La importancia del primer día

San Mamés Athletic - thierry llansades

Esta edición de la Champions League arranca para el Shakhtar Donetsk a escasos kilómetros del punto de partida de la 2013/14. El Shakhtar se estrenó hace doce meses en Anoeta frente a la Real Sociedad y le toca ahora hacerlo en San Mamés contra el Athletic Club. Si nos remontamos a aquel mes de septiembre de 2013, recordaremos un Real Sociedad-Shakhtar en el que el equipo realista pagó en cierto modo la novatada y perdió el duelo en las áreas. Le faltó oficio, inició la Champions con mal pie y ya no fue capaz de cambiar la dinámica en ningún momento del torneo. Es el peligro que tienen los tropiezos del primer día, especialmente cuando eres un club que lleva varios años sin comparecer en la máxima competición continental.

Ernesto Valverde: “El Shakhtar no ha cambiado demasiado desde el año pasado. Las referencias que tenemos son claras. Es un equipo muy peligroso de mediocampo para adelante. Sus jugadores de ataque son muy rápidos”.

Valverde Focus Valverde disputó la Champions con Olympiacos y Valencia. Foto: Focus Images Ltd.

No es ningún secreto que la localía, tratándose de San Mamés y de una cita de esta naturaleza para la afición bilbaína, puede ser un factor a tener en cuenta en un partido del que quisiera destacar tres aspectos.

El primero es la habilidad del Athletic Club para mover la pelota en el centro del campo. Ese talento lo tienen Ander Iturraspe, Mikel Rico o Beñat. A priori, el Athletic ha de llevar la iniciativa: tiene piezas más preparadas para ello que el Shakhtar Donetsk, seguramente con una faceta más contragolpeadora. Tener el esférico no es suficiente. El Athletic ha de evitar que esa posición sea intrascendente, lenta e incapaz de superar líneas de presión.

Si lo previsible es que el Athletic controle esa mayor posesión de balón, el planteamiento de Mircea Lucescu creo que tratará de explotar el juego de contraataque del Shakhtar. Futbolistas talentosos y desequilibrantes como Douglas Costa, Alex Teixeira o Taison son realmente peligrosos, como señalaba Ander Iturraspe en la rueda de prensa previa al partido. “Ellos son poderosos a la contra. Se sienten cómodos con espacios”, explicaba el mediocentro.

Ese juego al contragolpe -o las acciones individuales de estos atacantes brasileños en campo contrario- es la mayor virtud del vigente campeón ucraniano. Un campeón que sigue teniendo como defecto su debilidad defensiva, un aspecto que puede llegar a marcar las diferencias con respecto al Oporto y al Athletic en esta fase de grupos. ¿Lo aprovechará Aritz Aduriz? El Athletic Club tiene motivos para el optimismo a la hora de recibir a un Shakhtar que, por supuesto, posee un nivel lejano a aquel que aportaban futbolistas de la categoría de Willian, Fernandinho y Mkhitaryan hace un par de cursos.

Athletic vs Shakhtar - Football tactics and formations

Foto de portada: thierry llansades.

 

Related posts

2 comments

Hace mogollón que no veo un partido del Shakhtar Donetsk, pero me sorprende que Luiz Adriano se mantenga tanto tiempo, aunque sus cifras han estado cercanas a 0,5 por partido siempre tuve la impresión que estaba un piso por debajo del resto de brasileños del Shakhtar, igual es manía mía.

A ver si Susaeta se enchufa, ha sido un termómetro los últimos años por su regularidad, pero ha empezado un poco bajo. Por cierto, De Marcos es un lujazo silencioso para un equipo, tipo Grobkreutz.

Deja un comentario

*