El Manchester City deja en la lona una vez más al Nápoles

Sergio Agüero of Manchester City battles the rain at the Premier League match at the Etihad Stadium, Manchester
Picture by Paul Keevil/Focus Images Ltd 07825151989
21/10/2017

Para el espectador neutral, los dos duelos entre el Manchester City y el Nápoles que se han podido ver en los últimos quince días han sido un espectáculo futbolístico muy entretenido. Para los aficionados del Manchester City ha sido algo más: la confirmación de que su equipo, además de ganar partidos con soltura tanto en el campeonato doméstico como en Europa, mantiene un muy buen tono cuando sube el nivel de exigencia del rival (Nápoles, Chelsea, Liverpool, etc). Sin embargo, para los tifosi del Nápoles ha sido mucho más doloroso el visionado de estos 180 minutos de fútbol: asumir que tu camino en esta Champions League que afrontabas con tanta ilusión se ha complicado sobremanera. Lo más probable ahora mismo es que el líder de la liga italiana no avance a los octavos de final. Tras perder ante el Manchester City por partida doble, las únicas cuentas que sirven al Nápoles pasan por ganar sus dos encuentros, que el Shakhtar pierda en casa frente al City y recuperar la diferencia de goles particular a los ucranianos.

Pep Guardiola tomó tres decisiones distintas a lo habitual en su preparación de la alineación para medirse a los italianos. Optó por dar descanso a tres de los fijos: David Silva, Kyle Walker y Gabriel Jesus comenzaron en el banquillo. En ello influyeron varios aspectos. Primero, que este Nápoles-City no era de máxima exigencia para los skyblues en la tabla de resultados. Segundo, la presencia el próximo domingo de un duelo difícil en la Premier ante el Arsenal. Tercero, la confianza de Guardiola en que la valía de suplentes contrastados como Danilo, Ilkay Gundogan y Sergio Agüero ofrece garantías para enfrentarse a cualquiera: el brasileño, el alemán y el argentino fueron titulares en San Paolo. Y fue a Danilo y a Gundogan a los que se vio con menos tono en la media hora inicial de juego: uno sufría por su banda ante Lorenzo Insigne y el otro acusaba su largo periodo de inactividad. Después de haber estado nueve meses de baja por lesión, Gundogan apenas acumulaba un puñado de minutos desde que reapareció y en el inicio de partido ante el Nápoles tuvo problemas para adueñarse del mediocampo. El City notaba ahí la ausencia de David Silva en el campo, los ingleses no conservaban la pelota con la autoridad habitual y el Nápoles mostraba un entusiasmo y un despliegue enorme para recuperar la pelota en campo contrario e incomodar muchísimo al rival. El 1-0 de Insigne (tras una devolución majestuosa de Mertens) fue consecuencia directa del juego dominante que estaba desplegando en ese tramo del choque el conjunto de Maurizio Sarri. 20 minutos fabulosos del líder de la Serie A.

Nápoles 2 (Insigne 21’, Jorginho 62′)
Manchester City 4 (Otamendi 34′, Stones 48’, Agüero 69′, Sterling 90′)

Napoles vs Manchester City - Football tactics and formations

Pero el fuelle le duró al Nápoles lo que le duró. Y, sobre todo, el Manchester City mostró una mejor cara una vez que se cumplió la media hora de juego. Si algo ha quedado demostrado en estos últimos dos meses es que las opciones del rival disminuyen mucho cuando en el City comienzan a aparecer -como ocurrió en Nápoles- Kevin De Bruyne (desaparecido en el inicio de partido) y los extremos. Es más que notable la aportación de Raheem Sterling y Leroy Sané en este equipo. Velocidad, desborde, asistencias, goles y un atributo muy necesario para el equipo: convierten al City en algo mucho menos previsible. Si los extremos entran en juego y están bien, un rival como el Nápoles no sabe si concentrar sus esfuerzos en cerrar al City por la zona central o si preocuparse de las bandas. Y al contragolpe te pueden destrozar con su velocidad como harían los atacantes skyblues en la segunda mitad.

Marek Hamsik: “En los primeros 20 minutos de partido, el Nápoles ha jugado de lo más bonito que he visto nunca. El Manchester City ahora mismo es el equipo más fuerte de Europa”.

Agüero escribe páginas históricas

En un partido en el que se adelantó el Nápoles primero, remontó el Man City después, lo empató Jorginho desde el punto de penalti y lo sentenciaron Agüero y Sterling, conviene señalar varios nombres propios además de los ya mencionados. El primero porque hizo historia en Nápoles y no todos los días se escriben páginas de historia. Esta es la séptima temporada del ‘Kun’ Agüero en el Manchester City y la verdad es que es el jugador más icónico de esta entidad. Ha sido el líder del equipo durante mucho tiempo, suyo fue el gol que le dio el título de la Premier en el tiempo de descuento en el 2012, ha rechazado ofertas importantes para salir del club y desde este miércoles es el máximo goleador de la historia del Manchester City. 178 goles llevan la firma de Agüero con la camiseta del City.

