La velocidad de Keita Baldé da ventaja a la Lazio

La hinchada de la Lazio no está muy contenta últimamente. Foto: Focus Images Ltd.

Klose había tenido la oportunidad más clara de la Lazio en la primera mitad. Apenas unos segundos después de que Lars Bender estrellara el balón en el poste de la portería de Berisha el conjunto italiano desplegó un contragolpe perfecto que dejó a Klose ante Bernd Leno. El delantero alemán regateó a su compatriota y también se topó con la madera en un disparo ejecutado con poco ángulo. Sin embargo, Miroslav Klose se marchó sustituido al descanso y dejó paso al jovencísimo Keita Baldé, nacido en Arbúcies (Girona) en marzo de 1995. Tras una primera mitad alocada en la que se alternaron tramos de grandes imprecisiones y poca continuidad con fases del partido de ida y vuelta, la velocidad del punta de ascendencia senegalesa era una virtud que podía castigar la zaga del Bayer Leverkusen, siempre tendente a la anticipación.

En los 45 minutos posteriores, Keita Baldé generó cinco situaciones de claro peligro para la portería de Leno. Fueron prácticamente las únicas que creó la Lazio en el segundo tiempo, pero suficientes para provocar pánico entre la zaga alemana, pues ya amenazó con un contragolpe detenido a duras penas entre Tah y Leno justo al inicio del segundo tiempo, prosiguió con un disparo desviado después de un despiste de Papadopoulos y una acción que sacó Leno a quemarropa después de una jugada individual de Felipe Anderson por la banda izquierda. No obstante, el Bayer Leverkusen fue superior durante gran parte de la segunda mitad. Dominó más la pelota, generó más peligro y encerró a la Lazio durante largas fases del segundo periodo. Amenazó Çalhanoglu a base de libres directos, Lars Bender exhibió un enorme despliegue físico para minimizar el riesgo de contragolpes y Bellarabi percutió una y otra vez por los flancos. Incluso le anularon un gol por fuera de juego a Kießling tras desviar un disparo de Çalhanoglu. Pero la superioridad del Bayer Leverkusen, que transmitió la sensación de que el 0-1 estaba al caer, se veía amenazada por la velocidad de Keita Baldé, siempre a disposición de dañar al conjunto alemán al mínimo despiste.

Esto sucedió cuando Kyriakos Papadopoulos midió mal un despeje en su intento de anticiparse y dejó solo al atacante de Arbúcies frente a Jonathan Tah. El delantero laziale se midió en velocidad con el defensor alemán y le ganó por muy poco para luego definir de maravilla ante la salida de Leno mientras el propio Tah lo obstruía como buenamente le era posible. Es reseñable la actuación de Jonathan Tah porque ya viene de rendir a buen nivel ante el Hoffenheim en el primer duelo de la Bundesliga (se repuso muy bien al error que dio pie al 0-1 en el debut) y desplegó de nuevo sus magníficas virtudes: fuerte y rápido, sus condiciones encajan a la perfección con un equipo que busca defender lejos de su área. Incluso le ganó varias carreras a Keita Baldé y le aguantó bastante bien en la acción del gol, que llegó en el minuto 77.

Tah Bayer Leverkusen Alemania sub-19 MarcadorInt

Jonathan Tah fue uno de los mejores jugadores del Bayer Leverkusen. Foto: MarcadorInt (Todos los derechos reservados).

Instantes después, Keita estuvo muy cerca de forzar la expulsión de Papadopoulos en otra acción en la que ganó al defensor heleno por velocidad, aunque finalmente todo se quedó en una tarjeta amarilla cuyo color protestó todo el estadio romano. El gol local calmó al conjunto italiano, mucho más sereno en el tramo final del encuentro. Con el marcador a favor, la Lazio dejó de sufrir: no concedió ninguna oportunidad clara al Bayer Leverkusen, aturdido al ver que el dominio territorial y futbolístico del segundo tiempo no le había servido para adelantarse en el marcador. Además, la obligada sustitución de De Vrij tras un duro choque con Kießling terminó de frenar el ritmo del partido, que se llevó la Lazio. El margen (1-0) le garantiza una ventaja muy valiosa, pero al mismo tiempo deja un escenario completamente abierto para un Bayer Leverkusen que jamás se muestra conservador.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*