Partido de estrenos

Allegri Focus

El Juventus Stadium acogerá esta noche el primer partido en la Liga de Campeones de la nueva Vecchia Signora, comandada por Massimiliano Allegri. El flamante entrenador de la Juve, recibido al inicio con críticas y recelo por parte de su actual afición, pretende dar el paso adelante en Champions que Antonio Conte, su predecesor, no consiguió realizar la temporada pasada. Ante el conjunto bianconero estará el Malmö, el club más grande de Suecia y el único del país que ha llegado a una final de la Copa de Europa. Esta es la primera fase de grupos para el equipo celeste, que escuchará por primera vez el himno de la Champions en una plaza donde nadie gana desde abril del año pasado, cuando el Bayern de Jupp Heynckes venció por 0-2 en la vuelta de cuartos de la Liga de Campeones 2012/13.

La Juventus debe dominar

El guión del partido entre Juventus y Malmö es sencillo de imaginar. Al igual que en sus dos primeros partidos de Liga ante Chievo y Udinese, los de Massimiliano Allegri se encontrarán a un equipo cerrado y que buscará hacer daño a través de balones largos a los delanteros y acciones de contragolpe, normalmente conducidas por sus hombres de banda. La Juve, acostumbrada a este contexto en su campeonato y sintiéndose cómoda con un papel dominador, atacará sin cesar. El centro del campo de la Juve, con las bajas de Pirlo, Vidal y Pereyra presumiblemente formará con Marchisio de pivote y Pogba-Asamoah de interiores. Los tres gozan de un muy buen disparo y tanto Marchisio como Pogba tienen la calidad para filtrar balones con precisión. Por los costados serán importantes las subidas de Lichtsteiner y Evra, dado que el Malmö tapará el medio con muchos  jugadores. Por la banda derecha incluso podría sumarse al ataque Martín Cáceres, que en principio estará acompañado en la línea de tres zagueros por Bonucci y Chiellini, prácticamente recuperado de una lesión muscular. En la delantera, Llorente es un jugador realmente útil ganando envíos altos, aguantando la pelota o entregando balones de cara. De esta faena se aprovecha Tévez, que hoy tiene una buena oportunidad de romper su maldición con la Champions (no marca en el torneo desde 2009). En definitiva, la Juve acumulará muchísimos jugadores en ataque aprovechando la disposición defensiva del rival y con la calidad que tiene tanto en el medio como arriba no debería tener demasiados problemas para resolver el partido. Además, el equipo ha empezado la Liga adelantándose muy pronto en el marcador en los dos partidos que ha jugado, así que encarrilar el encuentro desde el principio sería el primer paso para evitar sustos ante un rival netamente inferior.

Marchisio Juventus - calciostreaming
Marchisio sentenció el partido ante el Udinese. Foto: calciostreaming

El Malmö, previsiblemente, se cerrará atrás y se centrará en enviar balones largos para encontrar a Rosenberg y a Thelin cuando este se encuentre por el centro. La otra baza consiste en encontrar a los jugadores de banda. Si bien por la derecha irán apareciendo o Thelin o Eriksson, el lado izquierdo es indiscutiblemente de Forsberg, un extremo atrevido y con calidad que tiende a ir hacia dentro, ya sea para asistir a los delanteros o buscar la jugada individual. Aunque fue titular (y uno de los mejores) en la ida del playoff ante el Salzburgo, parece que Kroon, también extremo, se quedará en el banquillo. Se espera que Age Hareide lo utilice como revulsivo si el partido llega abierto a los últimos minutos. En defensa, el equipo suele cerrar cerca de su área disponiendo dos líneas de cuatro y defendiendo organizadamente.

Age Hareide, en rueda de prensa: “Tenemos el objetivo de jugar lo mejor que sabemos. La Juve acaba de iniciar la temporada y esto nos puede beneficiar. Tras el partido frente al Udinese vimos que estaban cansados, mientras que nosotros estamos acostumbrados a jugar tres partidos por semana. Debemos dar lo mejor de nosotros mismos”.

