La primera gran noche de Depay

Memphis Depay of Manchester United during the Barclays Premier League match against Aston Villa at Villa Park, Birmingham
Picture by Andrew Timms/Focus Images Ltd +44 7917 236526
14/08/2015

A Memphis Depay el Manchester United lo fichó porque hacía falta. Era una figura emergente en el fútbol mundial, llegaba de hacer la temporada de su vida y en Old Trafford hace años que sus estrellas no brillan como se pide que lo hagan. Por ejemplo, uno mira la lista reciente de ganadores del premio al futbolista del año en el equipo y se encuentra con David De Gea (2015 y 2014) -a punto de irse al Real Madrid-, con Robin van Persie (2013) -pertenece al Fenerbahce tras dos años decadentes-, con Antonio Valencia (2012) -Darmian le ha quitado la titularidad- y con Chicharito (2011) -llega rebotado de una cesión-, de modo que ninguno de ellos, salvo sorpresa, se espera que tenga un impacto notorio en esta temporada (bien porque se van, bien porque no están). Intentaron cambiar esa dinámica con Di María o Falcao y sólo duraron una temporada. Depay era una compra necesaria a un precio asequible y el Manchester United estaba obligado a buscar a su próximo gran jugador.

La llegada del extremo holandés servía como rampa de preparación a la Champions League. Depay había demostrado ser resolutivo en la Eredivisie, proclamándose campeón y siendo denominado mejor jugador, y ahora tenía que dar un salto. Ese salto lo va a dar de la mano de su nuevo club, el Manchester United, cuya mejoría implica regresar a una fase de grupos tras una temporada fuera de toda competición europea. En la eliminatoria contra el Brujas se unían ambos destinos: la posibilidad de que Depay se presentase a Europa y el billete en juego de los ‘red devils’ para regresar a un torneo que han ganado en tres ocasiones.

Y la presentación fue fascinante.

Depay: “Cuando llegas a un gran equipo tienes que hacer bien tu trabajo”.

Memphis Depay of Manchester United during the Barclays Premier League match against Aston Villa at Villa Park, Birmingham Picture by Andrew Timms/Focus Images Ltd +44 7917 236526 14/08/2015Memphis Depay, 2 goles y 1 asistencia (Foto: Focus Images Ltd)

Otra vez desde la banda izquierda, y no de mediapunta como en su debut, Depay lo apostó todo a su arrancada hacia el área y a su disparo desde media distancia; una apuesta ganadora. En cada brazo suyo caben tres Januzajs y si se arriman un par de Matas, pero es en ese chut poderoso donde esconde gran parte de sus secretos. La pelota sale bendecida con veneno, terror para los porteros, y de camino a la portería va moviéndose en el aire, como saludando a la grada. Dos entraron así, en plena diagonal, para remontar el 0-1 de los belgas, obra de Carrick en propia puerta.

Hubo actores secundarios en la noche de Depay. Uno fue Smalling, como si Ferdinand le hubiese besado en la frente a comienzos de temporada, y otro Luke Shaw. Es un gran fichaje del Manchester United si el joven lateral inglés se parece más al joven lateral inglés que al fichaje del Manchester United: desde que llegó a Old Trafford no se le ha visto en plenitud. El 3-1 lo hizo Fellaini a pase de Depay porque el propio Depay se permitió el lujo de no marcar un hattrick para el recuerdo. Tras un tacón mágico de Rooney en el aire, el holandés mandó su disparo alto desde el punto de penalti.

En su primera gran noche en la Champions League, Depay ha hecho lo el plan perfecto señalaba: que se esté deseando la segunda.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Ninguna sorpresa, cualquiera que hubiera visto jugar alguna vez a Depay sabe que va a ser una estrella del fútbol mundial y como tal, empieza echándose a sus espaldas a todo un United. Megacrack del que hay que disfrutar.

Deja un comentario

*