremo, es el pulmón del juego blanco.

Con Isco, Illarramendi y Kroos en el centro, a priori un juego más común

Asier Illarramendi es seguramente un recurso infrautilizado por el Real Madrid. Como ha demostrado las pocas veces que ha jugado en esta 14/15, cuenta con una comprensión del juego y capacidad de gestión que, si resuelve las dudas sobre su personalidad y presencia, le convertirían seguramente en centrocampista titular de muchos equipos grandes. Con James y Modric lesionados a medio plazo y Sami Khedira en una extraña situación renqueante, todo apunta a que en este tramo de temporada tendrá la oportunidad de reivindicarse en su segunda temporada como madridista. Lo dicho, a priori no parece un salto de calidad dramático, pero sin James el ecosistema blanco se altera de forma notable. El vasco, Kroos e Isco son un centro del campo de absolutas garantías, pero el dinamismo, ritmo y compactación que alcanzó con James en sus mejores días parece difícilmente reproducible sin su figura.

La primera oportunidad de ver a ese centro del campo de inicio será ante el Ludogorets. La principal duda es cómo será el reparto de espacios. ¿Illarra o Kroos mediocentro? ¿Isco interior izquierda o Kroos? Una opción plausible es la de Kroos en su habitual labor de 5, con Isco en el interior izquierdo (donde mejor ha jugado hasta ahora) e Illarra en la derecha., donde jugó ante el Celta. Son tres centrocampistas asociativamente excelsos, que seguramente darán fluidez y buen juego a la posesión blanca, pero probablemente veamos una versión más pausada (dentro de lo que cabe estando arriba la BBC). Ninguno de ellos es tan móvil y esa sensación de dinamismo se verá probablemente matizada, pero no se puede descartar que Carlo invente nuevas cosas. Igual que poca gente podía esperar este Madrid de James, no podemos descartar nada del Madrid de Illarra. En un Bernabeu sediento de ocio, ante un Ludogorets que sólo aspira a las remotas posibilidades de Europa League y con la oportunidad de ver a Jese como aliciente (Carlo ha confirmado que será suplente, pero que tendrá minutos), este nuevo Madrid tendrá una oportunidad de desarrollarse de cara a la decisiva cita de Marruecos. Día 1 de la vida sin James.

El hat trick de Cristiano Ronaldo se paga a 4,25 en bwin

Las cuota mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.

Liverpool vs Ludogorets - Football tactics and formations

Posibles alineaciones. Foto:sharemytactics
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*