“La Juventus debe de pensar que somos el rival más sencillo, que en realidad los partidos difíciles son contra Olympiakos y Atlético de Madrid, así que estamos aquí con la intención de causarles problemas”.

En la línea defensiva es irrenunciable la pareja de centrales Helander-Johansson, siendo este último el más sólido de los dos. El Malmö es un equipo limpio, que no comete muchas faltas y cuyo doble pivote Adu-Halsti tiene dificultad para robar balones. El equipo celeste suele recuperar la pelota cerca de su propia área, con lo que le cuesta bastante salir a la contra con peligro. Es por esto que el balón largo es una baza fundamental de este equipo, confiando en el momento dulce que vive Markus Rosenberg, el ex del Werder Bremen y el Racing de Santander, que ha anotado 10 goles en sus últimos 11 partidos. Los suecos tendrán las bajas del extremo diestro Thern (fractura de peroné) y del indiscutible lateral izquierdo Ricardinho (lesionado de la rodilla). No está inscrito en esta competición por su grave lesión de rodilla Guillermo Molins, el exatacante del Betis.

Objetivo claro para Allegri

El nuevo entrenador de la Juventus ha comentado en rueda de prensa que su equipo debería llegar a cuartos de final. En tal caso, igualaría la mejor actuación de la Vecchia Signora con Antonio Conte al mando, cuando el Bayern les eliminó en cuartos de la 2012/13 con un claro 4-0 global. Tras el buen concurso europeo hace dos temporadas, se esperaba que la Juve continuase en línea ascendente, pero en la 2013/14 el equipo bianconero se fue de la Champions en la fase de grupos. Quedaba el consuelo de la Europa League, cuya final se jugaba en el Juventus Stadium, pero los turineses tampoco pudieron ganar el título en casa tras ser eliminados por el Benfica en semifinales. Después de la decepción europea, Conte ganó su tercer scudetto en tres años y se marchó. Lo hizo dejando un bloque, un sistema y un estilo de juego muy consolidados.

Allegri en rueda de prensa: “La Juventus fue eliminada el año pasado en la fase de grupos, pero jugó bien. En Europa, a veces no consigues lo que te mereces, pero este es un gran equipo y el objetivo deben ser los cuartos de final”.

“He encontrado un grupo de jugadores que, después de tres años de éxitos en Italia, saben que este será un año mucho más difícil que los anteriores. Ellos lo han aceptado y creo que estamos jugando bastante bien”.

La complicada misión de Allegri es hacer que la Juve se abone a la élite del fútbol europeo después de un verano en que se ha vuelto a fichar más fondo de armario que estrellas. En esta clave han llegado jóvenes como Morata, Coman o Pereyra para reforzar el ataque juventino, un veterano como Patrice Evra para ser titular en banda izquierda o Rômulo, que puede jugar tanto en el carril derecho como en el centro del campo. En lo que se refiere al sistema, se ha especulado con que Allegri podría cambiarlo, disponiendo una línea de cuatro defensas que rompería con los tres centrales que siempre utilizó Conte. De momento, esto no se ha producido, con lo que la Juve mantiene su característico 3-5-2, aunque las bajas de Pirlo, Vidal, Chiellini y Barzagli durante el comienzo de temporada no han permitido ver al mejor equipo posible sobre el césped.

El debut de todo un subcampeón de Europa

En 1979, el Malmö vivió el momento cumbre de su historia. El 30 de mayo de ese año, en el Estadio Olímpico de Múnich y tras uno de los desenlaces más inesperados de la Copa de Europa, el equipo sueco se plantaba en la final. Por el camino, el Malmö había doblegado a Monaco, Dinamo de Kiev, Wisla Cracovia y Austria de Viena. En esa final, frente al Nottingham Forest, Trevor Francis desequilibró la balanza y puso el 1-0 que dio el primero de sus títulos europeos al conjunto de Brian Clough. Ese año, el cuadro inglés renunció a jugar la Copa Intercontinental, con lo que el Malmö tenía oportunidad de repetir lo que había hecho el Atlético de Madrid en 1974: ganar el título sin haber sido campeón de Europa. Pero tampoco pudo ser, porque Olimpia de Asunción ganó tanto en Suecia como en Paraguay y se llevó la Intercontinental.

