Lo que pudo ser y no fue

Edinson Cavani formaría junto a Luis Suárez la pareja de delanteros de Uruguay ante España (Foto: thesportreview.com)

Pocos lo recordarán pasadas unas semanas, meses y años. Porque pocos recuerdan aquello que pudo ser y no fue. Un gol feo de Cavani, de aquellos que parece que sólo pueden anotar los delanteros uruguayos, tras un rebote y desde el suelo, ya en el minuto 87, evitó que el APOEL sumara un punto frente al PSG. Un punto que, pensarán algunos, hasta podrían haber sido tres. Porque David Luiz fue el mejor hombre de los parisinos, pues se mostró sólido atrás, sacó un gol cantado bajo palos y evitó varios remates peligrosos. Porque el APOEL gozó de las mejores ocasiones, llegó con peligro más a menudo y llevó el encuentro a su terreno. Pero ni siquiera empató. Así que lo de Nicosia fue una noche casi histórica de la que sólo quedará el marcador, una derrota por 0-1, y el recuerdo del esfuerzo y buen juego desplegado por los chipriotas, que morirá cuando aquellos que vieron el partido se encuentren con dos o tres actuaciones similares pero con mejor desenlace. Pero no será un choque que los aficionados del APOEL guarden en DVD, como sí lo fue la victoria frente al Olympique de Lyon en 2012.

Entrenamiento APOEL Edu Ferrer

El APOEL estuvo muy cerca de sumar un punto contra el PSG. Foto: Eduardo Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

El APOEL impuso su plan en la primera mitad. Avisó en el primer minuto, cuando Manduca filtró un pase para que Efrem centrara desde el flanco izquierdo. Sheridan remató el envío y obligó a Sirigu a realizar la primera intervención del duelo a los tres minutos, en lo que terminaría siendo la única ocasión de la primera mitad. El APOEL, bien ordenado y replegado, mantuvo al PSG bastante lejos de la meta defendida por Urko Pardo. Los laterales se incorporaban, pero sus centros eran despejados por la zaga chipriota. Pastore intentaba aparecer entre líneas, pero entre los centrales (sensacional Carlao) y los mediocentros locales evitaron que encontrara alguien a quien pasarle el balón cerca del área rival. Al final, Pastore, Verratti y Motta bajaban a sacar el balón jugado y el APOEL tapaba los pases hacia Matuidi, Cavani y Lucas Moura. La posesión era visitante, pero su juego, previsible. Y los chipriotas salían con peligro cuando se les dejaba la más mínima oportunidad. Efrem regateaba por el perfil zurdo, Manduca paraba el tiempo cuando recibía el balón en la posición de mediapunta, Tiago Gomes provocaba faltas que frenaran el ritmo del choque y Sheridan incordiaba a la pareja de centrales titular en la selección brasileña. El APOEL no sufría.

La segunda parte, sin embargo, fue más abierta. Dio un paso hacia delante el PSG, que disparó a portería con peligro en el primer minuto. Una declaración de intenciones que no terminó de concretarse con el paso de los minutos. Aun así, el PSG empujó más y plantó a sus centrocampistas unos metros más cerca del área chipriota. Suficiente como para provocar un par de desajustes en el equipo local que fueron solucionados in extremis por Carlao. Pero lo mejor llegó cuando al APOEL sobrevivió a los primeros compases posteriores a la reanudación y empezó a creer que ganar era posible. El encuentro se abrió durante unos instantes y el APOEL encadenó varias jugadas de ataque bastante peligrosas. En una de ellas, Manduca regateó por el perfil izquierdo del ataque chipriota y puso un magnífico centro para que Gomes cabeceara a gol. Pero se topó con un atento David Luiz, que despejó sobre la línea de meta. En esta fase del encuentro, Efrem generaba problemas al PSG con su habilidad a la hora de conducir el balón, Djebbour aportó aire, velocidad y verticalidad al APOEL y el lateral diestro Mario Sérgio, que ya completó una gran actuación en el Camp Nou, terminó desatado por su banda, subiendo y bajando sin cesar. El lateral portugués hace de todo: saca acciones a balón parado, es pegajoso en el marcaje, golpea bien el balón, sale jugando con el esférico controlado y sorprende llegando al área rival.

Chelsea v FC Schalke 04UEFA Champions League

David Luiz evitó el 1-0 bajo palos. Foto: Focus Images Ltd.

Pero el ímpetu del APOEL también dejó más espacios para que el PSG atacara con peligro. Los de Blanc se mostraron algo lentos con el balón en los pies, sobre todo a la hora de contraatacar, porque en ocasiones parecía que lo hicieran obligados a dar tres pases hacia atrás antes de cruzar la línea divisoria, lo que restaba velocidad a sus transiciones. Emergió una mejor versión de Lucas Moura y Cabaye, que entró en la segunda mitad, llegó a la frontal del área en situación de peligro. En el intercambio final de golpes el más eficaz fue Cavani y los franceses se llevaron tres puntos que dejan al Ajax a cinco unidades de distancia.

Foto de portada: thesportreview.com

Related posts

2 comments

Deja un comentario

*