Olympiacos-Manchester United: los cuartos de final son un premio

Hull City v Manchester UnitedBarclays Premier League

Para los ingleses, Grecia es el país que casi les deja sin Mundial en 2002. En un partido que se jugaba en Old Trafford, la selección de Inglaterra, en aquel entonces dirigida por Sven-Göran Eriksson, perdía 1-2 contra los helenos ya superado el tiempo reglamentario y necesitaban al menos un empate para no verse relegados a la repesca. Entonces apareció Beckham, capitán, héroe de Manchester, que, en su casa, en el estadio del club de su vida, en su ciudad, mandó a la escuadra una falta directa a 30 metros de distancia. Nikopolidis ni se movió, lo que perfeccionó aún más una imagen que quedó grabada para todos los ingleses.

Un año complicado

En el Manchester United hace tiempo que Beckham no tira las faltas, de hecho ya no está ni Ferguson, que es el único que se mantenía con el paso de los años. Los últimos meses han sido muy complicados de digerir por la cantidad de movimientos extremos que se han producido: el cambio de entrenador, la renovación de su futbolista emblemático y la llegada de una estrella mundial a coste de estrella mundial, Mata, algo que hacía bastantes temporadas que no ocurría. “Creo que Fellaini encajó bien en el equipo. Pasó bien el balón, aunque necesitamos un poco más de maldad en el último tercio del campo“, dijo Moyes al terminar el encuentro de liga del sábado pasado contra el Crystal Palace. Era el primer partido de Fellaini desde diciembre, el flamante traspaso veraniego del United, ausente por una lesión desde entonces, y también la primera vez que el técnico escocés pudo alinear a su potente cuarteto ofensivo: Mata, Januzaj, Van Persie y Rooney. Precisamente, Rooney firmó su renovación con el club unos días antes, a cambio de 300.000 libras a la semana que le convierten en el jugador mejor pagado de Inglaterra. Este movimiento era necesario: en verano, Rooney tanteó su posible salida, con el Chelsea como destino, pero se quedó. El inglés es capital (y próximamente capitán) en el futuro del Manchester United no sólo por su juego -el mejor futbolista de la plantilla- sino por su significado. Rooney es lo mejor que ha salido de Inglaterra en la última década, el icono, Rooney es el gol de Beckham contra Grecia y que se quedase, que juegue para los red devils hasta pasados los 33 años, era una necesidad institucional. Tenía que quedarse.

FIL HULL MANUTD 35Rooney acaba de comprometerse con el Manchester United hasta 2019 (Foto: Focus Images Ltd)

La Champions League ha sido demasiado para el Manchester United en los años recientes. Hace dos temporadas cayeron en la fase de grupos y en el curso pasado el Real Madrid los echó en octavos de final. Mientras caían en Europa han necesitado lo mínimo para asegurarse algún que otro título liguero, donde no necesitan ser brillantes para ganar. Sin embargo, este año ya no sirve ni eso: el comienzo de Moyes ha sido tan dubitativo que ahora parece hasta un milagro que puedan clasificarse para la máxima competición europea el año que viene. Todo ha salido del revés. El fichaje del verano, Fellaini, casi no ha jugado; la defensa ha hecho aguas, Vidic anunció que no renovará y se irá en verano (probablemente al Inter de Milán) no por desencantos con el club sino porque consideró que su etapa en Manchester había terminado, Ferdinand está mayor y errático, los laterales no son de plenas garantías, no se ha encontrado un once ideal y las lesiones han golpeado de forma muy fuerte al equipo. Con todo ello, han conseguido dejar su puerta a cero en los últimos 4 encuentros de Champions League. La fase de grupos la terminaron en primer lugar con 4 victorias y 2 empates (a domicilio ante Shakhtar y Real Sociedad), con únicamente 3 goles en contra.

