El City logra la machada

Zabaleta Manchester City Focus

La noche que le faltaba al Manchester City en estos cuatro años de Champions League, una noche en la que sintiesen la presión, la necesidad de sacar un resultado positivo y que, además, el pitido final les sirviese para conseguir su objetivo, tuvo lugar en Roma. Hace 95 minutos, cuando faltaba un suspiro para acabar el choque contra el Bayern, el City estaba KO. Apareció Agüero, remontó el partido y dio toda la confianza necesaria para viajar a Italia creyendo que era posible. Ha habido que esperar varias temporadas para que el Manchester City, en el momento de la verdad, en el día exacto de no fallar, no haya fallado. Fue todo lo contrario: cumplió con creces, se impuso por 0-2 y aunque les crearon peligro y pudieron recibir más de un gol en el primer tiempo, aguantaron, se levantaron y luego apareció Nasri. El francés, con la multitud de bajas que tenían los ingleses, se convirtió en líder. Marcó un gol que valía por dos, pues obligaba a la Roma a marcar en dos ocasiones en muy pocos minutos. Después, ya casi al final, asistió a Zabaleta para cerrar la clasificación.

Kun Agüero (lesionado), Yaya Touré (sancionado), Kompany (tocado) y Silva (tocado) no fueron titulares en el Manchester City.

Jesús Navas y Gervinho, el peligro

La Roma pudo marcar dos o tres goles en los primeros 20 minutos, sobre todo gracias a dos futbolistas que brillaron en el inicio de partido: Nainggolan y Gervinho. El primero tomó el mando en el centro del campo junto a Keita y Pjanic. De Rossi estuvo en el banquillo y no disputó ni un minuto. El segundo hizo lo que mejor sabe hacer, hasta el punto de que su nombre ya es casi un adjetivo: ser un futbolista “gervinho” es ser regateador, ágil, rápido, peligroso. Y, muchas veces, fallón. No cerró la Roma sus oportunidades, que las tuvo, y tras un comienzo prometedor, poco a poco se fue viniendo abajo. Jesús Navas, de extremo derecho, encaró una y otra vez a Holebas. Ahí estuvo el desnivel, ahí estuvo el foco de peligro en el Manchester City.

Pellegrini: “Hablé con los jugadores antes del partido y les dije que contra la Roma en Manchester jugamos el peor partido de la temporada y empatamos”.

Jesús Navas Manchester City FocusJesús Navas causó muchos problemas a la Roma (Foto: Focus Images Ltd)

Decisivo Nasri

Nasri agarró el partido de la pechera, fue cogiendo ángulo para el disparo y chutó en dirección a la escuadra, el balón rebotó en el palo y entró. Era un gol que aliviaba la tensión, era un gol de grandeza: un gol que soltaba la adrenalina del Manchester City y que obligaba a la Roma a responder. Rudi García quitó a Totti, metió a Destro y a Iturbe, pero el segundo tiempo de los italianos estuvo muy lejos del nivel esperado, ya que sólo en una ocasión pusieron en serios apuros a Joe Hart, otra vez impecable bajo palos. El francés fue mediapunta por detrás de Dzeko, único delantero, con Navas y Milner por las bandas. Nasri no suele llevarse los títulares sino todo lo contrario: a menudo se le critica su irregularidad, su talento a pinceladas. Pero su importancia en la era Pellegrini es sobresaliente y el técnico chileno siempre lo usa como titular con la plantilla al 100% de efectivos. Nasri fue decisivo en un día en el que no estaban ninguno de los estandartes del equipo (Yaya Touré, Agüero, Kompany y Silva, que salió en los últimos minutos) y, no contento con el golazo, asistió a Zabaleta y se convirtió en el héroe de un Manchester City que por segundo año consecutivo está en los octavos de final de la Champions League.

Artículo relacionado: El año de Nasri

¿Qué rivales le pueden tocar al Manchester City en octavos de final?

FIL ROMA MAN CITY 11Nasri, siempre en segundo plano, fue decisivo (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

3 comments

Deja un comentario

*