Neuer, Kroos y Guardiola lo ganaron

Arsenal v Bayern MunichUEFA Champions League

No falla. La Copa de Europa siempre te mete el miedo en el cuerpo. El Bayern de Múnich llegaba a Londres casi como estrellas del rock, como el primer gran concierto de la gira por Europa de un equipo destinado a dominar el continente, cuyo probado poderío en Alemania aterroriza a todo el mundo del fútbol. Guardiola, sin embargo, jamás se confía (el día que lo haga dejará de ser él) y volvió a sorprender en su alineación. Eligió al comodín de los días grandes: Javi Martínez. Lo usó en Dortmund,  lo usó frente al City y lo volvió a utilizar en la noche de hoy: cuando intuye que le pueden hacer daño a la contra, recurre al poderío físico del navarro para parar transiciones, que siempre responde a lo que se le pide. Este ajuste mandó a Lahm al lateral derecho y cambió bastante la naturaleza del campeón de Europa, tanto es así que en los primeros diez minutos se vio francamente superado por un agresivo Arsenal que llegaba con ligera facilidad a la puerta de Neuer. El tricampeón no se sentía cómodo. Los periodistas alemanes, acostumbrados a loar a Pep, se empezaban a cuestionar sus decisiones en voz alta: “¿Es que no se da cuenta de que Müller está sentado detrás suyo en vez de estar en el campo?” “Lahm estaba siendo el mejor mediocentro del mundo…” Sin embargo, ese escenario no duraría mucho rato más. Después todo cambió, principalmente por 3 protagonistas.

Arsenal v Bayern Munich UEFA Champions League
 Özil dinamitó los primeros instantes de partido. Foto: Focus Images Ltd

Manuel Neuer, un portero de días grandes

Suelo tener a menudo discusiones sobre Manuel Neuer. Hay quien me dice que es irregular, que falla bastante en las salidas y que un equipo como el Bayern de Múnich necesita porteros sobrios y seguros, que no cuesten puntos. No les falta razón, todo sea dicho: no pasará una temporada sin que el ex del Schalke 04 te deje 3-4 cantadas dignas de recopilatorios de Youtube. Pero yo digo que en los días grandes no te va a fallar. Siempre está ahí, siempre aparece, siempre para; como gritando a su equipo que no se preocupen, que ahí detrás tienen un hombre que los protege. Durante los primeros 6-7 minutos el nerviosismo de los de Guardiola se palpaba, no se encontraban cómodos sobre el campo y los de Wenger les hacían daño. Pero gracias a Neuer esa sensación no se tradujo en goles. Su mano salvadora a Sanogo, su penalti parado (no era el penalti mejor tirado del mundo, OK) y su poderío en los balones largos les mantuvo en el partido: cuando más vulnerables y débiles se sentían, Manu apareció para cambiar el carácter de su equipo.

Kroos coge el volante del partido

Seamos francos: por lo visto en los partidos más recientes del Bayern, Guardiola transmitía que su interior de más jerarquía era Thiago Alcántara. Quizá no era así, pero parecía que el de Santpedor quería que fuera el español el que llevara el ritmo de los partidos: fue titular en los últimos 4 partidos mientras que Toni no jugó un minuto en dos de ellos, a uno lo reservó la jornada antes del partido de hoy y otro fue titular… Y por lo visto los primeros minutos, parecía que, a falta del Lahm mediocentro, Thiago era el destinado a llevar la manija del juego de su equipo, a dictar el ritmo, almacenar la posesión y dominar desde el balón. Sin embargo, el ritmo del encuentro lo superó, no consiguió imponerse y ahí entró en escena Toni. Qué bueno es Toni: es un centrocampista total. Junta el físico, el carácter y la determinación del prototipo de jugador alemán clásico con la técnica, la calidad y la precisión de la Mannschaft 2.0. Tan capaz de ser un interior de estadísticas de pases completados que circulan por twitter, de proteger el balón y que su equipo no lo pierda, como de transitar, de llegar, de marcar goles y ser decisivo en los últimos metros. Él cogió el ritmo del encuentro, se apodero del balón y acabó con la situación anterior. Agarró el protagonismo del cuello y no lo soltó más: instaló a su equipo en el campo del Arsenal. Luego dio la asistencia que provocó el penalti a Robben, marcó un gol para levantarse del sofá y pudo marcar un segundo si no fuera por que las porterías tienen postes. Se jugó a lo que Toni quiso.