El potencial ofensivo

El gran poder del Manchester United es, sin duda, el poderío que tienen sus hombres de ataque. La llegada de Mata en invierno supuso un soplo de aire fresco, un gesto que explicaba que no se les ha olvidado fichar buenos jugadores. La posiblidad de poder alinear al español por una banda -aunque luego, durante el partido, acostumbra a centrar mucho su posición-, a Januzaj por la otra, a Rooney de mediapunta y a Van Persie de nueve es una garantía de gol. El problema es que Mata no está disponible en la Champions League, pues ya la disputó con el Chelsea en su fase de grupos, así que Moyes deberá introducir un hombre más puramente de banda, como Valencia. Preguntado por cómo hará para encajar a todas sus figuras ofensivas, Moyes dijo: “Robin puede retrasarse a coger la pelota. Wayne también puede hacerlo y queremos que lo haga. Adnan puede jugar en cualquier rol porque es muy bueno. Juan es capaz de moverse por las dos bandas. Tenemos muchas alternativas“.

La lista de bajas, además de Mata, la completan Nani, Evans y Jones.

Captura de pantalla (280)Posible 11 titular del Manchester United (Foto: sharemytactics)

Un equipo muy cambiado

El periódico local de Manchester, el Manchester Evening News, publicó el lunes un listado con los cinco futbolistas que hay que tener cuidado del Olympiacos. Sin embargo, los dos más conocidos para el público inglés y que son citados en la entradilla de la noticia no van a poder ser de la partida: Mitroglou firmó en invierno por el Fulham, cambiando así unos octavos de la Champions League por una pelea por el descenso, mientras que Saviola está lesionado. La salida de Mitroglou es un alivio para Moyes, puesto que era el delantero revelación de la primera mitad de la competición. “Tiene cosas muy buenas. Parece un delantero tosco pero nada más lejos de la realidad: es un jugador muy coordinado, con una gran calidad técnica, maneja muy bien los dos perfiles y es un gran definidor. Cada vez se divierte más participando en el juego y le está favoreciendo mucho“, dijo Míchel sobre el que fue su delantero cuando lo entrevistamos en Planeta MI hace algunas semanas. Las salidas del mencionado Mitroglou (Fulham), Weiss (Lekhiwa Sports Club) y Djebbour (Nottingham Forest) han dejado más de 20 millones euros en las arcas del club heleno pero condicionan sus ya de por sí limitadas opciones de dar la campanada y eliminar al poderoso club inglés. Los principales refuerzos, para aliviar estas bajas, han sido Hernán Pérez (Villarreal), Valdéz (Al-Jazira) y Marcano (Rubin Kazan), los dos últimos cedidos por sus clubes de procedencia hasta final de temporada.

“¿Por qué dejar de soñar ahora?”, se preguntarán aficionados y jugadores del Olympiacos. Tras avanzar a los octavos de final de la Champions League mandando al Benfica de Jorge Jesús a la Europa League en una última jornada (J6) de infarto, el equipo no debe relajarse. Evidentemente, el reto es complicado. No tienen nada que perder pero no deben dejarse ir: “El Manchester United es un gran club, aunque no pase por su mejor momento; pero nadie nos puede decir que no podemos intentarlo“, dice Míchel en una entrevista concedida a The Guardian, donde también explicó que quieren ser “agresivos”. “La gente asocia agresividad con defensa. Pero no. Agresividad significa ir a por goles, compartir una creencia, una esperanza, creer que podemos competir. Por eso creo que tenemos una oportunidad contra ellos“.

Vassiliki Papantonopoulou (uefa.com): “Desde que el técnico español (Míchel) cogió el cargo hace más de un año, Olympiacos ha ganado 44 partidos de los 55 que ha jugado entre todas las competiciones, perdiendo solo cuatro –dos ante el Levante en los treintaidosavos de final de la Europa League 2012/13 y dos ante el Paris Saint-Germain en la fase de grupos de la Champions League 2013/14–”.

