Lopetegui y Paulo Sousa, ante su gran noche

En pocos meses, Sousa ha pasado de ser indiscutible a temer por su futuro en Florencia. Foto: Focus Images Ltd

Julen Lopetegui y Paulo Sousa han hecho algunas cosas grandes ya como entrenadores de fútbol. El guipuzcoano se proclamó campeón de Europa con la selección española en las categorías sub-19 (2012) y sub-21 (2013). El portugués levantó la Copa de la Liga húngara con el Videoton (2012) y la liga israelí con el Maccabi Tel Aviv (2014). Dignísimos triunfos todos ellos, pero nada comparable con la posibilidad de clasificarse por primera vez para unos cuartos de final de la Champions League. La sala VIP de la fiesta más privada de la súper-élite está ahora a la vuelta de la esquina. Noventa minutos en Dragao -o ciento veinte, quién sabe- decidirán quién se lleva la invitación para codearse con los entrenadores más glamourosos del continente.

A Paulo Sousa, es evidente, las alturas no le asustan. La música de la Champions no le causa vértigo alguno, sino más bien recuerdos de tiempos felices. Fue campeón como jugador dos veces. Dos veces consecutivas con equipos distintos (con la Juventus en 1996 y con el Borussia Dortmund en 1997). Pero su experiencia en la competición es infinitamente superior a la de la práctica totalidad de la plantilla a la que dirige en Basilea (sólo Walter Samuel, que levantó la Copa con el Inter de Mourinho en 2010, se aproxima a su palmarés). Por ello, y también por el 1-1 de la ida en Suiza, su equipo parte con el papel de outsider total pese a sus continuos éxitos europeos en las últimas campañas, en las que ha dejado víctimas ilustres por el camino.

Fabian Frei Basilea Basel FocusFabian Frei celebra el gol que permitió al Basilea eliminar al Liverpool en Anfield en la presente Champions League (Foto: Focus Images Ltd).

Sousa, que pese a nacer relativamente cerca de Oporto nunca jugó en los dragoes -y sí en sus dos grandes rivales nacionales, el Benfica y el Sporting-, sabe que defender tan atrás como en la segunda parte del duelo de Saint Jakob’s Park sería algo difícil de soportar ante un adversario que se encuentra en un buen momento y que viene precisamente de derribar un planteamiento conservador en Braga mediante la paciencia y el acierto de Cristian Tello (cuatro goles en los últimos dos partidos). Por eso habló ayer en la conferencia de prensa de intentar plantarse bastante más lejos de su propia portería y aprovechar la velocidad en ataque. En este sentido, el preparador luso espera que tenga continuidad el buen tono ofensivo mostrado en los dos últimos compromisos en torneos nacionales (la victoria ante el modesto Müsingen por 1-6 en cuartos de final de Copa y el 3-0 que le endosaron al Thun para seguir con siete puntos de ventaja con respecto al Young Boys al frente de la liga suiza). El albanés Shkëlzen Gashi (17 goles esta temporada ya tras llegar a Basilea el pasado verano procedente del Grasshoppers) y el japonés Yoichiro Kakitani (autor de un hat-trick revitalizador hace seis días para llevarse todos los titulares en el acceso a semifinales de la Schweizer Pokal) salieron reforzados de estos partidos, pero la recuperación de Derlis González, sustituido por lesión en el choque de ida, es la mejor noticia posible para Sousa. El paraguayo, de hecho, ya reapareció cuatro días después del encuentro ante el Oporto y ha sido titular en los tres duelos ligueros del Basilea desde entonces. Le dieron descanso frente al Müsingen, pero ha venido participando con regularidad en las últimas semanas. La ausencia más notable de los helvéticos será la de Marek Suchy, sancionado por acumulación de amonestaciones, aunque el regreso de Fabian Schär mitiga los efectos de la baja del zaguero checo. Walter Samuel, que ya no es titular habitual a sus 36 años, suplió al joven suizo en la ida y probablemente lo acompañe ahora en la pareja de centrales en la vuelta.

Jackson Martinez Oporto FocusUna imagen que hoy no se repetirá: Jackson Martínez está lesionado y se pierde el choque de vuelta ante el Basilea (Foto: Focus Images Ltd).

Para Julen Lopetegui también hay una noticia buena y otra mala. Por un lado, pierde a Jackson Martínez, su delantero centro indiscutible. Por el otro, recupera a Óliver Torres, lesionado en la ida en Basilea. El buen nivel mostrado por Vincent Aboubakar en la última media hora del triunfo del pasado viernes en Braga (donde el camerunés sustituyó al colombiano tras su problema en el aductor y acabó asistiendo a Tello para el 0-1) debe tranquilizar al preparador español, que incluyó en la convocatoria al joven Gonçalo Paciencia (hijo de Domingos) como recambio para la demarcación de atacante. Si Óliver está en condiciones, lo lógico es que recupere su puesto en el centro del campo, donde el brasileño Evandro (firmado del Estoril el pasado verano) le ha remplazado en los últimos partidos (lo que ha evidenciado una vez más la escasa confianza que Lopetegui le tiene a Juan Fernando Quintero). De hecho, en Braga, cuando el 0-0 se prolongaba y el técnico español necesitaba buscar alternativas en la generación de fútbol, su solución fue introducir a Quaresma y situar a Brahimi en una posición más interior, no recurriendo tampoco al talento del zurdo colombiano. En cualquier caso, al ex seleccionador español sub-21 ya no se le puede criticar que varíe tanto en sus formaciones. Tras el formidable nivel mostrado por Marcano y Casemiro en los últimos choques, la columna vertebral del equipo parece ya perfectamente definida.

Alineaciones probables:

Porto vs Basel - Football tactics and formations

 

¿Quién se clasificará? Las cuotas indican un claro favoritismo del Oporto…

 

Foto de portada: Focus Images Ltd.
Las cuotas mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.

Related posts

Deja un comentario

*