Milan-Ajax, una final histórica en fase de grupos

Frank de Boer, en la rueda de prensa previa al partido (Foto: MarcadorInt).

No tendrá el glamour de la final del 95 (con ese duelo táctico entre Van Gaal y Capello) ni tampoco el nivel de aquel partido de cuartos de final de 2003 (la última vez que los ajaccied se han metido entre los ocho mejores), pero el encuentro de San Siro de esta noche entre el AC Milan y el Ajax es enormemente trascendente para el futuro a medio plazo de ambas entidades históricas. Aunque el ejercicio de comparar los onces que sacarán ambos equipos con los que presentaron en aquellas dos ocasiones puede resultar deprimente para sus hinchadas, lo cierto es que en Amsterdam se vive algo muy distinto a la melancolía. Si hablamos de estados de ánimo, mirar atrás duele más en San Siro, porque los tiempos de gloria son más recientes y porque los holandeses han asumido con realismo que el fútbol en Holanda es otro desde la implantación de la Ley Bosman. Y casi por primera vez desde entonces, se sienten capaces de soñar. Pese a todo: pese a haber vendido este verano a sus dos mejores jugadores (Eriksen y Alderweireld), pese a que a principios de temporada recibieron sendas goleadas consecutivas ante el Barcelona y el PSV, pese a que su liga la lidera ahora mismo el Vitesse. La victoria frente al equipo de Martino de hace dos semanas era el resultado europeo que necesitaba Frank de Boer para dar un paso más hacia el reconocimiento universal hacia su trabajo. Y para hacerles creer a sus chicos -jovencísimos- que el milagro es posible.

La Final de Viena de 1995 (Ajax 1-0 Milan; Kluivert 84′)

Milan vs Ajax - Football tactics and formations

La vuelta de los cuartos de final de 2003 (Milan 3-2 Ajax, tras 0-0 en la ida; Inzaghi 30′, Shevchenko 65′, Tomasson 91′ / Litmanen 63′, Pienaar 78′)

Milan vs Ajax - Football tactics and formations

El partido de hoy, claro está, se parece más a aquel de 2003. Entonces también, el Milan partía como claro favorito ante un Ajax en regeneración. Koeman dirigía un combinado de jóvenes que, pese a haber acabado algunos siendo estrellas mundiales (Sneijder, que jugaba mucho más retrasado que ahora, e Ibrahimovic), en ese momento no recibían esa consideración. Al Milan de Ancelotti le costó muchísimo pasar: estaba fuera hasta el minuto 90′. Tuvo que meter a Rivaldo y a Tomasson en los minutos finales deshaciendo un planteamiento inicial muy conservador, condicionado por la lesión de Andrea Pirlo, que se perdió tanto la ida como la vuelta. Ese Milan acabó tirando de épica para clasificarse. De épica y de pegada. Más o menos, aquello a lo que va a intentar recurrir esta noche ante un Ajax que llega mejor (después de ganarle al Barça ha encadenado dos 4-0 consecutivos en la Eredivisie).

Allegri se encuentra en una situación parecida a la de Carlo Ancelotti en aquel momento: muy discutido y con la presión de saber que una eliminación podía suponerle el cese. Su Milan andaba tercero en la Serie A por detrás de los dos grandes rivales (Juventus e Inter) y seguramente su propia carrera como entrenador habría sido otra si ese gol de Tomasson en el descuento no llega a entrar. Ese tanto del danés, empujando a la red un balón que Inzaghi había levantado, viene a ser para Carletto como el de Costinha en Old Trafford en 2004 para Mourinho. Goles que cambian carreras. O que, al menos, las aceleran.