FIL KARAISKAKIS STADIUM GV 14El Karaiskakis Stadium, sede del equipo del Pireo (Foto: Focus Images Ltd)

Esquema y posible once

El esquema que viene utilizando Míchel es un 4-2-3-1 con extremos rápidos que desbordan en el 1 contra 1 y son profundos. La temporada de Joel Campbell está siendo realmente buena (9 goles y 10 asistencias), sin embargo aún no nos ha mostrado un partido imponente en esta Champions. El extremo costarricense, cedido con opción de compra por el Arsenal, puede tener una buena buena oportunidad ante Evra, puesto que el lateral francés no pasa por su mejor momento. En la punta de ataque, Olaitan, que solo ha disputado 156 minutos en la máxima competición continental, tratará de poner en apuras a la zaga del Manchester United haciendo olvidar a Mitroglou. El delantero nigeriano de 21 años (11 goles en lo que va de temporada) lo tenía claro en declaraciones a la televisión local: “Si no crees en que el sueño se puede cumplir, entonces es mejor que no juegues”. Valdez, con molestias físicas en las últimas semanas, esperará su oportunidad en el banquillo; Saviola no llega al encuentro.

Chori Domínguez, el autor del gol en el minuto 93 ante el Anderlecht que permitió a los erythrolefki pasar de ronda y desató la locura en el Georgios Karaiskakis, apunta a titular. También Fuster en la banda izquierda, en detrimento de Hernán Pérez, quizá optando por un mayor balance en la zona ancha del campo. Más dudosa es la elección de la pareja de futbolistas que dirigirán al equipo por delante de la defensa: si bien Samaris es indudablemente el futbolista más técnico, el de más calidad, Míchel podría optar por un doble pivote más agresivo tratando de limitar las recepciones de Rooney en la media aunta, incomodándolo lo máximo posible. Para ese rol, N’Dinga, cedido hasta final de temporada por el AS Mónaco, es un futbolista ideal. Cuando hablamos con Míchel en Planeta MI, el técnico español destacó muchísimo a Samaris: “Está siendo una auténtica revelación, es el jugador que más está causando sensación en la liga griega. De hecho ha ido a la selección y creo que va a ir al Mundial. Puede jugar de interior y es un jugador muy versátil: tiene pase, tiene llegada, tiene remate, va bien de cabeza, es muy dinámico, tiene muy buen pase de interior“.

En defensa, Holebas y Salino son fijos en los laterales y gana enteros la pareja de Marcano y Manolas en el centro de la defensa. Míchel ha venido elogiando con regularidad el rendimiento de Kostas Manolas, central muy sólido y de gran proyección -tiene tan solo 22 años- que ya ha sido tentado por varios equipos de la Premier League. A su izquierda, se espera que Marcano se imponga a Siovas y sea de la partida. En la portería, uno de los mejores guardametas de lo que llevamos de competición: Roberto. El madrileño, que recientemente ha sido adquirido en propiedad por el Olympiacos tras abonarle 6 millones de euros al Atlético de Madrid, tratará de frenar a Van Persie, Rooney y Januzaj, entre otros. No es una tarea sencilla, pero ya ha demostrado que está preparado para ello.

La trayectoria del Olympiacos en la liga griega es impecable: a falta de 8 partidos para que finalice, aventaja en 20 puntos al segundo clasificado, el PAOK.

Captura de pantalla (281)Posible 11 titular del Olympiacos (Foto: sharemytactics)
¡Ya puedes descargarte la aplicación de MarcadorInt para iPhone! ¡Tendrás acceso a un podcast diario exclusivo para la App y a múltiples contenidos Premiumpodcasts individualizados de las competiciones más seguidas (Premier, Bundesliga, Serie A o Champions) y LiveTexts con el sello MI (Italia, Europa underground o Copa Libertadores)!

Related posts

3 comments

Es el mejor momento posible para que el Olympiakos tenga opciones de dar la sorpresa. El United no encuentra el camino, y Míchel está cuajando un buen conjunto. Aun así, es Champions, y el potencial de los ingleses es mucho mayor. Bastará con un par de arreones de Rooney o Van Persie para solventar el cruce.

Creo que el United no nos deleitará con un gran juego, pero este año está demostrando que deja la mala suerte de lado en esta competición.

No será campeón, pero creo que pasará de ronda sin sufrir demasiado.

Deja un comentario

*