Los 3 cambios de sistema de Guardiola

Guardiola será muchas cosas, pero nunca será un inmóvilista. Si algo no funciona, lo cambia. Si se le ocurre algo, lo ejecuta. Así lo definía Rafael Honigstein: “Pep no tiene una gran idea, tiene millones de ideas pequeñas.” Y ayer se vio con claridad meridiana: fue variando de sistema a medida que transcurría el partido y sus decisiones provocaban que el contexto cambiara a cada vez. Así es el fútbol moderno, un juego de ajedrecistas.

Idea inicial: juntarse por la derecha, perforar por la izquierda

aaa

 

Decía Lillo que los sistemas no se mantienen ni en el minuto de silencio. Götze era el teórico extremo izquierdo, pero acabó jugando casi toda la parte por la derecha. Ahí se juntaban un excelso, e inspiradísimo Phillip Lahm, que volvió a recordar lo extraordinario lateral que es, el propio Götze, un Robben que acudía a colaborar y un Thiago que apoyaba. El Bayern se instaló en el campo del Arsenal desde la derecha, mientras que en la izquierda esperaba David Alaba, cuya confianza en su descomunal físico le sirve para administrar una banda entera, aguardando un cambio de juego que pillara a la defensa gunner basculando. Ya nos lo advirtió Carlos Rosende: el lado izquierdo era el lado débil del Arsenal y Guardiola entró con el cuchillo allí.

Cambio de escenario: el Arsenal con uno menos

t0nn

 

Minuto 36: Penalti de Szczesny sobre Robben, que Alaba acabaría fallando, pero que obligó a Wenger a modificar por completo su equipo. Entró Fabianski, salió Cazorla y había una realidad completamente nueva: el Bayern estaba en superioridad numérica. Al descanso, Pep movió ficha: Lahm volvía a su posición habitual, el mediocentro, Rafinha al lateral y Javi Martínez de central. Su intención era clara: explotar de forma cruel que ellos eran uno más mediante la circulación en el medio, hasta que los espacios aparecieran de forma natural. Pero también necesitaba que el campo fuera ancho para que los 10 gunners no pudieran cubrir la portería de Fabianski. Así que dejó a ambos laterales muy abiertos, pegados a la cal y los dos extremos con un rol muy interior, casi como centrocampistas para explotar el centro del campo. Así llegó el gol de Kroos: el equipo circuló el balón con paciencia hasta que Toni se quedó sin marcador y disparó. 0-1. Pero el gigante bávaro no podía desaprovechar la jugosa oportunidad de sentenciar la eliminatoria y Guardiola fue a por más.

 Pizarro para distraer a Mertesacker-Koscielny y Müller para aprovecharlo

pizza

 

Los centrales y mediocentros gunners resistían las acometidas visitantes de forma heroica. Agazapados en dos líneas atrás, Mandzukic no conseguía imponerse y los centrales londinenses vivían cómodos con el croata como única referencia. El Bayern no creaba suficientes ocasiones para el volumen de juego que generaba. Entonces Pep volvió a mover ficha: sacó a un desapercibido Thiago, ya que la batalla por el centro del campo hacía tiempo que estaba conquistada, metió a Pizarro de Lewandowski, de mediapunta para jugar de espaldas y distraer a los centrales y a Müller para que picara a la espalda de los centrales aprovechando sus movimientos. Y funcionó: 10 minutos después de que entrara Pizarro, un balón de Phillip Lahm fue cabeceado por Thomas Müller, otro que siempre es puntual en su cita con las grandes noches, aprovechando un movimiento del peruano para distraer a la marca. Guardiola lo había vuelto hacer.

