Míchel y Roberto tocan la puerta de Europa

Olympiacos F.C. v JuventusUEFA Champions League

Olympiakos encontró el camino correcto en su partido contra la Juventus, y logró una victoria que les mantiene con todas las opciones de estar en el mes de diciembre en el sorteo de los octavos de final por segundo año consecutivo. No es casualidad que el equipo griego haya conseguido vencer a Atlético y Juventus. El conjunto de El Pireo ha construido un bloque muy competitivo, con jugadores veteranos con mucha experiencia en Champions y liderados por un entrenador que poco a poco va dejando atrás las chanzas que rodean su figura para asentarse como uno de los entrenadores más prometedores de la clase media alta europea.

Míchel tenía un plan

El triunfo de los griegos se ha debido principalmente a la superioridad del planteamiento de Míchel frente al de Massimiliano Allegri. Olympiakos salió al campo con dos ideas claras: impedir a Pirlo recibir y jugar el balón con comodidad y aprovechar cualquier pérdida en el centro del campo juventino para salir rápidamente y buscar la espalda de Pogba y Vidal.

Un plan que propició el dominio griego en los primeros diez minutos. Con Pirlo perdido, los italianos no encontraban vías cómodas de salida, y solo encontraban ocasiones a balón parado. Así estuvo a punto de llegar el gol, primero en un córner que Elabdellaoui salvó bajo palos, y más tarde en otro, que acabó con un gol bien anulado a Tévez por fuera de juego.

Allegri: “No estoy preocupado por Pirlo. Esta noche le hemos hecho jugar porque necesitábamos un elemento que ralentizara el juego. No me preocupa su rendimiento.”

Juventus Press ConferencePirlo sufrió mucho a lo largo de todo el partido. Foto: Focus Image, Ltd.

La Juventus tenía el balón, pero se veía obligada a basar sus ataques en la movilidad de Morata y Tévez, que bajaban a recibir o caían a banda en función de lo que requería la jugada. En una de esas jugadas Olympiakos consiguió el único gol del partido. Chori Domínguez condujo de manera espectacular un contraataque, la dejó a Mitroglou, escorado al borde del área, y el delantero griego asistió a Kasami, que con un zurdazo batió a Buffon.

El partido estaba donde quería Míchel.

Míchel: “Vivimos estos partidos con mucha intensidad, porque sino no podríamos enfrentarnos con los equipos con los que estamos jugando, y a los que estamos ganando.”

Roberto marca diferencias

Si la primera parte fue de Míchel, en la segunda Roberto se convirtió en el héroe del partido. El portero español ha demostrado muchísimas veces que está entre los mejores del mundo. En Olympiakos se ha asentado como uno de los líderes del equipo, y a sus notable calidad y reflejos suma un carácter ganador.

Salió la Juventus como había acabado la primera parte. Apagada, con la melancolía de la mirada de Pirlo impregnada en cada jugada. Tan triste estaba Andrea, que Allegri decidió sustituirle en el minuto 56 para dar entrada Marchisio. Mientras salía del campo, echó una mirada atrás para ver si aún le seguía Chori Domínguez.

A partir de ahí, el partido cambió. La Juventus comenzó a dominar el juego y Roberto comenzó a dominar el aire. El fuenlabreño voló hacia su izquierda, para sacar un disparo envenenado de Pogba. Más tarde a la derecha, para sacar dos ocasiones claras de Morata y Tévez. Así hasta ocho ocasiones. Jiménez y González, Roberto y Míchel, se abrazaron al final del partido. El sorteo de octavos está más cerca.

Míchel: “Roberto tenía confianza en llegar a la Selección. Ojalá Del Bosque le llame.”

Foto de portada: Focus Images, Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*