Großkreutz le da un vuelco a todo

Robert Lewandowski se exhibió en la victoria del Dortmund en el campo del Braunschweig (foto: Focus Images Ltd)

Como dicta la celebérrima Ley de Murphy, todo lo que podía salir mal estaba saliendo mal. Eso debía pensar Jürgen Klopp. Su equipo estaba fallando una ocasión detrás de otra, merecían ganar y el rival estaba con diez futbolistas, pero los goles no llegaban. Seguro que se le ha pasado por la mente que el gol marsellés había sido en fuera de juego, que Robert Lewandowski nunca marra ocasiones clamorosas, que apremiaba el tiempo y que el Nápoles iba ganando. Pero la Ley de Murphy también se puede quebrar, o traspasar, pensaran en la región italiana de Campania. Era el minuto 84 de encuentro y después de un mal rechazo y un toque de Schieber, el esférico quedó botando para el disparo de Großkreutz, y tras una infinidad de rebotes acabó sobrepasando el alcance de Mandanda. Subidón amarillo: de estar fuera a ser primeros.

Robert Lewandowski está hecho para las batallas. Nunca se arruga, y esta noche no ha sido la excepción. Se llevaban apenas cinco minutos de encuentro en el Vélodrome, y el polaco ya se había puesto el equipo a la espalda, marcando el primer gol. Una jugada muy suya, protegiendo el balón con el cuerpo, pero sin dejar de moverse, pensando siempre en la mejor posición para rematar. El gol ha parecido darle la calma al equipo germano, que sin embargo no estuvo atento en la acción del empate. Es cierto que Diawara está en fuera de juego, pero tanto el primer remate local al larguero, como la posición del central marsellés en el remate final, denotó algo de falta de oficio en una zaga diezmada por las bajas. Después vino la expulsión de Payet por doble amarilla. Dos tarjetas en dos minutos, una por fingir un penalti de forma bastante pésima. Payet, que es muy bueno, no ha sabido llevar bien estar en un equipo que ha defraudado de forma notoria.

La segunda mitad ha sido de claro dominio alemán. Han tenido ocasiones prácticamente todos los jugadores de ataque del equipo de Westfalia. Aún así no se puede decir que Reus y Kuba hayan jugado bien, a los dos se les ha visto más desacertados de lo habitual, prueba de ello es que ambos han acabado sustituidos pese a la necesidad de gol.

El conjunto francés aguantaba como podía, la expulsión de Payet les ha hecho tanto daño que en su mente ya solo cabía el intento de amarrar un punto para salvar la vergüenza de dejar el casillero vacío. Así que han situado dos líneas de cuatro delante de Mandanda, y a esperar. Mientras que Klopp ha acertado, apostando por seguir jugando de forma ordenada y al toque, pese a las urgencias. Además mantener a Großkreutz, que parecía que podía ser sustituido, ha resultado, a la postre, una decisión catártica.

Así que los alemanes estarán en octavos como primeros de grupo. Además poco a poco irán volviendo los jugadores lesionados, con lo que de nuevo debemos sumarlo al carro de los favoritos para ganar la competición.

ACCEDE AL RESTO DE POSPARTIDOS DEL DÍA HACIENDO CLICK SOBRE LOS PARTIDOS:

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

3 comments

“Que Robert Lewandowski nunca marra ocasiones clamorosas”

¿En serio? ¿En serio? Lewandowski es un delantero genial en muchos aspectos pero su porcentaje goles/ocasiones es paupérrimo. Sus datos goleadores hablan bien de la cantidad de oportunidades que genera el Dortmund más que otra cosa.

A ver, me refería a una ocasión clamorosa cómo la de hoy. Sin portero ni oposición. Yo no recuerdo ninguna así.

Deja un comentario

*