La última oportunidad

Manchester United v Shakhtar DonetskUEFA Champions League

Si existe un momento de la temporada en el que el Manchester United puede obviar sus malos resultados, en el que da igual cuántas veces haya perdido en Old Trafford desde agosto, que no son pocas, en el que del 0 al 90 los suyos no les van a criticar sino que van a tener una última oportunidad, la definitiva, y en el que el tambaleante proyecto que tiene grietas antes de haber puesto la segunda piedra pasa a un segundo plano aunque requiera de tratamiento inmediato, es en este duelo contra Olympiacos donde se juegan demasiadas cosas en una hora y media de partido. Se juegan remontar una eliminatoria en desventaja (2-0) que no por difícil se convierte en lo más trascendente del reto: decir adiós en estos octavos de final supondría no volver a la Champions League hasta, como poco, dentro de año y medio, ya que hace tres días, en su propia casa y de forma humillante, perdieron contra el Liverpool el tren definitivo de la cuarta plaza en la liga. El duelo contra el Olympiacos es el juicio final de una temporada para Moyes no sólo decepcionante sino traumática, enfermiza.

Otro aviso para Moyes

Cuando el Manchester United cayó de forma alarmante por 4-1 en el derby contra el City se consideró como el primer gran tropiezo de Moyes. Fueron superados, dominados y goleados. El tanto de Rooney en una falta magistral llegó a punto del final, cuando el 4-0 amenazaba con quedarse grabado para siempre. No había sido un accidente, era grave, pero estábamos todavía en septiembre, de modo que tenían tiempo para arreglarlo. Una semana más tarde llegó el West Brom y conquistó Old Trafford, dejando en evidencia la debilidad de un conjunto que no arrancaba. Poco antes de Navidad, y justo después de una racha que parecía poner fin al primer bache, coincidiendo justo con la explosión de Januzaj en aquella remontada en Sunderland, tanto Everton como Newcastle también ganaron en el Teatro de los Sueños, que para los visitantes empezó a convertirse en un regalapuntos, como comprobaron a inicios de 2014 el Tottenham en la Premier League y el Swansea en la FA Cup, echando a los de Moyes a las primeras de cambio, sin respuesta alguna. La victoria del Liverpool hace tres días fue muy sintomática y definitoria: su eterno rival, al que han dominado los últimos 20 años tanto moral como futbolísticamente, también les pasaba por encima. El Manchester United ya no cree ni en sí mismo y lo que antes se veía como una remontada factible (¿Quién no ha pensado que los red devils remontarían la mayoría de partidos que iban perdiendo en Old Trafford? ¿Quién no ha visualizado a Chicharito marcando el gol de la victoria en el descuento cuando un encuentro iba empate?) ahora es difícil, muy difícil de imaginar que sea posible.

FIL CRYSTALPALACE MANUTD 02Moyes sigue rompiendo récords negativos en el Manchester United (Foto: Focus Images Ltd)

Existe un dato que está dando mil vueltas en la prensa en los últimos días. Las estadísticas de David Moyes con su nuevo equipo (29 partidos, 48 puntos, 46 goles a favor, 34 en contra) son prácticamente idénticas que las llevaba con el Everton a estas alturas (29 partidos, 48 puntos, 46 goles a favor, 35 en contra). Las 6 derrotas que ya ha cosechado el Manchester United en Old Trafford son un duro palo de asimilar, eso sin contar que la eliminación contra el Sunderland, que técnicamente fue un empate, fue una derrota en los penaltis y supuso la no presencia en una final de Copa en la que ya se veían a falta de dos minutos para el final del partido, cuando a De Gea se le escapó un balón fácil.

Un mensaje que no llega

Tras la derrota en la ida contra el Olympiacos, Roy Keane, que estaba ejerciendo de comentarista en ITV, criticó las declaraciones post-partido de Carrick porque eran insustanciales, no aportaban nada y sólo contestó para salir del paso. Poco después, en rueda de prensa no mejoró mucho la cosa. Moyes dijo que era el peor partido que habían jugado en Europa, que no merecieron nada. No hubo ningún mensaje de remontada, no hubo un enfado, no hubo ganas de revancha o, al menos, no se manifestó. A lo largo de las dos semanas siguientes, lo más noticioso en el club son las declaraciones de van Persie en las que dice que quiere renovar (hay quien lo ve como una intención de cobrar parecido a Rooney) y la posible falta de entendimiento en el cuerpo técnico (en concreto, entre Moyes y Giggs). Se ha echado de menos un líder que haya preparado el partido en el plano moral, que haya contagiado a una afición, aunque poco contagio se ha podido hacer si el encuentro anterior lo pierdes 0-3 ante los tuyos con un once totalmente de gala, titular, sin apenas bajas.

“Es el peor partido que hemos jugado en Europa, no merecimos sacar nada”, Moyes sobre el encuentro de ida en Grecia.

