La presión es para el Benfica

Jesus verá el partido desde la grada por sanción. Foto: Focus Images Ltd.

El mes de mayo ya queda lejos. Ahí fue cuando el Monaco sentenció el subcampeonato de Liga en su año de retorno a la Ligue 1, aún con Falcao y James en plantilla. Por su lado, el Benfica guarda un buen recuerdo de ese mes, aunque un poco agridulce. Cayeron Liga, Copa y Copa de la Liga, pero no la Europa League, en lo que supuso otra derrota más en una final europea, y ya van unas cuantas desde 1962. Cinco meses después, con un equipo que todavía se está construyendo, los encarnados llegan al principado en una situación casi límite en Champions. Después de perder claramente ante el Zenit en la primera jornada y haber sufrido la tormenta perfecta en Leverkusen, el cuadro de Jorge Jesus no se puede permitir más tropiezos. Todo lo que no sea una victoria en el Louis II le complicará la vida al Benfica. Por su lado, el Monaco llega al partido con la tranquilidad de no haber perdido aún, y siendo consciente de que una victoria le podría allanar el camino a octavos.

La presión, por tanto, la tiene el Benfica, y Jorge Jesus no la ha eludido. A pesar de las dos derrotas iniciales, ha declarado que su equipo tiene confianza y ambición y que quiere ser campeón de grupo. No le falta valentía al entrenador del Benfica, que es responsable de la enésima regeneración encarnada, necesaria tras haber perdido a jugadores como Oblak, Garay, Siqueira, André Gomes, Rodrigo o Markovic. De los nuevos, quienes más rápido se han asentado en la titularidad han sido Samaris, que comparte doble pivote con Enzo Pérez, y Anderson Talisca, considerado uno de los mejores talentos jóvenes del panorama futbolístico actual. El Monaco, por otra parte, ha fichado muy poco y ha cubierto sus bajas con jugadores que el año pasado no eran indiscutibles, como es el caso del central Raggi o el extremo Ferreira-Carrasco, que se han hecho habituales en el once de Jardim. De los nuevos, ya ha saltado a la palestra Bernardo Silva (canterano del Benfica cedido al Monaco), que va teniendo minutos en Liga y que ya brilló en Champions con una muy buena media hora ante el Leverkusen en la primera jornada.

Toulalan Monaco Focus

Jérémy Toulalan es la piedra angular del Monaco. Foto: Focus Images Ltd

De cara al partido de esta noche, el Monaco no tiene bajas importantes. Sí tiene una el Benfica, que no podrá contar con Jardel, uno de sus centrales titulares. También andan lesionados el extremo Ola John y el portero Júlio César. En cuanto al guión del encuentro, la batuta debería ser para el Benfica, que se encontrará con un Monaco que suele replegarse atrás. En este panorama, toman importancia las individualidades. Fabinho, el lateral de menos nivel del Monaco, tendrá ante sí a Gaitán, uno de los jugadores más habilidosos de este Benfica. Por la otra banda, la que defenderá Kurzawa, percutirá Salvio, único goleador de las águilas en esta Champions. Otro de los que posee calidad para resolver el partido por sí solo, Anderson Talisca, tiene una prueba de fuego ante sí: deberá enfrentarse a un recuperador nato como Jérémy Toulalan, que se mantiene a un gran nivel futbolístico. Si el Monaco carga mucho el centro, algo que es de esperar, el Benfica puede tener en las llegadas a línea de fondo de Maxi Pereira o los potentes disparos de Eliseu dos vías para desatascar el partido.

El Monaco tiene tendencia a jugar por fuera, así que serán importantes las salidas que puedan ofrecer los laterales y, sobre todo, Ferreira-Carrasco, el extremo más rápido de la plantilla. Ocampos también tiene calidad, pero suele irse más hacia dentro, donde ya se encontrarán Kondogbia y Moutinho, dos interiores de perfil opuesto. El ex del Sevilla es un box-to-box, mientras que el portugués es un jugador más horizontal y un buen pasador. Otra de las bazas monegascas pueden ser los balones largos a Berbatov, algo que, por otra parte, no ha funcionado demasiado bien en Champions. En rueda de prensa, Leonardo Jardim destacó que el Monaco es un equipo que falla muchas ocasiones de gol. No le falta razón al portugués, que se ha quedado sin killers tras las marchas de Falcao y Rivière. Otro aspecto a tener en cuenta es ver cómo afronta los primeros minutos el Benfica, que de los 5 goles que ha recibido en la Liga de Campeones, 3 se los han marcado antes de la media hora. El Monaco no es un torbellino como el Leverkusen, pero un gol tempranero de los de Leonardo Jardim puede ser un filón para sentenciar el partido a la contra, y más sabiendo que el Benfica es quien tiene la presión.

ASM-SLB

Alineaciones probables
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*