Victoria sin brillo

Edinson Cavani of Paris Saint-Germain during the UEFA Champions League match at the Estadio Santiago Bernabeu, Madrid
Picture by Marcos Calvo Mesa/Focus Images Ltd +34 654142934
03/11/2015

El París Saint-Germain de Unai Emery consiguió la primera victoria en Champions tras vencer 1-3 al Ludogorets en Bulgaria. Un triunfo balsámico para el técnico vasco pero que, aún así, no termina de convencer, pues al fin y al cabo tenía enfrente a un rival muy inferior que le puso contra las cuerdas. Por el momento, el PSG sigue siendo irregular porque sus individualidades no funcionan siempre. A falta de juego colectivo, tira de ellas.

Ludogorets 1 (Natanael 15′)

PSG 3 (Matuidi 41′, Cavani 55′, 60′)

De inicio, el conjunto parisino presentó su ya habitual 4-3-3 con Motta de pivote, Matuidi-Verratti de interiores y arriba Lucas Moura, Cavani y Di María. Un once de quilates que apenas pudo generar ocasiones en toda la primera parte. La poca movilidad de los hombres del PSG por delante de la pelota dificultaba la velocidad y el ritmo de las posesiones. Los desmarques de ruptura de Aurier a la espalda de Natanael y la constante aparición de Di María entre líneas fueron los únicos destellos entre tanta oscuridad. Como si no fuera el partido con ellos, la poca intensidad y la baja concentración se evidenciaban en cada córner: saque de esquina, ocasión para el Ludogorets. En cada conducción con metros para correr de Wanderson y Cafú generaban el caos en la defensa del PSG. El primer gol del partido llegaría a raíz de una falta de Motta sobre un escurridizo Cafú. Natanael sería el encargado de anotar el tiro libre con ayuda de una barrera que se abrió tras el lanzamiento. No habría reacción hasta los últimos compases de la primera mitad, prácticamente en la única jugada en la que los interiores estaban escalonados, y por lo tanto, el pase era vertical y no horizontal: Verratti asistió a Matuidi, que definió de maravilla a un costado del portero.

Matuidi empató el partido antes del descanso.
Matuidi empató el partido antes del descanso.

Los primeros diez minutos de la segunda mitad, siguieron un guión similar, el Ludogorets estaba cómodo defendiendo replegado, con estar ordenados era suficiente para evitar daños mayores del PSG. Seguía sin haber velocidad ni cambios de ritmo. Para fortuna de Emery, el fútbol va por un lado y las jugadas a balón parado por el otro, y el PSG pudo encarrilar el encuentro con un centro de Di Maria que Cavani enviaría al fondo de la red. Emery todavía no iba a estar aliviado pues en la siguiente jugada un mal despeje de Aurier acaba con la pelota muerta en el área y justo cuando el delantero del Ludogorets va a disparar, Motta desde el suelo derriba al jugador y comete penalti. Areola salvaría los muebles con una excelente intervención al tiro del central Moti. A partir de aquí, el conjunto de Georgi Dermendzhiev se desdibujó, el PSG aprovecharía la desidia del Ludogorets para cerrar el partido con otro gol del delantero uruguayo. Cavani suma 20 goles en la Champions League, 15 tantos con su actual equipo y 5 con el Napoli. En total, 90 goles en 155 partidos con la camiseta del PSG. Y en la presente temporada, 8 goles en los últimos 10 encuentros. Números que impresionan.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*