Patrick Roberts llama a la puerta de Guardiola

Patrick Roberts of Celtic (left) looks to find a way past Gael Clichy of Manchester City during the UEFA Champions League match at the Etihad Stadium, Manchester
Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420
06/12/2016

Manchester City y Celtic volvieron a sellar el empate, como en el último choque disputado en The Paradise, pero sin aquel frenesí de goles. El duelo estaba marcado en la previa por apenas tener más aliciente que ver la reacción skyblue tras la derrota frente al Chelsea. Y además, ante las rotaciones anunciadas por Pep Guardiola, observar cómo se desenvolvían jóvenes como Tosin Adarabioyo o Pablo Maffeo frente a un rival correoso como el Celtic, cuyo técnico Brendan Rodgers sí presentó una formación esperada pese a su eliminación.

Manchester City 1 (Kelechi 8′)
Celtic 1 (Patrick Roberts 4′)

Manchester City vs Celtic - Football tactics and formations

El comienzo fue eléctrico, para asombro de todos. Y tuvo varios nombres propios. Uno en especial, el de Patrick Roberts. El regreso de una de las jóvenes perlas cedidas por el Manchester City era otro de los aspectos subrayados en los prolegómenos aunque sin esperar que fuera a pisar tan fuerte el acelerador. En el minuto cuatro ya le enfundó un traje a medida a Gael Clichy y a gran parte de la retaguardia citizen, colocando al Celtic por delante. Fue un puñal por la banda derecha, trazando diagonales constantemente, sobre todo durante la primera mitad.

En general todo el Celtic acabó gustando. Salvo la pareja de centrales, que en pocos momentos ofreció seguridad (Sviatchenko en especial), el resto del equipo neutralizó a un City -con más pólvora a la contra- sin Silva, Agüero, De Bruyne, Fernandinho y Sterling, para hacerse dueño del balón durante muchas fases del encuentro. La conexión entre el australiano Tom Rogic y Stuart Armstrong también fue de notable. Tanto en el repligue por detrás del balón como en ataque, zafándose en casi todo momento del agobio de Fernando, Zabaleta y Gündogan, para generar ocasiones en pocos toques.

Tom Rogic, ex de la Nike Academy, jugando con el Celtic (Foto: Focus Images Ltd)
Tom Rogic canalizó el juego ofensivo del Celtic junto a Stuart Armstrong (Foto: Focus Images Ltd)

En la última jugada de peligro del primer acto, Roberts estuvo a punto de forzar una pena máxima ante la desesperación de Clichy, que necesitó las ayudas constantes de un Leroy Sané que actuó como carrilero zurdo. Ni por esas. Incomprensiblemente, tras el paso por los vestuarios, el Celtic empezó a volcar su juego por la izquierda. Allí anduvo James Forrest hasta su lesión. Y después en botas de Gary Mackay-Steven, quien también cuajó muy buenos minutos, teniendo la ocasión del encuentro a pocos minutos del final.

Y aunque el ritmo se fue deshinchando a medida que fue avanzando el partido, el nombre de Patrick Roberts permaneció en la mente de todos los presentes. Para él no era simplemente un duelo sin alicientes a efectos clasificatorios, sino una oportunidad para llamar a la puerta de Guardiola. La carta de presentación para su regreso. A sus todavía 19 años, causó grata impresión ante la hinchada. Al acabar, el técnico catalán no quiso ser tan generoso como Rodgers ante los micrófonos, pero sospecho que muchos saldrían del Etihad con el convencimiento de que merece volver para vestir la skyblue. La actuación de ayer, con su primer gol en Champions, debe servirle para confirmar que anda en buena dirección, pero ‘sólo’ justo en mitad de un largo camino.

“Vamos a hablar de ello al final de la temporada. Conocemos su calidad, pero la decisión no se basa en un partido, sino en una temporada”, manifestó Guardiola.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*