No entraba en los planes

Vincent Kompany of Manchester City pictured during a press Conference at Camp Nou, Barcelona
Picture by Richard Calver/Focus Images Ltd +447792 981244
11/03/2014

Que el Dinamo Kiev remontase en el Etihad el 1-3 que tenían en contra de la ida era algo que casi ni sus propios hinchas podían imaginar. No fueron pocos los que viajaron desde Ucrania, pero desde el primer minuto quedó claro que el margen era demasiado amplio como para que pudiera surgir la sorpresa. Manuel Pellegrini lanzó en la previa del choque el mensaje habitual en estos casos, el de que aún queda un partido por jugar, pero sacando su once más titular posible, con la única novedad de que Sterling se quedó en el banquillo, intentaba limitar cualquier opción de remontada. Los noventa minutos fueron los más largos que se han visto en Manchester en toda la temporada, con opiniones como las de Rory Smith, periodista de The Times, que dijo que “este partido puede ser el peor de una eliminatoria de Champions League que haya habido nunca“, mientras que su compañero Henry Winter lo definió como un “partido basura”. Otro como Mark Ogden, del Telegraph, usó la ironía: “Bueno, fue divertido”. El Manchester City se clasificó por primera vez en su historia para los cuartos de final de la Champions League y, aunque todo podría haberse resuelto de la forma más tranquila posible, sin sobresaltos en el marcador (0-0), y eso que pudo perder en el segundo tiempo después de las ocasiones del Dinamo Kiev y de una parada de Joe Hart, las malas noticias llegaron en forma de lesiones.

En los primeros 20 minutos de partido se lesionaron Kompany y Otamendi, los dos centrales titulares del Manchester City. El primero fue el belga, que recayó de sus problemas musculares en el gemelo que le tuvieron dos meses fuera. De los 13 partidos que ha jugado completos como titular en la Premier League, 9 de ellos han terminado sin goles en contra. Así se explica la importancia de que el capitán se ausente. Sin embargo, son estas lesiones las que están privando al Manchester City de una continuidad en la línea defensiva. Con la de este martes, Kompany ya ha sufrido 14 lesiones musculares desde que fichó por el club en 2008. “Como mínimo será baja un mes”, dijo Pellegrini, consciente del valor de su pérdida y de que el próximo domingo reciben al Manchester United con la decisiva 4ª plaza de la liga en juego (que da acceso a la Champions League). Poco después de Kompany, el que tuvo que retirarse del partido fue Otamendi. El central argentino no se había perdido ningún encuentro por lesión en toda la temporada, pero sufrió un fuerte golpe en su pierna que le impidió continuar. Su presencia no se descarta para el fin de semana, pero el City tuvo que jugar una hora con Demichelis y Mangala, sus dos centrales suplentes.

Manuel Pellegrini: “Lamentablemente para Kompany, ha vuelto a lesionarse en la pantorrilla. Será baja como mínimo un mes. Otamendi sufrió un golpe importante, veremos cómo está en los próximos días. Fue un partido táctico porque no asumimos ningún riesgo, sólo clasificarnos, y esperamos a ver si ellos concedían espacios”.

Nicolas Otamendi (Foto: Focus Images Ltd)
Nicolas Otamendi (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*