LudoGOL histórico en Sofía

Liverpool v Ludogorets RazgradUEFA Champions League

A la tercera fue la vencida. Tras dos noches europeas mereciendo algo más de lo que dictaba la clasificación del Grupo B, el Ludogorets Razgrad consiguió su primer triunfo en una fase de grupos de la Liga de Campeones. Históricos tres puntos para un conjunto que pudo celebrar la victoria y empezar a soñar, quién sabe, con algo más importante.

La gloria se la llevó Yordan Minev. Y llegó en el tiempo extra. Fue tras jugar con superioridad numérica durante 72 minutos, pues el Basilea se quedó con 10 futbolistas después de la expulsión – roja directa – del costamarfileño Serey Die en el minuto 18 de partido. Minev, en su cuarta temporada en el equipo y a sus 34 años recién cumplidos, sorprendió con un buen disparo desde la frontal al cancerbero de los suizos Tomas Vaclík. Vaclík, que fue el mejor del encuentro tras hacer grandes intervenciones, no pudo evitar el gol en un tiempo de descuento trágico a la vez que algo injusto para los de Paulo Sousa.

Liverpool v Ludogorets Razgrad UEFA Champions League Minev anotó el que seguramente sea el gol más importante en la historia del Ludogorets. Foto: Focus Images Ltd.

La expulsión de Die marcó, no cabe duda, el desarrollo del choque. Pero los búlgaros no supieron plasmar esa superioridad sobre el terreno de juego. Con 10, el Basilea realizó un gran trabajo defensivo gracias a las ayudas de sus mediocampistas que formaban una línea de 4 por delante de la defensa. El 4-4-1 lo completaba el joven delantero – 17 años – Breel Embolo que se tuvo que pelear con los defensores locales. De hecho, una combinación entre el própio Embolo y Derlis González fue la única ocasión en todo el partido del FC Basel, pero una parada (a mano cambiada) de Vladislav Stoyanov salvó el 0-1.

Poca fluidez de balón, juego demasiado estático y sin apenas oportunidades. Así se cerraban los primeros 45 minutos de un duelo, hasta el descanso, muy soso. La reanudación consistió en un monólogo del Ludogorets. El gallego Dani Abalo se mostró muy participativo e incluso estuvo a punto de marcar. Con el paso de los minutos, Vaclík hacía méritos para llevarse el MVP a la vez que el técnico local (Dermendzhiev) no daba con la tecla ni con los cambios realizados. Los suizos se daban por satisfechos con un 0-0 con sabor a victoria, pero el guión hizo un giro de noventa grados justo al final. La derecha de Minev llevó la locura a las gradas del Stadion Vasil Levski. El estadio del penalti de Moti. El estadio donde sufrió para sumar el triunfo el actual campeón de Europa. Desde esta noche, el estadio del gol de Yordan Minev.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*