La responsabilidad

Liverpool v Ludogorets RazgradUEFA Champions League

El lunes se produjeron dos hechos que tienen especial relevancia para el actual Liverpool puesto que unen de algún modo el pasado, el presente y el futuro del club. El lunes, es decir, ayer, Sterling cumplió 20 años. Sólo veinte, aunque ya lleve tres temporadas en el primer equipo y su importancia en la plantilla sea cada vez mayor. Ahora, de hecho, es insustituible hasta el punto de que, si no estuviese disponible, las opciones del Liverpool de llegar a los octavos de final serían mucho menores. Su crecimiento exponencial y su capacidad para ser decisivo en el último tercio del campo ha mejorado tanto desde que una tarde de 2012, en un partido contra el Wigan, con apenas 17 años, se estrenase en Anfield, que ya muchos se preguntan si en toda Inglaterra hay un único futbolista con su potencial. Y también el lunes, es decir, ayer, se cumplieron 10 años de uno de los goles más importantes de la trayectoria de Gerrard. Fue contra el Olympiacos en la fase de grupos de una Champions League que a la postre terminarían ganando en Estambul contra el Milan (sí, esa misma), y que clasificaba al Liverpool para los octavos de final en el último minuto del partido. Gerrard, pasado y presente, y Sterling, presente y futuro, tienen toda la responsabilidad.

Gerrard Sterling FOcus LiverpoolSterling y Gerrard, las grandes bazas del Liverpool (Foto: Focus Images Ltd)

Con Gerrard, que ya va por los 34 años, se ha llegado a un punto en el que no se le puede forzar más de lo necesario -es decir, jugar pocos partidos buenos y no muchos partidos malos-. Brendan Rodgers lo sabe y en las últimas semanas ha medido a conciencia sus minutos. Sin ir más lejos, este pasado fin de semana fue suplente en Anfield ante el Sunderland (0-0) y a pesar del mal resultado fue visto como una buena decisión, pues el Liverpool tendrá que enfrentarse no sólo al Basilea el martes sino que el domingo viaja hasta Old Trafford para medirse al Manchester United. El capitán red también salió desde el banquillo hace dos semanas cuando el Liverpool recibió al Stoke. Además, cada vez es menos fija la posición de Gerrard como mediocentro, lugar que ocupó con regularidad la temporada pasada, y en esta ocasión se prefiere que juegue unos metros más adelantado, generalmente con Lucas por detrás, para poder llegar al área (precisamente así es como Gerrard marcó ese gol mencionado al Olympiacos hace ya una década).

Brendan Rodgers: “No necesitamos ganar el partido en el primer minuto. El fútbol en Europa es técnico y táctico. Tenemos 90 minutos y hay que mantener la paciencia”.

Por su parte, el Basilea tiene la oportunidad de seguir creciendo en Europa. En 2011 ganó 1-3 en el Olímpico de Roma en la fase de grupos y en 2012 le dio un susto al Bayern, pues los derrotaron por 1-0 en los octavos de final de la Champions League, aunque luego cayeron en la vuelta. En 2013 se cargaron al Zenit y al Tottenham a doble partido en la Europa League, y en semifinales perdieron ante el Chelsea, a la postre vencedor. El año pasado ganaron dos veces a los de Mourinho en la fase de grupos -en casa y a domicilio- pero terminaron quedando terceros de grupo (las dos del Chelsea fueron sus únicas victorias en un grupo con Steaua y Schalke) y en cuartos de final los eliminó el Valencia, no sin antes haberlos vencido 3-0 en el partido de ida.

Posibilidades

– El Liverpool pasará a octavos si gana.
– El Basilea se clasificará si empata o gana.

¿Qué opciones tiene cada equipo en la última jornada?

El triunfo del Liverpool en Anfield se paga a 1’80 en bwin

Liverpool vs Basilea - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

3 comments

Deja un comentario

*