Liverpool-Sevilla: choque de ritmos

Head coach Jurgen Klopp pictured during Liverpool training ahead of the Europa League Final at St. Jakob-Park, Basel
Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
17/05/2016
***UK & IRELAND ONLY***
EXPA-FEI-160517-0069.jpg

Como ya ocurrió la última vez que se enfrentaron, los proyectos del Liverpool y el Sevilla se encuentran en un punto de cocción muy distinto. Aunque en esta ocasión, a diferencia de lo acontecido hace 16 meses en Basilea, es el conjunto inglés quien anda varios pasos por delante del hispalense. El Liverpool de Jürgen Klopp ya no es una simple declaración de intenciones, un esbozo a pulir con nuevas herramientas, sino que ya es un equipo con una idea de juego totalmente interiorizada por sus futbolistas, que responden a los perfiles que necesita el técnico alemán. Una situación distinta a la de la plantilla que perdió la final de la Europa League contra el Sevilla, donde por ejemplo todavía estaba Kolo Touré en el eje de la defensa junto a Dejan Lovren. En el Sevilla, de los jugadores que participaron en el último título de la era Emery solo quedan Soria, Carriço, Escudero, N’Zonzi y Banega.

Mientras el Liverpool de Klopp ya responde al perfil de un equipo con una personalidad perfectamente definida, el Sevilla de Eduardo Berizzo se estrena en la fase de grupos de la Champions con varias incógnitas por despejar. El elenco español sufrió para batir al Istanbul Basaksehir en la última ronda previa de la máxima competición continental y todavía está tanteando el terreno para elegir el camino a seguir. El mejor reflejo de ello es Pablo Sarabia, lateral zurdo en el estreno liguero contra el Espanyol e interior zurdo en el último choque contra el Eibar. O Paulo Henrique Ganso, titular en los tres primeros partidos de la Liga Santander como interior en el 4-3-3 de Berizzo. Mantener a Ganso en el once ante el Liverpool supondría una apuesta arriesgada dado el ritmo que imprime el conjunto inglés a lo largo de los noventa minutos.

Christian Fuchs of Leicester City (left) competing with Pablo Sarabia of Sevilla (right) during the UEFA Champions League match at the King Power Stadium, Leicester Picture by Andy Kearns/Focus Images Ltd 0781 864 4264 14/03/2017
Sarabia ha actuado en varias demarcaciones en el arranque de temporada. Foto: Focus Images Ltd.

Precisamente en el ritmo está una de las claves del estreno en la Champions. Lo que más le interesa al Liverpool es llevar el partido al territorio emocional, una disputa abierta que pueda derivar en el intercambio de golpes. Los de Klopp se sienten cómodos cuando suben las revoluciones para presionar arriba y provocar pérdidas en campo contrario que les permitan desplegarse al contragolpe con espacio para correr. Es un equipo preparado para castigar el más mínimo error en la base de la jugada y sobre todo está capacitado para torturar a sus rivales cuando el marcador les sonríe. Una vez se adelanta en el marcador, se aprovecha de las prisas del contrincante y juega con su precipitación para ampliar su ventaja. Recientemente lo padecieron Hoffenheim y Arsenal. Esta vez, además, el Liverpool podrá contar con Coutinho, que regresa tras no participar en la derrota contra el Manchester City. “Fue una decisión que tomamos con la perspectiva de la temporada en la cabeza. Regresó después de un vuelo largo, tras jugar dos partidos como suplente y después de tres semanas sin entrenar“, argumentó Klopp el pasado fin de semana. Ayer confirmó que estaba disponible para jugar, pero dejó la incógnita de si el brasileño sería de la partida. El egipcio Salah también será duda hasta última hora tras perderse el último entrenamiento por precaución.

Así pues, para los de Berizzo se antoja importante evitar pérdidas en campo propio y finalizar tantas jugadas como les sea posible para minimizar la mejor virtud del Liverpool, que asimismo sigue siendo un equipo frágil cuando se le empuja a defender su propia área. Para llegar a las inmediaciones de Karius (el portero elegido para la Champions) el mejor camino seguramente será el más largo y paciente. El que implique usar el balón como cebo para atraer a los sabuesos de Klopp para filtrar un pase que gire a los reds. En un choque en el que el Liverpool busca el vértigo, el Sevilla necesitará poner el punto de pausa necesario para imantar a los reds y luego castigar el espacio que quede libre a su espalda. En la expedición que busca la primera victoria del Sevilla en Inglaterra no estarán el lesionado Nolito ni Geis, baja por decisión técnica tras llegar el último día de mercado, mientras regresan a la convocatoria hispalense David Soria, Nico Pareja, Guido Pizarro, Krohn-Dehli, Banega y Muriel.

“Mañana será una gran prueba para nosotros desde el punto de vista físico. Será un partido que nos exigirá una presión muy ajustada, por eso también la selección de la gente adecuada para soportar el esfuerzo, sobre todo en la mitad de campo que el partido nos exigirá. Es un rival muy fuerte en su casa, defiende un sistema, juega de la misma manera siempre, a partir de muy buenos elaboradores de juego en su medio del campo y atacantes verticales y desequilibrantes. Habrá que adueñarse del balón, usarlo con inteligencia… Habrá que pasar mucho tiempo en el campo rival usando el balón con cuidado y evitando que esa transición defensa-ataque nos haga daño”. Eduardo Berizzo.

Alineaciones probables: Liverpool-Sevilla, 20:45h en beIN SPORTS ESPAÑA

Liverpool vs Sevilla - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*