Stones y Otamendi elevan su fútbol

Algunos fuimos muy críticos con el desempeño de John Stones en su primer curso en Manchester. Sus errores costaron multitud de puntos al equipo, transmitió inseguridad en varios tramos de la temporada y estuvo muy lejos de rendir al nivel que se espera en un central titular en un club que aspira a ganar títulos. La confianza de Pep Guardiola en él es enorme y eso ayuda a que el zaguero inglés siga desarrollando su fútbol -que conlleva riesgos, salir jugando, etc- sin ningún tipo de titubeo. En líneas generales, la pareja compuesta por Stones y Nicolás Otamendi está firmando un muy buen primer tercio de temporada. Se complementan bien, han reducido sensiblemente su número de equivocaciones, conceden poco a los delanteros rivales, están bien físicamente, ayudan a sacar el balón desde atrás y añaden un plus en algunos ataques. Por ejemplo, su influencia se nota en el marcador en noches como la de San Paolo: ambos son poderosos en acciones de estrategia en el área rival. Y ambos marcaron ante el Nápoles.

Pep Guardiola: “Hemos jugado contra un equipo que me ha impresionado. El Nápoles durante los primeros 20 minutos ha demostrado lo que son. Si no estás bien organizado, si no tienes carácter, si no intentas quitarle el balón y si les dejas correr, pasará lo que nos ha pasado durante estos primeros 20 minutos. El Nápoles con la calidad que tiene te puede destrozar”.

Nicolás Otamendi of Manchester City runs with the ball during the Premier League match at the Etihad Stadium, Manchester Picture by Paul Keevil/Focus Images Ltd 07825151989 14/10/2017
Nicolás Otamendi marcó uno de los goles ante el Nápoles /Focus Images Ltd

El Nápoles ha tenido la mala suerte de que se cruzase en su camino dos veces un Manchester City en gran forma -entra dentro de lo razonable perder contra los ingleses- y tuvo una mala noche en Ucrania frente al Shakhtar Donetsk. Pese a no tener ningún resultado desastroso, el Nápoles tiene pie y medio fuera de la competición.

Lo de este miércoles en San Paolo fue el mayor disgusto de la temporada para el Nápoles. Buscando la parte positiva a una hipotética eliminación en esta fase de grupos, no parece ninguna locura afirmar que las opciones del Nápoles de pelear por el Scudetto con la Juventus -y resto de rivales- aumentan si a partir del mes de diciembre tu única preocupación es la liga cada fin de semana. Pero no estaban pensando en ello cuando vieron cómo el City de Guardiola batía una, dos, tres y hasta cuatro veces el arco de Pepe Reina.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

8 comments

Pues eso, que lo tienen muy difícil. No dependes de ti, tienes que recuperar diferencia de goles al Shakhtar y que el Shakhtar no puntúe en casa. ¿Puede pasar? Sí. Pero es favorito para la segunda plaza el Shakhtar.

pues no se… dicho de otra manera, no me extrañaria nada un 6/6 del Napoli y un 0/6 del Shaktar si el city se lo toma medianamente en serio.
Evidentemente si los ingleses van de turismo SI veo el punto que les falta a los ucranianos

Partido muy inteligente del Nápoles, han entendido que con el City es mejor perder a ganarles y que al año siguiente Pep le pida a papá jeque la mitad de tu equipo…

Claro claro. Que Chelsea, United, Psg, Madrid, Barça y Bayern no se gastan nada en fichajes. Sólo guardiola tira de chequera.
Es el mejor entrenador del mundo. Sin más.

No digo lo contrario, aunque si te pones a comparar estos últimos años… más de 400 kilos en dos años, wao! y lo de que se ha intentado comprar medio Mónaco este año tampoco es algo de mi cosecha. Lo de “mejor entrenador del mundo. Sin más” ya sí que lo veo como una verdad absoluta que sí que responde a algo totalmente personal, pero vamos, los fanboys sois así.

Yo veo a El Manchester City jugando con los Bravo, Danilo, Kompany, Mangala, Gundogan, Toure, Bernardo y hasta los jovenes Adarabioyo, Zinchenko, Foden y Diaz estas dos ultimas jornadas. Se les vienen multitud de partidos en Premier League y La Champions League ya pasa a segunda prioridad hasta febrero. Tu como lo ves, Sergio ?

Deja un comentario

*