Massimiliano Allegri está acostumbrándose a vivir en el alambre. Los ultimátums, a estas alturas, deben hacerle hasta reír. Ha superado tantos que ha aprendido a vivir con ellos. La situación financiera del Milan incluso ha reforzado su propia imagen. Uno ve lo que tiene en la plantilla y desvía el punto de mira de las críticas hacia los asientos del palco. El ex entrenador del Cagliari sabe que con un empate en casa le basta para estar en octavos y darle al club, de este modo, una nueva inyección económica muy necesaria en tiempos de crisis. Ayer confirmó que volverá a jugar con tres arriba pero no despejó la duda de si veríamos debutar en la presente Champions League a El-Sharaawy. Sí dijo que Abate no está disponible, por lo que De Sciglio va a actuar en el lateral derecho. En el Ajax, Frank de Boer pierde a los mismos que se cayeron del equipo durante el transcurso del duelo ante el Barcelona: a Veltman, sancionado, y a Boilesen, lesionado. Sin embargo, recupera a Sigthórsson y a Bojan. No se les espera de inicio, pero pueden ser excelentes recursos en el segundo tiempo. La principal duda del entrenador holandés es la posición de Daley Blind: cubrir con él el costado izquierdo y apostar por la experiencia de Poulsen en el medio centro o mantener al hijo de su mítico ex compañero como pivote y jugársela con el joven Ruben Ligeon en el lateral, algo que ya probó este fin de semana ante el NAC de Breda.

Probables alineaciones:

Milan vs Ajax - Football tactics and formations

ACCEDE AL RESTO DE PREVIAS DEL DÍA HACIENDO CLICK SOBRE LOS PARTIDOS:

Related posts

8 comments

Sólo un apunte, Áxel: en mi opinión escudarse en la implantación de la Ley Bosman como principal causa de la bajada de nivel del Ajax me parece injusto. Gracias a esa misma ley, podemos ver que el Ajax tiene en su actual plantilla, por citar un ejemplo, a 5 daneses. Yo creo que el problema reside en el menor nivel de la Eredivisie con respecto a otras ligas. Por cierto, vaya centro del campo tenía e Ajax en aquella final de Champions… nada menos que Rijkaard, Davids, Seedorf y Litmanen.

Sin la Ley Bosman los mejores jugadores holandeses no se irían de Holanda con la facilidad que se van ahora y probablemente equipos como el Ajax no se verían ante la necesidad, casi obligación, de buscar jugadores jóvenes en otras canteras de Europa. Al menos mi visión es que una cosa ha sido consecuencia de la otra.

Es evidente que el Ajax ha sido perjudicado por la ley Bosman, pero entiendo a Yomismo en lo que quiere decir: hay ligas muchísimo más perjudicadas que la holandesa.
El fútbol de Europa del Este ha sido completamente devastado por esta ley y difícilmente podrá recuperarse algún día. Más allá de Rusia o Ucrania, el resto de equipos históricos del Este cayeron en picado en los 90 y hoy soy equipos muy menores con unas aficiones gigantescas que lógicamente irán menguando con el paso de las generaciones. Una lástima.

Que curioso que si nos fijamos en la defensa del Milan en el partido de 2003, Costacurta y Maldini seguian después de 8 años pero habían intercambiado posiciones… (de lateral a central y viceversa).

Que brutalidad los equipos de la final del 95! La defensa del Milan y el centro del campo del Ajax de los mejores de la historia.

Que mítico ese ajax con el 1-3-3-3-1 me alucinaba cuando era un chavalín. Por cierto, algun día el milan hara lo del barcelona de jugar con 7 centrocampistas pero se diferenciará porque alineará a 7 mediocentros defensivos o físicos.

Más que la Ley Bosman -que le beneficia ya que su plantilla actual parece combinado de la ONU-, al Ajax le perjudicó la construcción del Amsterdam ArenA, muy costosa en aquel tiempo como innecesaria para lo que ofrecía De Meer…

Lo curioso es que el Davids del Ajax no tiene relación con el que jugó en Italia, ni que decir de bodrios como Overmars y Reizinger…

Deja un comentario

*