Malmo Eriksson  Holger Motzkau

Eriksson marcó un golazo de volea ante el Salzburgo en el playoff. Foto: Holger Motzkau

Desde que se creó la Champions League en la temporada 1992-93, sólo tres equipos suecos habían disputado hasta este año la fase de grupos: el Göteborg, el AIK y el último que lo consiguió: el Helsingborgs (eliminó en la previa al Inter de Milán). Ahora se ha sumado el Malmö, al que dirige Age Hareide desde enero de este año. El preparador noruego, que la semana que viene cumple 61 años, es entrenador desde hace casi tres décadas, después de retirarse como futbolista profesional. Su mayor reto fue dirigir a la selección de Noruega entre 2003 y 2008, a la cual no consiguió clasificar ni para el Mundial 2006 ni para la Eurocopa 2008. Mejor suerte ha tenido en el Malmö, al que tiene líder de la Liga a falta de 7 jornadas y donde ha alcanzado la fase de grupos de la Champions tras superar tres rondas previas, en las que dejó fuera a Ventspils, Sparta de Praga y Salzburgo. La clave fue un juego contragolpeador y la fortaleza del equipo en su campo, el Swedbank Stadion. En casa, el cuadro celeste remontó los cruces ante checos (2-0 tras 4-2 en Praga) y austríacos (3-0 tras 2-1 en Salzburgo), con sendos dobletes de Markus Rosenberg, la gran referencia de este equipo.

JUV-MFF

 Alineaciones probables
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

4 comments

El centro del campo de la Juve, mermado por las bajas, me genera bastantes dudas. No sé hasta qué punto sería un acierto poner a Marchisio como medio posicional, con Asamoah y Pogba por delante, teniendo disponible a Rómulo, cuya posición natural es el pivote. Nada que objetar a la adaptación de Asamoah (aunque lo prefiero como carrilero), pero bueno, quizá un medio con Rómulo, Pogba y Marchisio sea mejor elección.
Arriba Tévez es intocable, y no tengo tan claro que su acompañante vaya a ser Llorente. Sería inteligente no plantear una batalla en juego aéreo contra una defensa sueca que se prevé cerradísima, sino más bien apostar por la movilidad y el talento de Coman, al que he visto ya mezclar de maravilla con el Apache.
Mi 11, por tanto, lo formarían:
Buffon, Asamoah, Chiellini, Bonucci, Cáceres, Lichsteiner, Rómulo, Marchisio, Pogba, Tévez y Coman.

Malmö es probable que juegue con 5 atrás, incrustando a Halsti entre los centrales. Lo probó este fin de semana contra Häcken y aunque fue un desastre y tuvo que cambiar a la media hora, parece que repetira, aunque esta vez con Erik Johansson (jugó el lateral, Concha). Se quedará Adu como mediocentro posicional, con Forsberg y Eriksson como interiores y arriba Thelin y Rosenberg. Parece que la mayor posibilidad de desequilibrar que tendrá la Juve será por fuera con Lichtsteiner y Evra/Asamoah.

Es ciertamente complicado que los suecos consigan algo positivo hoy, aunque en los últimos años a la Juve se le han atragantado los rivales nórdicos, recuerdo empates con Nordjaelland y Kobenhavn, aunque no en Turin.

Tengo que ver más a Coman el cual me dejó una grata impresión el primer día, pero de todos modos para ciertos partidos o momentos creo que la Juve igual tendría que haber firmado algún enganche incluso de perfil medio sino podían gastar demasiado, tipo Ricky Alvarez o alguien así, hay partidos que les falta un punto de claridad aun teniendo dominio.

Buen analisís Nordic.

Nada más que añadir,una pena la lesión de Molins,porque empezó el año espectacular y hubiera sido un jugador super importante para esta competición.
Nada que perder esta noche,pero haber si damos guerra,yo creo que si,sobre todo en Malmö.

AUPA MALMÖ

Deja un comentario

*