Ovación cerrada para Busquets

Sergio Busquets of FC Barcelona during the UEFA Champions League Final at Olympiastadion Berlin, Charlottenburg-Wilmersdorf
Picture by Ian Wadkins/Focus Images Ltd +44 7877 568959
06/06/2015

El Barça ya está clasificado virtualmente para la ronda de octavos de final de la Champions League tras superar 3-0 al BATE Borisov. Y lo está después de un partido en el que Luis Enrique sorprendió con un once formado por más titulares de lo que a priori se esperaba. Además, el técnico asturiano también aprovechó para volver a jugar con el 4-2-3-1 con Busquets y Rakitic en posiciones más centradas e Iniesta y Sergi Roberto aportando un poco más de amplitud en la disposición.

Andrés Iniesta parece no haber perdido el molde del balón y se volvió a mostrar una vez más muy fino rompiendo líneas de presión rivales con conducciones y pases atinados. El buen hacer del capitán del Barça rodeado de muchas opciones combinativas en la media punta le daba cierto dinamismo al juego azulgrana, pero la buena disposición de un BATE muy serio y la falta de profundidad de los laterales (Adriano nunca ha sido una versión de lateral muy profunda y Alves últimamente está jugando muy metido hacia dentro) embotellaban al Barça. Pero todo cambió en el minuto 20, cuando Ivan Rakitic se tuvo que retirar por una lesión en el gemelo y entró Munir en su lugar. Con la incorporación del canterano, el conjunto culer volvía al 4-3-3 habitual y ahí el de Galapagar aportó bastantes cosas. Con las bandas ahora sí ocupadas por Neymar y Munir, no suponía un problema que los laterales estuvieran incrustados al interior pues ellos ya se encargaban de amenazar en el cambio de orientación, a la espalda del lateral; el propio Munir provocó el penalti que transformó Neymar con un peculiar lanzamiento a pie parado en el minuto 30.

Andrés Iniesta dejó algunas de las mejores acciones del partido (Foto: Focus Images Ltd).
Andrés Iniesta ha vuelto a un gran nivel. Con su regreso parece que el Barça ha recuperado parte de su fluidez de antaño en el juego. Foto: Focus Images Ltd.

Como ya dijimos en la previa, la eclosión de Sergi Roberto sumada al buen regreso de Iniesta puede dar lugar a un centro del campo bastante interesante de cara a los partidos importantes que le vienen al Barça. De confirmarse la baja de Ivan Rakitic, será muy interesante volver a ver un centro del campo tan ‘vieja escuela’ aunque a decir verdad lo mejor de Roberto es su capacidad de dominar ambos registros, de leer a la perfección los movimientos que requiere el juego posicional o de sentirse también cómodo en el vértigo. Precisamente del vértigo nació la jugada del 2-0; tras una incorporación del BATE a la portería de Ter Stegen, el Barça contragolpeó con maestría generando una jugada que no podía acabar de otra forma: finta y disparo animal de puntera, con el alma de Luis Suárez.

Era una de las pocas jugadas en las que el conjunto bielorruso no cerró bien, pues hay que destacar el buen papel de los de Aleksandr Yermakovich. Como ya pasó en Borisov, el BATE no fue el típico rival replegado durante los noventa minutos y hubo tramos en los que se atrevió a encimar un poco más al Barcelona arriba, intentando en todo momento mantener las líneas lo más juntas posibles para incomodar la triangulación azulgrana. Además, a diferencia de lo que sucedió en el encuentro en Bielorrusia, los de Yermakovich tuvieron un poco más de profundidad y mordiente en el ataque, llegando a incomodar a Ter Stegen en alguna ocasión.

Ya en las postrimerías del partido Neymar puso el tres a cero definitivo culminando un preciso pase de Luis Suárez desde la banda derecha que confirma que el uruguayo es mucho más jugador que el rematador brutal del segundo gol y que pese a no ser el partido brillante de otros días pasados Neymar volvió a certificar con goles su permanente labor de desborde, generación de juego y desmarque.

Mención aparte para Sergio Busquets

Sorprendió la entrada de Busquets en el once titular, teniendo en cuenta que a lo mejor Luis Enrique decidía reservar a una de sus piezas clave en un partido de menor entidad. No obstante, el asturiano lo puso porque sabe perfectamente de la importancia del canterano en la continuidad y fluidez del juego del equipo y Sergio volvió a estar otra vez inconmensurable. Tras una mala época con una incómoda pubalgia de por medio, existía la duda razonable de saber si volveríamos a ver al gran Busquets de la era Guardiola en un engranaje con unos mecanismos significativamente distintos. El de Badía del Vallés, jugador inteligente como pocos, se supo adaptar al nuevo ecosistema o mejor dicho supo hacerse suyo el ecosistema. Ya a finales de la temporada pasada volvió a mostrar una excelente versión pero tiene incluso más mérito su labor ahora, pues gran parte del resto del equipo parece no estar aún al cien por cien. El ‘5’ azulgrana parece estar en su plena madurez futbolística: sabe interpretar el juego como pocos, está siempre bien colocado y toma siempre la decisión correcta haciendo mejores a sus compañeros. Viéndolo a este nivel no es de extrañar que el propio técnico del Barça dijera de él hace pocos días que es el mejor centrocampista del mundo. Un espectáculo.

Foto de Portada: Focus Images Ltd.

Related posts

4 comments

Mira que no me cae bien Busquets, pero hay que reconocer que es un jugadorazo, bajo mi punto de vista el mejor en su posición, es que ahí es un maestro, lo hace todo bien, además siempre con elegancia y la cabeza levantada. Un fuera de serie vamos.

La crónica como siempre muy buena. Lo único en el texto del pie de foto hay un error “ha recuperado”. Saludos.

Deja un comentario

*