La inocencia condena a un buen Schalke

Tottenham Hotspur v ChelseaBarclays Premier League
Tottenham Hotspur v ChelseaBarclays Premier League
Foto: Focus Images

El aficionado medio del Schalke 04 que ayer se sentó a ver a su equipo jugar un partido de Champions League ante todo un Chelsea igual no acabó orgulloso porque perdió 0-3, pero seguro que se lo pasó muy bien durante muchos tramos del partido. Su equipo dominó, tuvo el balón, creó ocasiones suficientes y puso contra las cuerdas a uno de los favoritos para ganar esta competición. Además, pudo ver en su equipo a gente tan joven, fresca y estimulante como Meyer, Draxler, Goretzka o Clemens, que no llegan a los 21 años de edad. Todo esto hay que elogiárselo a Keller: es un entrenador valiente, romántico, que se expone y con una propuesta de juego muy ofensiva, aunque también algo inocente. Esa inocencia fue quizá lo que le acabaría costando la derrota.

Y es que no se habían jugado ni 5 minutos de partidos cuando Ivanovic peinó un balón magistralmente puesto por Lampard que Torres, insultantemente solo en el segundo palo <em, se encargó de meter para adentro. No había hecho prácticamente nada el Chelsea para ganar ese partido pero ese error, ingenuo, infantil, de equipo poco competitivo le costó al Schalke 04 ponerse por detrás en el marcador. Ya hemos visto en otras ocasiones que ese es quizá el principal punto débil del equipo minero: le cuesta competir. Es bonito, por momentos juega muy bien al fútbol, pero en las acciones clave falla y la Champions no perdona esas cosas.

Fue hasta emocionante como los de Keller se supieron recuperar del golpe anímico que debe suponer recibir un gol así. Con los centrales casi al borde de la línea del centro del campo, los laterales con un marcadísimo rol ofensivo y sus tres mediapuntas (Draxler, un Clemens magnífico durante la noche de ayer y un decepcionante Max Meyer) combinando entre líneas, consiguió meter al Chelsea en su campo y asediar la portería de Petr Cech. La, otra vez, inocencia en el remate, un superlativo Petr Cech y el dominio del área de Cahill y Terry impidieron que empataran el partido. El Schalke hizo méritos, de verdad, para marcar más de uno y de dos goles.

En pleno asedio local en la segunda parte, con el Schalke volcadísimo para empatar el partido, el joven Max Meyer erró en un pase y se la dió a Hazard que, tras una cabalgada salvaje, encontró a un Oscar que se comió a Jermaine Jones y se la pasó finalmente a Torres para que hiciera el segundo y rompiera el partido por completo. Un contraataque eléctrico made in Mourinho. El doblete de El niño no fue ninguna casualidad: estuvo intensísimo durante el partido, se movió muy bien buscando el gol con ímpetu y con un extraordinario despliegue físico cuando su equipo corría hacia la meta de Hildebrand. El ingenuo error de Meyer fue el paradigma perfecto de lo que es la inocencia de este Schalke 04 que, por sus dos victorias en los primeros partidos, se puede permitir un tropiezo como este. Pero deben madurar.

El segundo gol acabó por hundir a los de Gelsenkirchen, que lo siguieron intentando con cierta timidez, pero que construyeron el escenario ideal para que el Chelsea pudiera esperar atrás y acabar de destrozar a la contra. Eso hizo Eden Hazard en el 0-3 para redondear una victoria que da aire a los de Mourinho y obliga al Schalke 04 a ponerse las pilas.

ACCEDE AL RESTO DE POSPARTIDOS DEL MARTES HACIENDO CLICK SOBRE EL QUE PREFIERAS:

Steaua Bucureşti vs FC Basel
Arsenal FC vs Borussia Dortmund
Olympique de Marseille vs SSC Napoli
Austria Wien vs Atlético de Madrid
FC Porto vs Zenit
AC Milan vs FC Barcelona
Celtic FC vs AFC Ajax

Related posts

3 comments

“Se comió literalmente a Jermaine Jones”. A ver si sabemos lo que significa “literalmente”. Por lo demás, buen artículo.

Remarcable la poca competitividad que suele demostrar el Schalke 04 , si les ponemos delante un equipo comandado por Mourinho que si algo saben hacer prácticamente mejor que nadie, es competir , complicado.

Torres estuvo espectacular y que bonito suena juntar a Draxler – Clemens y Meyer , encima con KPB , ves a Goretzka entrando cada vez más a menudo ?

Sí, absolutamente y más aún con la lesión de Höger. Tampoco es que Goretzka la esté rompiendo demasiado cuando juega, pero creo que a la larga veremos un Neustädter-Goretzka en el centro del campo minero.

Deja un comentario

*