Mucho Cristiano para tan poco Cáceres

(Foto: Focus Images Ltd)

Por inverosímil que parezca, Cristiano Ronaldo exhibe cada día una capacidad inaudita para mejorar y elevar su rendimiento. Cumple su quinta campaña en el Real Madrid y en cada una perfecciona su juego o multiplica su producción goleadora. Su promedio en sus más de 200 encuentros con la camiseta blanca es superior al gol por partido, algo absolutamente excepcional, pero es que además aparece sin falta a su cita con las grandes noches continentales.

La secuencia goleadora de Cristiano Ronaldo en sus últimas 23 citas con la Champions League es la siguiente: 1, 2, 2, 3, 0, 1, 2, 1, 1, 1, 1, 0, 0, 1, 3, 1, 2, o, 2, 0, 2, 1, 2. Resumiendo: 29 goles en 23 partidos. Un promedio que ya roza el gol y medio por encuentro, algo tan solo al alcance de los elegidos.

(Foto: Focus Images Ltd)
(Foto: Focus Images Ltd)

En Turín, el portugués repitió en el tridente ofensivo junto a Karim Benzema y a Gareth Bale. En el medio, Luka Modric, Sami Khedira y Xabi Alonso. El mediocentro tolosarra continúa recuperando el ritmo de competición, como indica la evolución de los minutos jugados: 30′ vs Sevilla, 45′ vs Rayo y 70′ vs Juventus. Otro internacional español, Sergio Ramos, fue protagonista de la principal decisión táctica de Carlo Ancelotti en el viaje a Italia: ni Álvaro Arbeloa, ni tampoco Dani Carvajal ocupando el lateral derecho, sino el zaguero andaluz. “Ramos es muy bueno de cabeza y por eso jugó de lateral, para los balones colgados al segundo palo. Así nos marcaron un gol en Madrid”, justificaba Ancelotti en Canal Plus al finalizar el partido. La decisión y el desarrollo del encuentro dan lugar, como mínimo, al debate y a plantearnos algo que nunca obtendrá respuesta. Si Ramos hubiese jugado de central -y no de lateral- en Dortmund en el mes de abril, ¿Robert Lewandowski se habría exhibido de tal forma? ¿Y hubiese causado hoy Fernando Llorente tantos problemas como ocasionó a Raphäel Varane?

El francés, no lo olvidemos, regresa tras una operación de menisco que le ha tenido casi cinco meses fuera de los terrenos de juego, por lo que no está en su mejor momento y en Turín tuvo un papel de actor principal en los dos tantos de la Juventus. Derribó a Paul Pogba y el penalti lo transformó de forma genial Arturo Vidal. Más tarde, ya en la segunda parte, pecó o bien de ingenuidad, o bien de falta de oficio o contundencia en el área y Llorente remató a gol el centro que le brindaba Martín Cáceres.

No fue, en cualquier caso, una noche que vaya a recordar muy positivamente el zaguero uruguayo de la Juve. Suyo fue el error que dio lugar al 1-1 de Cristiano y suyo fue el despiste que ayudó a que finalmente Gareth Bale anotase el segundo gol del Madrid: balón en profundidad de Marcelo buscando a CR a la espalda de Cáceres, donde el portugués tiene la clarividencia para asistir al atacante galés. El luso asiste y marca, su equipo se clasifica matemáticamente para octavos de final y su adversario, la Vecchia Signora, alcanza la quinta jornada de la fase de grupos en última posición del grupo y sin conocer la victoria, pero dependiendo de sí misma.

ACCEDE AL RESTO DE POSPARTIDOS DEL MARTES HACIENDO CLICK SOBRE EL QUE PREFIERAS:

Shakhtar Donetsk vs Bayer 04 Leverkusen
Real Sociedad vs Manchester United
FC København vs Galatasaray SK
PSG vs RSC Anderlecht
Olympiacos FC vs SL Benfica
Manchester City vs CSKA Moskva
FC Viktoria Plzeň vs FC Bayern München

Related posts

Deja un comentario

*