La tercera oportunidad de Guardiola

Bayern Munich Press Conference

Sería injusto quitar el mérito que tiene todo lo que ha ganado Guardiola con el Bayern. La cuestión es que por potencial, generación e inercia adoptada, todo el mundo da por seguro antes de comenzar la temporada que es cuestión de tiempo que veamos los jugadores del Bayern lanzando cerveza a su entrenador mientras celebran el título de Liga. Se da tan por hecho que si no sucediera supondría una tormenta de críticas tan imparable, que ni un entrenador de su fama podría aguantar. Y lo cierto es que hay una verdad escondida, pero palpable: Guardiola fue al Bayern para ganar Champions. De momento lleva dos temporadas llegando a semifinales, pero no pudiendo competir prácticamente en ninguna de ellas: impotente por el contraataque del Madrid de Ancelotti en su primer asalto y ametrallado por Leo Messi en su segundo intento.

Esta noche da comienzo la tercera ocasión para que el preparador catalán logre esa meta que le encumbre delante de la afición bávara que ya ha realizado algún amago de disconformidad con los planes del dos veces campeón de Europa. Precisamente sus planes, y sobre todo su pizarra, vuelven a empañarse por culpa de la plaga de lesiones que parece perseguir a los muniqueses desde el curso pasado. Acostumbrados ya a vivir sin Robben y habiendo renunciado de momento al concurso de Ribery, cuyo futuro presenta más sombras que luces, el peligro por banda, del que tanto se alimenta cualquier equipo que quiera tener la posesión del balón como modo de atacar y defender, depende ahora de Müller, que tiende a ir hacia dentro, y por encima de todos de un Douglas Costa que hace de Robben, Ribery y de Espíritu Santo si es necesario. Costa está en un momento de desborde, imaginación y confianza tal, que hace dudar del orden más o menos lógico de los mejores jugadores del mundo. Si es capaz de mantenerlo, tiene visos de instalarse en el reducido club de futbolistas que aspiran a Balones de Oro y son portada de videojuegos. Por detrás de ellos se situará un rombo de centrocampistas, con Thiago en la izquierda y Lahm en la derecha. Arturo Vidal, un jugador que debe resultar clave en este tipo de encuentros, donde la “testiculina” también cotiza, enlazará con con Lewandowski, y justo detrás de ellos, siguiendo una línea recta, Xabi Alonso orquestará al equipo. La defensa de tres estará formada por un central (Boateng) y dos laterales con recorrido ofensivo como Alaba y Rafinha, aunque en este caso deberán saber elegir cuando avanzar para no desproteger demasiado. Es posible que Bernat entre en el equipo titular. Además de los ya citados, son baja por lesión en el equipo alemán: Benatia, Badstuber y Kirchhoff. Es posible que haya minutos para el joven Kingsley Koman.

Ideye Brown West Brom WBA Focus
Ideye Brown intentará mejorar su trabajo en la Premier League en el Olympiacos/ Foto: Focus Images Ltd.

Del Olimpiacos de Marco Silva podemos esperar otro remake de la película de siempre del equipo del Pireo. Curiosamente coincide con el Bayern en el hecho de que ganar la liga no suena a suficiente: su nivel es demasiado superior a nivel local. La exigencia en Champions League, obviamente, es diferente a la de los bávaros: no se les pide ganarla, pero si competir bien y llegar lo más lejos posible. Ese objetivo parece la única tabla de salvación de un equipo que devora entrenadores, la mayoría de ellos pese a ganar la Liga, a un ritmo vertiginoso. Incluso a Míchel, que sí cumplió con creces objetivo continental, se le despidió. Este Olimpiacos espera mucho del delantero nigeriano Ideye Brown, que debutó en Liga la semana pasada ante el Platanias y que buscará su primer gol con el equipo heleno; sus números en Inglaterra ni se acercan a los que consiguió en el Dinamo de Kiev. En el 4-2-3-1 que dispondrá esta noche el técnico luso, podemos destacar la conexión entre los veteranos Esteban Cambiasso y “Chori” Domínguez ayudados por el serbio Milivojevic para surtir de balones a Ideye, Pardo y Durmaz en las previsibles contras locales ante la eterna posesión de balón que se van a encontrar enfrente. El factor Karaiskaki, sumado a las asiduas actuaciones gloriosas de Roberto en partidos de Champions League, son las esperanzas a las que se puede agarrar un equipo que es notablemente inferior a su rival en prácticamente todos los aspectos.

Bayern vs Olympiakos - Football tactics and formations
Posibles alineaciones del Olympiacos-Bayern

 

 

 Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*