Noche perfecta en Estambul

(Foto: Focus Images Ltd)

Intenso y agresivo. Fiable y seguro. Roberto Mancini, técnico del Galatasaray, gozaba en su banquillo tras ver la mejor versión del equipo turco en la presente temporada. Claro que tampoco era muy difícil la empresa teniendo en cuenta la pobre imagen hasta ahora mostrada por el conjunto del Türk Telekom Arena. Un estadio que, con un ambiente de gala, celebraba cada jugada de los suyos. Cada gol. Y hasta aplaudía a un Burak Yilmaz que sigue peleado con el gol en este primer tramo del curso.

Enfrente, un FC Copenhaguen extremadamente blando que dejó muchos espacios al rival. Los de Solbakken, que son colistas de grupo, no reafirmaron las buenas sensaciones de las últimas semanas.

El encuentro arrancó con fuerza y con una presión intensa de un Galatasaray, que mordía cada balón en disputa. Y así llegó el primer gol. Nounkeu, que presionó a la defensa rival en la salida de la pelota, puso un centro desde la derecha a la cabeza de Felipe Melo, que llegando desde atrás y con una fuerza descomunal inauguró el marcador.

Con el 1-0, Didier Drogba lo intentó en un par de ocasiones pero el cancerbero sueco del Kobenhavn, Johan Wiland, evitó el segundo. Evitó el segundo hasta la aparición de Emmanuel Eboué. El ex del Arsenal, que no marcó pese a ser uno de los grandes protagonistas del choque, asistió a Sneijder –3 goles en los últimos 2 partidos– y a Drogba para poner un 3-0 al descanso tan claro como contundente.

(Foto: Focus Images Ltd)
(Foto: Focus Images Ltd)

Tras el descanso, muy poca cosa. Bolaños y Adi, que salieron al campo para darle mayor empuje al conjunto danés, se diluyeron rápidamente. Tan solo Nicolai Jorgensen aportaba algo de claridad en tres cuartos de cancha pero sin hacer sufrir a un Fernando Muslera que observó relajado los acontecimientos desde su privilegiada posición.

Los turcos, con el 3-0 y con la primera victoria europea en el bolsillo, jugaron para Burak Yilmaz. Pero no era la noche del ex del Trabzonspor. Tuvo dos claras y las falló. Pero los aficionados del Galata tienen memoria. Si alcanzaron los ¼ de Champions, en parte fue por los goles de su actual delantero. La ovación a Burak, quizá, fue de lo mejor de la noche.

El gol de Claudemir justo antes del final, fue una anécdota más del primer triunfo europeo de Roberto Mancini como entrenador del campeón turco. Y es que el Galatasaray, tras encajar el 1-6 en la jornada inaugural, ya es segundo de grupo y con la posibilidad –si gana en el Parken– de afianzar ese puesto que garantiza la clasificación para los octavos. Eso sí, justo estamos en el ecuador de la primera fase.

ACCEDE AL RESTO DE POSPARTIDOS DEL MIÉRCOLES HACIENDO CLICK SOBRE EL QUE PREFIERAS::

Bayer 04 Leverkusen vs Shakhtar Donetsk
Manchester United vs Real Sociedad
Real Madrid CF vs Juventus
SL Benfica vs Olympiacos FC
RSC Anderlecht vs PSG
CSKA Moskva vs Manchester City
FC Bayern München vs FC Viktoria Plzeň

Related posts

1 comments

Buena crónica. Partido fácil, redondo con la victoria del Madrid en casa, aunque la guinda hubiera sido un gol de Burak. Está demasiado ansioso por el gol y le pesa más todavía. Y le han aplaudido porque iban ganando… otros días le han pitado ya y hay muchos comentarios negativos sobre él, situación que se revertirá en cuanto marque un par de goles seguidos.

Deja un comentario

*