La llave del candado chipriota

FIL PSG CHELSEA 37

Pastore es un jugador distinto a la mayoría. Sensible y técnico, es capaz de recibir entre líneas, conducir el balón con la cabeza levantada y filtrar un pase que supere a los defensores rivales. El argentino emana clase, pero a menudo se le ha achacado que carece de la continuidad y personalidad necesaria para convertirse en una referencia en su posición. Las etiquetas de irregularidad e intermitencia lo han acompañado casi siempre, sobre todo desde su etapa en el Palermo, donde alternaba días maravillosos con partidos decepcionantes.

En París sus destellos gozan de un mayor impacto que en Italia, pero no bastaron para entrar en los planes mundialistas de Sabella ni para ser un fijo en los planes de Laurent Blanc. Al menos hasta esta temporada, pues el mediapunta argentino ha sido titular en nueve encuentros ligueros y en uno de Champions. Esto se debe a que, también favorecido por la falta de creatividad del PSG tras la lesión de Ibrahimovic, Javier Pastore ha jugado muy bien. Partiendo desde un costado, desde el centro del campo o flotando entre líneas a medio camino entre el trío de mediocampistas y los dos delanteros, el ex de Huracán está marcando las diferencias. Se ofrece y participa. Participa mucho. Y cuando Pastore interviene es fácil que encuentre un pase peligroso si delante se desmarcan dos laterales profundos o dos atacantes móviles como Cavani y Lucas Moura.

FIL PSG CHELSEA 37

Javier Pastore es uno de los hombres más en forma del PSG. Foto: Focus Images Ltd.

Nicosia no parece la plaza más complicada de Europa, pero el APOEL presenta una serie de particularidades que supondrán un estimulante reto para el PSG. Los franceses se encontrarán a un equipo que concederá pocos espacios, al que no le importa juntar a muchos futbolistas cerca de su área mientras espera que Sheridan cace algún contraataque peligroso. El PSG no transmite buenas sensaciones en la retaguardia, pues sólo ha dejado la portería imbatida en uno de sus últimos ocho partidos. Atrás, Thiago Silva casi no ha podido jugar esta temporada, Marquinhos y David Luiz han sufrido lesiones y hasta Motta ha actuado como central en alguna que otra situación de emergencia. En el último choque liguero, ante el Lens, debutó el central Kimpembe, de 19 años, que se ha sumado a la expedición parisina. Ante este panorama, la velocidad de los extremos locales, la calidad de Manduca y la autonomía de Sheridan, que domina el arte de hacer la guerra en solitario en la punta de ataque, pueden causar más de un problema al PSG. Aloneftis, no obstante, se quedará en la enfermería y hay varios futbolistas que salen de lesión como Morais, Manduca, Carlao o De Vincenti.

“Nuestra preparación se basa en sus dos anteriores partidos de Champions. Es un equipo al que hay que tomarse muy en serio para derrotarlo. Sabemos que plantará dos líneas de cuatro jugadores muy juntas y que seguramente tendremos el balón, pero el 30% del tiempo en el que ellos lo tengan nos pueden poner en problemas, como le ocurrió al Ajax”,  Laurent Blanc.

El equipo de Laurent Blanc, sin Marquinhos, Lavezzi ni Ibrahimovic y con Matuidi, David Luiz, Digne y Cabaye justos de fuerzas, necesitará la mejor versión de aquellos futbolistas capaces de ofrecer algo distinto. Jugadores capaces de disparar desde la frontal con peligro, regatear a varios oponentes o filtrar una asistencia entre multitud de piernas rivales. Por eso es importante que el PSG aproveche el momento de forma de Pastore en un encuentro que servirá para medir la tenacidad de los de Blanc y la personalidad del argentino.

Alineaciones probables

APOEL vs PSG - Football tactics and formations

 

Related posts

2 comments

Aunque el PSG es un equipo muy superior, este es el tipo de equipo que puede darle problemas, sobre todo viendo como ha empezado fuera de casa. La clave será la tranquilidad si el marcador tarda en abrirse

Exacto. Sobre todo sin Ibra, que es un elemento con potencial para desatascar este tipo de encuentros. En París debería ganar bien el PSG, pero le va a costar arrancar los tres puntos de Nicosia si no abre la lata pronto o a balón parado, que es otro factor en el que los parisinos gozan de un poderío envidiable.

Deja un comentario

*