Luis Enrique gana a lo Luis Enrique

Luis Enrique Barcelona - Focus

La final de Berlín sirvió para que el Barcelona se diera cuenta de que los contextos de descontrol también pueden favorecerlo aunque se sienta más incómodo en el intercambio de golpes que en el monopolio del balón. Aunque su mejor tramo de la final fue el inicial y consistió en someter a la Juventus mediante un intercambio de pases veloz e inteligente, le acabó dando su quinta Champions League la calidad diferencial de sus atacantes cuando el partido estaba más roto que nunca. Y todo ello pese a que Buffon paró muchísimo más que ter Stegen. En la locura del ida y vuelta, el Barça remata más porque tiene más claridad en el último tercio, y suele anotar más porque posee a muchos atacantes con gol. La final fue una metáfora de la temporada: Luis Enrique ganó mezclando momentos de posesión y zarpazos en transiciones; Rakitic, el jugador más importante para su reorganización táctica, abrió el camino del triunfo; Suárez, el primer nueve en años que en vez de molestar a Messi lo ayuda, rescató al equipo en los momentos de mayor sufrimiento; Neymar, plenamente estrella después del Mundial, sentenció en la clásica acción de contraataque con espacios que lo hizo famoso en el Santos. La noche de Berlín, cruel con el partidazo de Buffon y con la rebeldía creciente de Morata, coronó a un Barça que ya puede justificar con un triplete lo que viene reclamando: verticalizar, a veces, es más una buena idea que un sacrilegio. A veces. Que el “luisenriquismo” también gane sólo puede ser positivo para un club que amenazaba con convertirse en prisionero de la radicalidad extrema de la nostalgia “guardiolista”.

Más puñetazos letales y puntales

Juventus v FC BarcelonaUEFA Champions League

El Barcelona celebra su quinta Copa de Europa. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

5 comments

No es muy diferente a Guardiola, solo que en sentido contrario (de Barcelona a otros equipos), el agarro el Bayern en lo alto y lo han goleado en semifinales,

Y Luis Enrique hablando solo de fútbol en rueda de prensa. Jamás ha defendido que solo hay un estilo único para ganar, que si no se tiene la posesión “pierde el fútbol” (como dijo Xavi demostrando su mal perder tras una final), que trata a la prensa como se merece y que no intenta mezclar política con deporte para ganar el aplauso fácil.

Desde un madridista, chapó por Luis Enrique. Me quito el sombrero. Jamás me había gustado tanto un Barcelona ni un entrenador culé.

N entiendo xq n censurais comentarios que pegan muy poco con MI, supongo que por miedo a perder las visitas d los q escriben tales cosas…

Aquí importa mucho el resultado. Jugando igual, si llegan a hacer un par de partidos malos que les hacen perder un par de títulos, habría habido grandes críticas a Luis Enrique. Por desgracia es así.

Deja un comentario

*