De ídolo a rival

Memphis Depay of Manchester United during the Barclays Premier League match against Aston Villa at Villa Park, Birmingham
Picture by Andrew Timms/Focus Images Ltd +44 7917 236526
14/08/2015

Nadie fue tan importante para el regreso del PSV Eindhoven a la Champions como Memphis Depay. El curso pasado el extremo neerlandés se consagró como proyecto de estrella de primer nivel al convertirse en el protagonista absoluto en un PSV Eindhoven campeón de liga por primera vez desde 2008, una sequía que ayudó a romper con 22 tantos pese a partir desde la banda izquierda. Suficiente como para que el PSV tuviese garantizado un puesto en la fase de grupos de la Champions (no la disputaba desde la campaña 2008-09), y más en un año en el que el campeón de la Eredivisie es cabeza de serie y puede permitirse soñar con alcanzar los octavos de final. Suficiente también para que el Manchester United apostara por él y lo convirtiese en uno de sus pilares de futuro.

El sorteo decidió que Memphis Depay forme parte de la fiesta que se celebrará en Eindhoven en la primera fecha de la fase final de la Champions. Ya en el debut del PSV, en el Philips Stadion, en el primer duelo de este nivel tras muchos años de espera, tras varias decepciones en las rondas previas y temporadas sin pena ni gloria en la Europa League. Aunque no lo hará vestido con los colores del PSV, sino con los de un Manchester United con cierto aroma neerlandés entre las figuras de Daley Blind, Louis van Gaal y el propio Memphis. Un Manchester United al que el año de transición entre el precipitado fin de la era Moyes y la primera participación europea de Louis van Gaal se le ha hecho eterno, casi como si hubiese sido tan largo como la etapa de Sir Alex Ferguson al frente de los Red Devils.

Manchester United Van Gaal Focus

Del Manchester United que perdió en Múnich el 9 de abril de 2014 apenas De Gea, Smalling, Carrick y Rooney se mantienen con regularidad en el once de Van Gaal, lo que explica la revolución que se ha producido en el seno de Old Trafford en tan poco tiempo, con múltiples fichajes al precio que fuese necesario para atarlos a la entidad. Así pues, será la primera experiencia Champions para Luke Shaw y Matteo Darmian, la primera prueba de exigencia para Daley Blind como compañero de Smalling en el eje de la defensa, y quizás el primer encuentro de Schneiderlin con el balón estrellado. Aunque tampoco es descabellado pensar que en esta competición puedan pesar los galones de Bastian Schweinsteiger, al que Van Gaal considera uno de los 5 mejores futbolistas que ha dirigido y que viene de completar un notable encuentro ante el Liverpool. Quien no estará es Wayne Rooney, que sigue lesionado y se ha quedado fuera de la convocatoria. El ariete inglés es la única baja del United junto a Phil Jones, por lo que es posible que Fellaini vuelva a jugar como delantero centro.

“No tenemos miedo. No tiraremos la toalla antes de subir al ring. Más que motivar a los jugadores, deberemos calmarlos. Es muy importante que todos tengamos la cabeza fría para mantener la concentración. Los detalles serán decisivos”. Philip Cocu.

¿Pero saldrá agarrotado el Manchester United en el verdadero regreso a la Champions, más al ejercer de visitante? Resulta complicado, pues al fin y al cabo posee de una serie de individualides que deben asumir el liderazgo, aunque por otro lado hemos visto varios partidos del Manchester United esta temporada donde se priorizaba minimizar los errores. Hasta el propio Van Gaal ha reconocido que un empate fuera de casa no sería un mal resultado, por mucho que su intención sea llevarse los tres puntos. Pese a ello, el United es claramente mejor que el equipo neerlandés. Al seguir lesionado Jetro Willems (no regresará hasta octubre al recaer en su lesión de rodilla), el lateral zurdo con Brenet no ofrece garantía alguna si Mata y Darmian insisten en buscarle las cosquillas, Bruma adolece de errores de concentración en el eje de la zaga -mejorada con la incorporación del experimentado Héctor Moreno-, y está por ver si Philip Cocu protege el centro del campo, donde es habitual ver a Guardado como mediocentro acompañado por Pröpper y Maher. Este triángulo funciona muy bien en liga, porque le permite hacer circular el balón a buena velocidad y de forma precisa, pero nadie termina de guardar la posición en caso de pérdida, algo que puede castigar sin piedad el Manchester United. Las molestias que afectan a Adam Maher pueden dar entrada a Jorrit Hendrix como mediocentro para escoltar a Guardado y Pröpper, lo que dotaría al PSV de mayor consistencia. Más sorprendente sería que entrara Stijn Schaars, pues pese a jugar un rato ante el Cambuur el pasado fin de semana las lesiones han mantenido al mediocentro de 31 años fuera de las alineaciones de Cocu desde marzo de 2013.

Cocu PSV - http://www.postproduktie.nl/Paul Blank
Cocu dirigirá su primer partido de Champions. Foto: http://www.postproduktie.nl/Paul Blank.

Si los Red Devils vigilan en las acciones a balón parado, las internadas de los rapidísimos extremos y el juego aéreo de Luuk de Jong, tendrán mucho ganado para, al menos, sacar un punto de su visita a Eindhoven. Y a la mínima que su juego sea fluido, es probable que encuentre grietas en la defensa local a no ser que se topen con una actuación épica de uno de sus los pilares mexicanos. Para ello necesita que Fellaini funcione mejor como delantero centro que ante el Liverpool, que Mata y Ander se asocien por dentro o, sobre todo, que Memphis aparezca para inclinar la balanza como tantas otras veces ha hecho en el Philips Stadion. Aunque esta vez sea como rival.

Alineaciones probables (20:45, en directo en beIN Sports):

Manchester United vs PSV - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*