Obligados a ganar

Football: Germany, 1. Bundesliga

Llega ese momento de la temporada. Suele decirse que los trofeos se deciden en Mayo, pero yo creo que es ahora el periodo decisivo para determinar en qué se va a convertir tu año. Cuando se ha pasado la tensión por comenzar, los nuevos fichajes ya no están nerviosos por dar buena impresión y un partido ante un rival de media tabla no es, digamos, lo más atractivo del mundo, cuando en definitiva el jugar miércoles y domingo ya está totalmente asentado en tu rutina, es cuando se puede medir el verdadero carácter de un equipo. Hay muchos ejemplos de equipos que comienzan fulgurantemente la temporada y sus aficionados se ilusionan con ser una alternativa real a los títulos, pero a estas alturas de la temporada es cuando empiezan a caer, a dejarse empatitos fuera, a darse cuenta de que no tienen tanto fondo de armario como pensaban… El Borussia de Dortmund está en ese punto en el que es difícil calibrar a lo que aspiran esta temporada. ¿Serán capaces de pelear los títulos?  ¿Fue un once-in-a-lifetime lo del año pasado, o lograrán seguir compitiendo contra los mejores?

 

Posibles onces

 

Weidenfeller está sancionado, Gündogan sigue de baja, Schmelzer se lesionó de larga duración y Bender es seria duda. Tu lateral derecho titular es Grosskreutz, un téorico extremo zurdo y tu lateral zurdo es Durm, otro atacante reconvertido que lleva menos de 10 partidos en la élite. Para colmo, tu entrenador está sancionado. Pero estás en un grupo con el Nápoles y el Arsenal y ya has perdido un partido, así que al Marsella le tienes que ganar. “El que pierda mañana empieza a asomar un pie en la puerta.”, así lo ha dicho Klopp.

No cabe duda de que si alguien sabe mantener esa tensión competitiva en sus jugadores es el propio Jürgen, como quedó demostrado en la brillante victoria el pasado fin de semana ante el Friburgo. Se pudo confirmar que el BVB tiene, sin duda, uno de los ataques más brillantes del mundo. Reus, Mkhitaryan, Aubameyang, Lewandowski o Kuba son nombres que cabrían casi en cualquier plantilla de Europa. Pero en los tres partidos anteriores a la victoria del pasado fin de semana: llegaron empatados al minuto 115 en un eliminatoria de DFB Pokal ante el 1860 Múnich, se dejaron dos puntos en Núremberg y perdieron 2-1 en Nápoles. Partidos como esos son los que separan a los buenos equipos de los aspirantes a todos los títulos. Como hace dos años, cuando el equipo de Klopp ya había maravillado el año anterior y ganarían ese mismo año otra vez la liga, pero quedaron cuartos en Champions en un grupo con el Arsenal, el Olimpiacos y… el propio Marsella.

El Marsella también necesita ganar este partido, tras haber perdido en casa ante el Arsenal. Un equipo, el francés, que marcha tercero en la Ligue 1 y que sólo ha perdido ante el Mónaco y el propio Arsenal esta temporada, pero que contará con las bajas de su pichichi Gignac, Morel y Cheyrou.

CONSULTA EL RESTO DE TEXTOS SOBRE LA JORNADA DE CHAMPIONS LEAGUE.

Related posts

2 comments

Deja un comentario

*