FIL MANUTD CARDIFF 78Los altos cargos del club respaldan a David Moyes… de momento (Foto: Focus Images Ltd)

En los últimos tres partidos, Moyes ha podido alinear a todas sus estrellas: Mata, Rooney, Van Persie, Januzaj, Carrick y Fellaini. En los dos primeros les sirvió para cosechar dos victorias a domicilio (Crystal Palace y West Brom) pero fueron dos encuentros de dinámica similar: tenían el balón, el rival no ejercía una presión muy asfixiante. En cuanto el Liverpool le apretó a Fellaini y anuló a Rooney se comió al United. Además, en la Champions League no va a estar Mata, el fichaje estrella, por lo que es probable que Moyes introduzca a Valencia en una de las bandas, que haya un juego más profundo. El fin de semana, en el Match of the Day, el programa de resúmenes de la Premier League en la televisión inglesa, los analistas criticaron duramente a Van Persie en el partido contra los de Rodgers porque no tiraba ningún desmarque, porque el holandés no buscaba la espalda de los defensas sino que pedía los balones al pie o escorado a banda. No estiraba al equipo, a diferencia de lo que hacían Sturridge y Suárez, que generaron mucho peligro. Moyes no podrá contar con Evans y Smalling salvo sorpresa, ya que ninguno entrenó el martes. La única gran duda del once que saque el técnico escocés es la pareja de centrales: Vidic será titular en el que puede ser su último encuentro europeo con el club (ya ha confirmado su fichaje por el Inter) y su pareja saldrá de Jones o Ferdinand, mientras que Rafael y Evra parecen fijos en los laterales.

Mirando datos, rachas de partidos y dinámicas es muy probable no ver una remontada del Manchester United. Pero se acaba la temporada, se acerca el final de curso y a los red devils, expertos en el arte de las noches mágicas, aún no han tenido ninguna y les han sobrado momentos: pudo ser en alguno de los partidos decisivos de liga, pudo ser llegando más lejos en la FA Cup o pudo ser remontando al Sunderland en copa, en Old Trafford. Sin embargo, nada de eso ha ocurrido. ¿Va a dejar el Manchester United de ser el Manchester United?

FIL OLYMPIACOS PRESS CONFERENCE 05Míchel ya sabe lo que es ganarle al Manchester United (Foto: Focus Images Ltd)

Olympiacos: todo a su favor

Hace unos días el Olympiacos de Míchel se proclamaba campeón de Grecia por novena vez en los últimos diez años. Lo hicieron por inercia en las últimas jornadas, ya que incluso se permitieron el lujo de perder dos partidos seguidos (los dos primeros de la liga) tras 24 victorias y 2 empates. El técnico español no quiso meterse demasiado en los asuntos ajenos y dijo que sabía de la situación del Manchester United y de lo mucho que se juegan en la noche del miércoles, pero explicó que “el trabajo de un equipo se demuestra en el campo“. Precisamente ahí, en el Karaiskakis griego, fue donde dominaron a su rival. Lo hicieron con un fantástico trabajo en el centro del campo, donde consiguieron detener a Rooney gracias a la labor de N’Dinga y Maniatis, que se esperan titulares en el partido de Old Trafford. Su actuación, sobre todo la del primero, fue memorable. La culminación llegó con los tres de arriba, Hernán Pérez, Joel Campbell, Chori Domínguez y Olaitán. El argentino ex de River cuajó un fabuloso encuentro, arrancando con velocidad y creando peligro entre líneas. La principal novedad para la vuelta es la ausencia de Olaitan, por lo que Valdéz presumiblemente será titular ya que se ha recuperado a tiempo de su lesión. En la ida también impresionó Manolas, cuya pareja no está del todo clara pero se espera que sea Marcano, una vez solucionados sus problemas físicos que le hicieron perderse el último partido.

“Mis jugadores no le tienen miedo al Manchester United”, Míchel.

Artículo relacionado: El Olympiacos de Míchel anula al Manchester United

El objetivo de Míchel, una vez conquistado el título de liga, es hacer ruido en Europa y para ello busca meter al Olympiacos en cuartos de final de la Champions League por primera vez en 15 años. Old Trafford es un estadio mágico que ahora mismo pasa por una crisis existencial, de identidad. Pasa por una transición complicada. ¿Aguantarán los griegos el empuje inglés? ¿Llegará ese empuje por parte del Manchester United?

Manchester United vs Olympiacos - Football tactics and formationsPosibles onces titulares (Foto: sharemytactics)
¡Ya puedes descargarte la aplicación de MarcadorInt para iPhone! ¡Tendrás acceso a un podcast diario exclusivo para la App y a múltiples contenidos Premiumpodcasts individualizados de las competiciones más seguidas (Premier, Bundesliga, Serie A o Champions) y LiveTexts con el sello MI (Italia, Europa underground o Copa Libertadores)!

Related posts

2 comments

Tenía alguna esperanza de que el United consiguiera remontar la eliminatoria, porque dos goles en Old Trafford y con una delantera como la que tienen, pues… no es tanto. Pero tras la derrota en la última jornada de Premier, y viendo las lagunas de su defensa y la inoperancia de su mediocampo, ya pueden hacer milagros. El Olympiakos se limitará a defender con orden, presionar, intentar imponer un ritmo lento (eso será difícil), e intentar aprovechar espacios a la contra. No me extrañaría nada que Míchel prescindiera del 9 y pusiera en punta al Chori Domínguez… aunque por otro lado, Valdez te permite tener una referencia para tirarle melones y que aguante de espaldas, esperando la llegada desde atrás de Campbell, Hernán Pérez y Domínguez.

Iba a comentar algo parecido. En otras circunstancias todos sabriamos que este partido acaba 5-0 y el 2-0 de la ida se veria como un accidente… pero esta temporada todo puede pasar, desde ese escenario de gloria a un 2-2 o algo así. Siempre me ha gustado mucho Moyes y espero que lo mantengan en el cargo, pero entendería que a final de temporada lo largasen

Deja un comentario

*