Al Barcelona se le escapó vivo el City

Luis Suárez Barcelona Focus

A la mitad del primer tiempo, en una jugada en el centro del campo, Messi recibió el balón a ras de suelo, lo controló con la zurda y le tiró un caño a Silva, lo que en ese momento se convirtió en una perfecta definición gráfica de lo que era la actuación del Barcelona contra el Manchester City. El futbolista que desnivelaba la eliminatoria se deshacía sin problemas del jugador que representaba el mensaje de Pellegrini: salir contra los blaugranas sin miedo, al ataque, buscando el balón e intentando llevar la iniciativa sin apenas resguardarse en defensa. Pero ante el descontrol es Messi quien pone orden. Lo debía saber el técnico chileno pero no lo tuvo en cuenta, y el golpe casi fue letal. Casi porque los ingleses hicieron un amago de reengancharse en el partido gracias al Kun Agüero, la única nota positiva junto a Silva en los locales, y hasta podrán agarrarse al resultado obtenido: un 1-2 que mejora por un gol el del año pasado y que se antoja como positivo porque en el último minuto Hart le paró un penalti a Messi.

Luis Enrique: “Hemos jugado una primera parte espléndida”.

FIL MANCITY BARCELONA 044Messi dominó el primer tiempo (Foto: Focus Images Ltd)

El pasillo hacia los goles

La alineación titular del Manchester City sorprendió, sobre todo, por la ausencia de Fernandinho en el centro del campo, lo que supuso la titularidad de Milner junto a Fernando, además de acompañar al Kun con Dzeko. En la previa avisó Pellegrini que iría a un choque de trenes contra el Barcelona, pero se olvidó de conectar los vagones traseros. El equipo, que sin embargo no presionó arriba al Barcelona, se partía en cuanto iba al ataquela distancia entre el primer atacante y el último defensa era demasiado amplia y en cuanto los dos centrales, Kompany y Demichelis, fallaban en sus anticipaciones, el camino para degollar al Manchester City quedaba a la vista de todos. Entre Fernando y Milner no pudieron contener la movilidad de Messi, que partía desde la izquierda pero aparecía incluso en campo propio iniciando la jugada, en la mediapunta o en la zona derecha de los tres cuartos de campo rival, donde nació la jugada del segundo gol. Este momento explica muy bien todo el entramado táctico: Fernando no tapa su sitio, Kompany sale a anticipar pero no llega, se abre el hueco Messi evita a dos rivales, abre a Jordi Alba en la banda, éste pone un centro y Luis Suárez completa su doblete.

Pellegrini: “Los jugadores no han hecho en la primera parte lo que les habíamos pedido. Habíamos hablado de presionar arriba”.

Captura de pantalla (737)Recital del Barcelona en el primer tiempo (Foto: sharemytactics)

Entre Busquets, Rakitic, Iniesta y Messi desmontaron al Manchester City por el centro. Mientras, cada toque de Luis Suárez desconcertaba a Demichelis y Kompany. El belga tuvo una noche para olvidar: falló en el primer gol, no anticipó bien en el segundo y fue constante en el error, no dando seguridad en ningún momento. Además, a la fragilidad del Manchester City hay que sumarle el acierto defensivo del Barcelona. Los visitantes estuvieron brillantes al corte hasta el descanso, en especial Piqué, que no permitió ni una jugada de peligro. “Hemos defendido muy bien y no han podido encontrar a Silva entre líneas”, comentó Luis Enrique al término del partido. Ni Silva, ni Nasri, ni Agüero disfrutaron en los primeros 45 minutos, pues sólo el Barcelona tuvo el mando del partido.

Un amago de reacción

En menos de un cuarto de hora tras volver de los vestuarios, los ingleses tuvieron tres llegadas de peligro. La mejor forma que encontró el Manchester City para hacer daño al Barcelona fue a balón parado con Dzeko como objetivo. Es la mejor conclusión que puede sacar Pellegrini del global de la eliminatoria, pues después ocurrió lo mismo que hace un año: una expulsión que dejó al equipo en inferioridad numérica para afrontar los últimos minutos. Antes de ello, Silva conectó con Agüero, quién si no, y el argentino recortó distancias. Pero la magnífica actuación de Gerard Piqué en defensa y, definitivamente, la doble tarjeta amarilla a Clichy volvieron a condicionar el tramo final. Entró Sagna por Silva y se acabaron los intentos por empatar. En el tercer minuto de descuento tuvo Messi una oportunidad para cerrar la eliminatoria: Zabaleta lo zancadilleó en el área y cometió penalti sobre su compatriota. Messi no sólo falló el lanzamiento sino también el rebote, de cabeza y con toda la portería para él. El Etihad celebró la parada de Hart porque, tras el repaso del primer tiempo y un penalti en contra en el último minuto de partido, un 1-2 a fin de cuentas no es tan mal resultado.

Y eso, en realidad, explica demasiadas cosas.

Pellegrini: “Tuvimos dos o tres ocasiones claras para empatar. Si jugamos como en la segunda mitad, podemos tener opciones”.

Agüero Manchester City FocusAgüero, siempre Agüero (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

3 comments

Creo que Pellegrini ha firmado su sentencia de muerte a menos que gane la liga o que se de el milagro de remontar y avanzar bastante en la champions

El City es una lagrima, un equipo sin corazon ni alma. Y es una alegria que dejen la Champions, una decepcion constante.

Muy de acuerdo con el artículo y mucho más con los comentarios, lo del City no puede ser, una plantilla de este nivel que además puede comprar prácticamente al jugador que quiera en el mundo y que presente este juego, no tiene ninguna explicación. Horrible lo de Pellegrini, sin embargo, siguen vivos gracias al Kun y que Luis Enrique perdonó.
Manuel Pellegrini prácticamente se disparó en el pie con este partido, como deben estar trabajando en Manchester buscando un nuevo entrenador pase lo que pase.

Deja un comentario

*