El astronauta

FIL MADRID LAS PALMAS 10 Modric

Viajar al espacio es lo que tendrá que lograr el Real Madrid de Zinedine Zidane para romper el muro de un entramado defensivo, el rojiblanco, tan analizado como inimitable. Todos los aspirantes a la gloria continental desean construir su defensa con hormigón, pero solo Diego Pablo Simeone cuenta en la actualidad con la mezcla de materiales capaz de tumbar a dos de las superpotencias con más recursos ofensivos del fútbol mundial, Barcelona y Bayern Múnich. Sin espacios, en un escenario de pelea constante por cada metro, haciendo equilibrios en medio de la yincana diseñada a conciencia por el ‘Cholo’, Luka Modric debe comandar esa incursión en el otro mundo, el protegido con ahínco por Koke, Saúl, Augusto Fernández y Gabi.

Si alguien tiene cintura y lucidez para llevar a buen puerto semejante misión, ése es el volante de Zadar.

Los cuatro bastiones en el centro del campo rojiblanco suponen un reto para el pequeño astronauta croata, puesto que la presencia de Casemiro merma inexorablemente el circuito de ataque blanco. Sin minimizar ni un ápice el impacto del mediocentro brasileño como pegamento, la ausencia de un cuarto elemento que nutra a la BBC sitúa a Modric en primera línea de fuego: desde la base de la jugada hasta las botas de Karim Benzema, toda la extensión de terreno plagada de camisetas rojas y blancas lleva asociada una etiqueta, la de “Territorio Luka” en Milán.

Luka Modric of Real Madrid during the UEFA Champions League match at the Estadio Santiago Bernabeu, Madrid Picture by Marcos Calvo Mesa/Focus Images Ltd +34 654142934 03/11/2015
Luka Modric, en el Santiago Bernabéu.
Foto: Marcos Calvo Mesa/Focus Images Ltd.

“El partido será muy difícil, como siempre contra ellos, tenemos mucha confianza y sabemos que para nosotros es una oportunidad muy importante y lo que tenemos que hacer es salir en el campo con orgullo, con carácter, con lucha, con todo… como un equipo, y afrontar ese partido así porque es la única manera de conseguir un buen resultado”, analizó el centrocampista croata.

En una temporada ascendente en cuanto a rendimiento individual, Modric no asumirá el papel de conector, sino el de transformador. Si el Real Madrid consigue llevar el partido a lo técnico, Luka asomará la cabeza y cambiará las curvas por líneas rectas. Porque un futbolista que ha conseguido dejar huella en el fútbol español en paralelo a la mejor generación de centrocampistas de la historia de este país está capacitado para clavar la bandera en San Siro y reclamar la final como suya.

Ya se ha puesto más veces la escafandra.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*