Foto de portada: Focus Images Ltd

¡Ya puedes descargarte la aplicación de MarcadorInt para iPhone! ¡Tendrás acceso a un podcast diario exclusivo para la App y a múltiples contenidos Premium: podcasts individualizados de las competiciones más seguidas (Premier, Bundesliga, Serie A o Champions) y LiveTexts con el sello MI (Italia, Europa underground o Copa Libertadores)!

Related posts

8 comments

Estoy contigo, Guillermo. Neuer me parece uno de los mejores porteros a nivel mundial. Suele ocurrir que por dos o tres errores puntuales se crucifique a los porteros, por aquello de que cada fallo es gol… pero a mí sí me da seguridad, y me parece bastante completo. Es uno de los mejores fichajes que ha hecho el Bayern. No hace tanto que tenían bajo palos a porteros mucho peores.

En cuanto a Kroos, su nivel no es nuevo. Se ha hablado demasiado de él esta temporada, pero es lo que tiene que Guardiola haya juntado en una misma plantilla a Schweinsteiger, Javi Martínez, Thiago, Götze, y decidiera reconvertir a Lahm. Para mí, como interior, es el más completo que veo junto con Vidal y Pogba.

Por último, me gustaría destacar el papel de Pizarro en el Bayern. Llegó libre la temporada pasada, a un equipo en el que ya estuvo, con una plantilla en la que estaban Mario Gómez y Müller, y llegaba Mandzukic. Consiguió tener un papel importante… y ahora, cada vez que entra, cumple. Imagino que con la llegada de Lewandowski la próxima temporada no lo veremos más. Un jugador al que estar atentos.

Tiene tanto donde elegir Guardiola, que a veces te puedes permitir hasta lujos como dejar a Müller en el banquillo. Qué jugadorazo. Qué presencia tiene en los partidos grandes. A mi siempre me ha recordado a la mejor versión de Raúl, pero con bastante menos reconocimiento.

A día de hoy parece bastante claro. Estando Gündogan, Schweini y Khedira como están y viendo el estado de forma de Toni. A día de hoy son él y 10 más.

Agregaría a Neuer, Lahm y Müller como indiscutibles aunque se sobreentiende el “Kroos + 10”.

Pero inclusive estando Gündogan, Schweinsteiger o Khedira en plenitud de condiciones yo le haría un espacio a Kroos en el once titular; haría un doble pivote Schweinsteiger – Gündogan y a Kroos de mediapunta o quizás un trivote ala Leverkusen siendo Bastian el vértice. Yo sé que Löw es un jugador qe respeta demasiado los procesos y mantiene su base de jugadores, pero para mi el actual Kroos es más que el mejor Khedira y viendo el nivel actual de Özil (aunque siempre rinde en la selección) lo sentaría por el actual Toni. También podría poner el trivote antes mencionado y usar a Özil en banda derecha, Reus/Götze por izquierda y Müller de nueve.

Todo es pura suposición pero como van las cosas lo más probable será ver a Lahm junto a Kroos en el centro del campo.

Hola Gonzalo.
Yo creo que sí, sin duda. Alemania siempre se ve influenciada por el Bayern, el equipo que más jugadores aporta. Löw y Pep tienen buena relación, ya se han visto alguna vez y ya se ha observado la influencia de algunas decisiones de Guardiola en el juego de la Mannschaft: Lahm ha jugado en el centro del campo (Löw ha dicho que se plantea jugar con él en el Mundial ahí), Müller de nueve… Creo que la selección alemana va a ser inteligente y se va a aprovechar de los ajustes de uno los mejores entrenadores del mundo.

Deja un comentario

*